superar muerte de familiar

Superar el duelo de un ser querido: 6 pasos que te ayudarán

Categoría: Psicoterapia

El dolor que se siente cuando se pierde a un ser querido es verdaderamente inmenso. Aquellos de ustedes que lo han vivido o lo están viviendo ahora en sus vidas, entienden lo que quiero decir. No se está nunca listo para enfrentar la muerte y dejar a un ser querido que se vaya, pero la Vida nos lleva a vivir también este tipo de experiencias.

La manera en que cada uno de nosotros enfrenta el dolor del duelo es de verdad muy personal y distinto de persona a persona. Sin embargo, la idea de escribir este articulo es con la esperanza que pueda ayudar a quienes estén pasando en este momento o han pasado por este trance.

  1. Acepta lo que sientes. Permítete expresar tus sentimientos. No niegues lo que sientas. Abraza tu dolor y déjalo venir a la superficie. Cuando perdemos una persona querida, el dolor que experimentamos verdaderamente nos perfora. Sentimos una mezcla de incredulidad, rabia, derrota, traición, decepción e impotencia. En aquellos momentos tenemos que recordar siempre que no existen emociones justas o equivocadas, existen emociones y basta. No nos juzguemos.
    Aceptemos lo que vivamos y démonos el permiso de expresarlo. Cuando sostenemos nuestro dolor y no lo dejamos salir a la superficie, cuando se queda dentro de nosotros en cualquier parte de nuestro cuerpo, creándonos incluso malestares físicos, enfermedades, etc.. Mientras mostramos nuestro dolor, imaginemos todo aquello que queremos liberarnos. Puede parecer una paradoja, pero no nos podemos librar de un dolor si primero no lo aceptamos, abrazamos y le plantamos cara. Lo frecuente es fingir que no existe, mas ese dolor crecerá dentro de nosotros hasta que nos liberemos, si no continuaremos sufriendo.
  2. Recuerda ser dulce, gentil y paciente contigo mismo/a cuando estés en un momento de duelo. Date apoyo sobre todo con tus pensamientos. Cuando muere un ser querido, casi siempre nos ponemos a pensar y a pensar cosas que, en lugar de ayudarnos, nos ponen todavía más tristes y melancólicos. Pensamientos cómo: “¿Cómo voy a hacerlo ahora sin él/ella? Me quedé solo/a… No podré volver a decirle cuánto le quería… La Vida es injusta… Soy verdaderamente desafortunado… ¿Por qué todo me pasa a mí..?” Son pensamientos legítimos, pero también muy disfuncionales para nuestro bienestar emocional.
    Este tipo de pensamientos nos hace entrar en una espiral de sentimientos de culpa, nos hace ver todo negativo y nos hace todavía más vulnerables. Lo que podemos intentar hacer es ayudarnos a pasar por el dolor con aceptación y confianza, para poder después transformarlo con serenidad en una ocasión de crecimiento. Nos ayudará decirnos palabras de amor y de apoyo. Este tipo de diálogo interno nos tranquiliza y nos da esperanza. El mensaje que llega a nuestro corazón es que pase lo que pase, nosotros estaremos siempre para cuidarnos y ocuparnos de nuestras emociones y nuestras necesidades.
  3. Date tiempo. No fuerzes nada que no te sientas listo/a de enfrentar.
    A lo mejor hay días que te sientes mejor y otros que todavía sientas ganas de llorar, de estar melancólico y con ganas de estar solo. ¡Es perfectamente normal que todo esto suceda! Suelen pasar entre 12 y 24 meses para superar un duelo. El tiempo seguramente alivia las heridas, nos ayuda a mirar las cosas desde otro punto de vista y nos permite de tomar distancia del acontecimiento doloroso, pero tenemos que darnos la posibilidad de hacer un paso a la vez, diariamente, poco a poco.
  4. Concéntrate en imágenes positivas. Podemos imaginar a la persona querida (si, por ejemplo, nos a dejado después de una enfermedad) llena de luz y por fin en paz. El sufrimiento es una lección que debemos cruzar y aprender a manejar en esta vida.
  5. Reconoce en todo caso la belleza que está en tu Vida. La muerte es parte de la Vida. Pero la Vida lleva siempre también muchas cosas maravillosas: Puede que te ayude pensar en ellas y continuar a apreciándolas. A veces bastan pocos instantes: admirar la belleza de una puesta de sol, sentir una profunda conexión con la naturaleza, apreciar un bonito día de sol, respirar el perfume de una flor. Son en momentos como estos donde podemos encontrar mucha fuerza, serenidad y paz.
  6. Haz algo positivo en el nombre de la persona que has perdido.
    Recuerda todo lo que la persona querida te ha enseñado mientras estaba viva, cuánto te ha amado y cuánto tú le amabas. Con el tiempo, cuando le recuerdes, podrás volver a conectar con el amor, la dulzura y la serenidad. Podrás incluso sentir gratitud con todo lo que te ha transmitido cuando estaba contigo.
    Puedes también decidir, en su honor, comprar una planta o plantar un flor particular que podrás ver crecer día día, o emprender un proyecto de beneficencia en su nombre. Haz todo lo que pueda dar un significado al duelo que estás pasando.
Cita Gratuita

Reserva una Cita Online con un Psicologo

Puedes conocernos, contarnos tu situación y descubrir junto a un Psicólogo Experto cómo la Psicología Positiva te puede ayudar

Aunque, como hemos dicho, el duelo necesita de tiempo, si el dolor es demasiado intenso o lleva contigo demasiado tiempo, puede que te ayude hablar con un psicólogo, que mediante una terapia en una conversación te ayude a pasar por este proceso sin tanto sufrimiento.

IEPP
IEPP

Somos un equipo multidisciplinar de 50 profesionales que te prestará una atención cercana y de calidad. Nuestra experiencia se remonta al año 2010, desde entonces hemos sido pioneros al utilizar técnicas de la Psicología Positiva en todos nuestros centros.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Glosofobia: puedes dejar de tener miedo de hablar en público

¿Tienes una exposición grupal en tu trabajo el próximo mes y no dejas de darle vueltas a que no vas a ser capaz de hacerlo?…

Hablar en Público: Conoce las bases de una buena oratoria

“Tiene gracia que el considerado como uno de los padres de la oratoria, Demóstenes de Peania, fuera tartamudo.” Cómo hablar en público es algo que…