campasión con los demás

Compasión: la imposibilidad de sentir el sufrimiento como ajeno

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicólog@)

6 febrero, 2024

Cada vez que has ayudado a alguien a levantarse después de una caída, o que has donado algún tipo de material a personas desfavorecidas, si has llevado a un perro perdido a su dueño o has ayudado en alguna catástrofe lo has hecho movido por compasión: cantidad de acciones en miles y miles de lugares de todo el mundo en este momento, están ocurriendo por compasión.

Com (compañía) + patior (sufrir) + -ion (acción): “la acción de sufrir juntos”

Definición

La compasión es un sentimiento o emoción de tristeza que se siente cuando vemos el sufrimiento de alguien y que nos impulsa a reducirlo o intentar evitarlo.

Como lo explica el budismo: la compasión es el deseo de que los demás estén libres de sufrimiento, desde está corriente se cree que la felicidad es un sentido de profunda satisfacción, y ese agrado viene dado por el afecto humano compasivo, mientras más compasiva es nuestra mente, mejor funciona nuestro cerebro.

La empatía es la capacidad de entender los sentimientos y la conducta de los demás y la compasión es la misma empatía sumado a la acción de eliminar o disminuir el sufrimiento en alguien. El amor es el deseo de que los demás sean felices. La compasión es lo que sucede cuando el amor se encuentra con el sufrimiento.

Según Kornfield (2008), vivir con compasión no significa que se tengan que donar todas las posesiones, acoger a todos los mendigos ni arreglar todos los problemas de la familia extensa o comunidad.

“Compasión no es codependencia, no implica perder el respeto por nosotros mismos ni sacrificarnos ciegamente por los otros”

Kornfield, 2008.

Podemos nombrar tres tipos de compasión: la que dirigimos a otros, la que recibimos de otros y la que proyectamos hacia nosotros.

Desarróllate profesionalmente
La sociedad y las empresas están buscando Expertos en bienestar
La Psicología Positiva aumenta el bienestar, la autoestima y el manejo emocional.
Conoce herramientas y ejercicios que ponen el foco en las emociones positivas
Desarróllate profesionalmente
La sociedad y las empresas están buscando Expertos en bienestar
La Psicología Positiva aumenta el bienestar, la autoestima y el manejo emocional.
Conoce herramientas y ejercicios que ponen el foco en las emociones positivas

Beneficios de la Compasión

La conducta compasiva genera importantes beneficios en el sistema neurológico:

  • Un componente cognitivo: que incluye la atención al sufrimiento ajeno, la evaluación de ese sufrimiento y la capacidad que tenemos para intervenir y ayudar a aliviar al otro.
  • Un componente conductual: el compromiso y la decisión dirigidas a eliminar el sufrimiento. Todos los componentes se combinan y relacionan en la acción compasivo, ayudar a reducir el sufrimiento a alguien nos proporciona bienestar.

¿Cómo desarrollar la compasión?

Gilbert nos dice que para desarrollar la compasión es importante practicar la atención hacia el sufrimiento de los demás, despúes es necesario desarrollar la empatía que consiste en realizar un esfuerzo para entender bien lo que significa el sufrimiento en esa persona, se trata de verlo a través del otro, a la vez que la empatía se debe desarrollar simpatía que es el afecto hacia otra persona y finalmente se potencia la compasión llevando a cabo conductas para reducir el sufrimiento que hemos percibido.

Edúcate en la compasión: recomendaciones

  • Tener muy claro que significa compasión y en qué se diferencia de la pena y de otros conceptos
  • Meditación: imprescindible su entrenamiento porque te ayudará a prestar atención plena a las cosas que son importantes, aquí tienes dos ejercicios que pueden ayudarte:

Crear una imagen compasiva

  1. Sitúate en el presente, siente tus emociones, pensamientos y sensaciones, y piensa en alguien a quien quieres y que esté sufriendo, se consciente de donde podría verse manifestado ese sufrimiento, aunque no lo hayas visto. Date cuenta si ha cambiado algo tu sensación. Piensa en ayudar a esa personas a superar su sufrimiento, deséalo. Mantén ese pensamiento durante un rato
  2. Piensa ahora en tu sufrimiento y traspasa el deseo de ayudar a los otros a ayudarte a ti.
  3. Piensa ahora en una persona que no conozcas, pero que sepas que está sufriendo, y vuelve a hacer los puntos 1 y 2. 4.
  4. Lo mismo con alguien que no te caiga bien.
  5. Repítelo una vez al día.

Meditación en el amor

Es un ejercicio de conciencia plena, concéntrate en tratar de generar sentimientos de compasión. Visualiza a una persona que has cuidado y querido, imagínatela sonriendo y recibiendo con agrado tu cariño, refleja hacia ti el amor que has sentido hacia ella, recuerda sentimientos que has tenido cuando alguien ha sido cariñoso contigo, puedes repetir la frase que mejor lo refleje.

¿Quieres conseguir manejar mejor las emociones y aprender a limpiar la mente de tanto ruido? Descubre más sobre nuestro Experto online en mindfulness.

Escritura compasiva

Escribe tus pensamientos en forma de carta o párrafo, por ejemplo: “Mi amigo no me ha llamado, he estado esperándole mucho tiempo, algo más importante que yo lo habrá distraído, los demás suelen ponerme en la parte de debajo de sus prioridades, de pequeña con mis padres ya me pasaba. No les importo mucho”

Ahora escríbelo pero de forma compasiva: con el deseo de cuidarte, con simpatía, sin autoengañarte ni autocriticarte, con actitud de tolerancia y abierta, amable y curiosa, sin juzgarte

  • Desarrollar aprecio y aceptación por los demás, aprender a valorar a las personas.
  • Enseñar a los niños a sentir compasión por personas que lo están pasando mal, a través de cuentos, películas, etc, a que comprendan que evitar que otros sufran, nos hace mejores, y a ayudarles a que comprendan que como dijo Dalai Lama, el amor y la compasión no son un lujo, sino una necesidad.

"Solo el desarrollo de la compasión y la comprensión para los demás puede traernos la tranquilidad y la felicidad que todos buscamos."

Dalai Lama

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

5 1 vote
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Luciana
Luciana
1 febrero, 2024 10:56 am
Valoración :
     

Que lindo lo que escribiste en este post ❤

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Luciana
2 febrero, 2024 9:08 am

¡Buenos días Renee!
Muchas gracias a ti por leernos, por estar detrás de la pantalla y por dejarnos tu feedback. Me alegra mucho conocer que el contenido sirve de ayuda y que de verdad os llega.
Un abrazo FORTE y feliz viernes

También te puede interesar

Amaxofobia o miedo a conducir. ¡Precaución, amigo conductor!

Amaxofobia, vaya palabreja… Es probable que leído así no te suene, pero si te digo miedo o fobia a conducir, igual la cosa cambia… En…

Brote Psicótico, cuando me desconecto (sin saberlo) de la realidad

Hoy nos ponemos un poquito más serios de lo habitual en el blog para hablar de un tema, que, aunque para una servidora puede resultar…