controlando celos

Los Celos: Origen y Cómo Controlarlos

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Tener celos de forma moderada es una respuesta emocional normal, habitual e inevitable. Pero sentirlos de manera exagerada, continua y descontrolada lo convierten en algo patológico. Esto es señal de que a nivel psicológico hay algo que no va bien.

Qué son los celos

Los celos son un estado emotivo ansioso que padece una persona y que se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de perder lo que se tiene, lo que se considera que se tiene, o se debiera tener (amor, poder, imagen profesional...).

Cuando aparecen en la pareja los definimos como el sentimiento de temor a perder a la persona amada, los celos son causantes de muchas rupturas sentimentales. Equiparar celos con amor es totalmente erróneo, nunca lo olvides, los celos nunca son sinónimo de amor.

Cómo evitarlos y superar los celos

  • Trabaja para aumentar tu autoestima. De esta forma ganarás confianza y seguridad en ti mismo y esto hará que no seas tan dependiente emocionalmente; y es que a mayor autoestima, menos celos.
Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

  • Olvida el pasado. Una vez que hayas detectado cuál es el problema, si lo que te está haciendo reaccionar así es culpa de alguna relación del pasado, mejor que pases página y disfrutes del momento presente. Aprende de los errores y no dejes que el pasado te condicione.
  • Piensa de forma realista. Y es que realidad sólo hay una y aunque pueda haber diversas interpretaciones, lo que importa son los hechos reales y cuantificables. Deja de ver e imaginar cosas donde no las hay.
  • Céntrate y focalízate en lo bueno y en lo positivo de la relación. No filtres de forma errónea la relación. Mira también el lado positivo y deja de centrarte y de poner la lupa únicamente en lo menos bueno.
  • Mejora la confianza en tu pareja. Esto es fundamental para una relación de pareja sana. La base de una relación sentimental es la confianza, si no confías en tu pareja, tendrás que trabajar para cambiar esto. Sin confianza, no hay nada. Querer a tu pareja, muchas veces es CREER en tu pareja.
  • Practica Mindfulness. Esta técnica tan empleada hoy en día puede ayudarte a interpretar las situaciones de manera más realista y a mejorar tu autoconocimiento emocional

Cómo controlarlos

Pero si los celos ya han aparecido y son una parte más en vuestra relación de pareja, aquí os detallamos nueve pautas para saber cómo controlar los celos:

  1. Evita pensamientos destructivos que hagan que el problema de los celos se agrave. Intenta sustituir esos pensamientos por otros de seguridad y confianza que ayuden a frenarlos.
  2. Esfuérzate en ser objetiv@ y aprende a diferenciar lo que son hechos reales de lo que puede estar únicamente en tu imaginación. Esto no es otra cosa que tomar verdadera conciencia del problema.
  3. Comunícate. Comunica tus sentimientos a la persona cuyo comportamiento ha generado los celos. Se clar@ y concis@ y es que si hay motivos reales y objetivos que justifiquen los celos lo primero que hay que hacer siempre es hablarlo. Identifica realmente cuáles han sido las conductas que te han hecho sentirte así y házselo saber. Hablar el tiempo que sea necesario, sin prisas, con calma, sin someter a una presión excesiva a la otra parte y con ánimo de disipar cualquier posible duda. El objetivo es esclarecer qué ocurre en realidad y cotejarlo con la percepción de la persona celosa, que perfectamente podría ser errónea.
  4. Procura ser más tolerante y deja espacio a tu pareja. Evita ese impulso irrefrenable que te lleva a estar en todo momento controlando y preguntándole sobre lo que hace y con quien lo hace. Es importante que la persona celosa trate de entender que el hecho de que su pareja tenga amistades y desee compartir tiempo y espacios con ellas no implica necesariamente que haya dejado de amarlo y mucho menos que vaya a serle infiel.
  5. Comenta lo que te ocurre a alguna persona de confianza y pídele consejo. No olvides que ocultar el sufrimiento y/o negarlo puede hacer que se potencie más. Los consejos y puntos de vista de otras personas pueden ayudan a analizar lo que nos ocurre de forma objetiva y a encontrar soluciones que tal vez no se nos habían ocurrido para combatir la situación. Eso sí, cuidado aquí, no confundas hablarlo con alguien de manera discreta, con ir pregonándolo y elige bien a quién cuentas lo que sientes.
  6. No caigas en las amenazas. Habla claramente de lo que te ocurre, no te dejes llevar por emociones como la rabia y la ira.
  7. No busques culpables. Procura ser responsable de lo que sientes y no olvides que tus actos sólo dependen de ti. Tú eres la única persona que puede cambiar tu conducta ante lo que estas sintiendo.
  8. Recuerda cómo manejaste una situación anterior similar. Las primeras experiencias de celos las tenemos de niños con nuestros padres. Es habitual, por ejemplo, experimentarlos ante la llegada de un hermano pequeño, en la conocida como etapa de príncipe destronado. Después pueden aparecer los celos con amigos, con adultos de referencia. Si en otras ocasiones de celos los has gestionado bien, trata de aplicar las mismas estrategias, aunque el contexto sea distinto. Por el contrario, si hasta ahora no has sabido canalizar esos celos, esta es una oportunidad para aprender y tratar de superarlos.
  9. Si consideras que la situación te sobrepasa, te sientes infeliz, no eres capaz de vencer tus celos y es la situación la que te controla a ti, pide ayuda a un experto. Está comprobado que con un trabajo conjunto entre paciente y terapeuta una persona celosa puede cambiar.

Origen

  • Baja autoestima. Falta de confianza en uno mismo. Las personas inseguras muchas veces no se sienten merecedoras del amor de su pareja y esto les lleva a desconfiar de la sinceridad y del cariño del otro. Siempre están pensando en que en cualquier momento su pareja puede conocer a alguien más atractivo y mejor que ellos y tienen miedo a que su pareja descubra lo poco que (según él o ella piensa) vale en realidad. A mayor inseguridad, más celos.

Desarrolla tu crecimiento personal con la que podrás encontrarte mejor contigo mism@ con nuestro curso de autoestima.

  • Experiencias familiares. Es probable que una persona que haya presenciado escenas de celos en sus padres tenga más predisposición a ser celoso que otra cuyos padres se sentían seguros el uno del otro.
  • Situaciones vividas. Personas que han sido traicionadas alguna vez por alguien en quien confiaban en el pasado es más probable que posteriormente desarrollen una personalidad celosa y se vuelvan más desconfiadas en todos los aspectos.
  • Trastornos psicológicos. Las personalidades paranoicas, narcisistas e histriónicas tienen una gran tendencia a desconfiar continuamente de los demás y por consiguiente a desarrollar una celotipia.

No esperes más, si los celos están afectando vuestra relación de pareja y necesitas aprender cómo ser menos celoso, tienes a tu disposición las orientaciones gratuitas del IEPP. En ellas valoraremos la situación y marcaremos unos objetivos claros y concisos para ayudarte y mejorar así tu calidad de vida. Ponemos a tu disposición nuestro gabinete de psicólogos online para poder ayudarte a mejorar tu bienestar.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Relaciones Tóxicas: Origen y Tipos

No es la primera vez que nos interesamos por este tema tan demandado en las consultas de psicología, antes de entrar en materia, puedes leer…

Cómo Superar la Dependencia Emocional

En nuestro post sobre dependencia emocional ya te explicamos lo que significa este término tan en boca de tod@s desde hace un tiempo, sus causas,…