Motivación: No pienses que te falta motivación, sólo es que aún no la has encontrado.

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

23 junio, 2021

No es la primera vez que hablamos del término motivación en nuestro blog y en nuestros podcast, ya lo hicimos en el post que se titula cómo motivar a un equipo, en el podcast #17 de vacunas antidesmotivación y la tuvimos muy presente también en el artículo que habla sobre la Inteligencia Emocional ya que es un atributo importante en este tipo de inteligencia y un elemento clave para conseguir el bienestar emocional.

Hoy vamos a desgranar la motivación un poquito más y es que es un concepto fundamental en psicología, que se mantiene muy presente de manera habitual en nuestro día a día y asociada a otros procesos interiores importantes.

“No cuentes los días, haz que los días cuenten”

Muhammad Ali

Definición

Motivación es la capacidad para focalizar la atención y nuestro esfuerzo en conseguir determinadas metas y objetivos. El término tiene su origen en el latín motus (movido) y motio (movimiento).

Ahora bien, desde un punto de vista más emocional, la motivación también es la chispa que enciende nuestras ganas de cara a afrontar cualquier tarea o reto. Es esa energía e impulso que la persona siente y nota de manera interna e intrínseca y que le empuja y le llena de fuerza para superar los obstáculos del día a día.

Reto Bienestar Gratuito

Aumenta tu bienestar a través de tus fortalezas con 7 sencillos retos diarios.

Ir a la clase de regalo

Tipos de motivación

A lo largo de la historia se han hecho diferentes clasificaciones de cara a especificar y aclarar los tipos concretos de motivaciones que podemos encontrar en el ser humano.

De esta manera podemos encontrarnos con las clasificaciones de McClelland, las de Herzberg o las de Maslow, todas populares, conocidas y muy famosas.

Vamos a ver a continuación los tipos más comunes de motivación que podemos encontrar:

  • Motivación intrínseca. Es aquella que viene de dentro, de nosotros/as mismos/as y está dirigida a explorar, aprender y a obtener recompensas internas satisfactorias (placer, felicidad, clama, tranquilidad, etc.). Se sabe que cuando una persona está motivada intrínsecamente tiene más probabilidades de mantener dicha motivación en un nivel alto y lograr de esta manera los objetivos propuestos.
  • Motivación extrínseca. La que nos llega desde fuera,  tienen su origen en el exterior de la persona, por ejemplo una recompensa económica. Este tipo de motivaciones suelen funcionar y ser muy potentes a corto plazo, pero ¡OJO! también efímeras en el tiempo, A medio y a largo plazo tienden a desaparecer ya que vienen inducidas por nuestro medio externo.
  • Motivación de logro. Aquella en la que sólo importa conseguir algo. Alcanzar la meta. Este tipo de motivación,de manera más tradicional, era de las más utilizadas en el sector de la educación y de la enseñanza. Hoy por hoy, esto está poco a poco cambiando.
  • Motivación de exploración. Muy relacionada con la fortaleza de la curiosidad. Esas ganas de apertura a nuevas experiencias, de explorar y conocer “mundos” nuevos. Aquí el papel de la sensación de intriga es clave.
  • Motivación de poder. Necesidad de control sobre los demás. Conseguir que los demás  nos presten atención y que hagan las cosas como nosotros queremos.
  • Motivación positiva. Invita a la acción para obtener un beneficio o una recompensa positiva, ya sea externa o interna.
  • Motivación negativa. Se realizan acciones para evitar una posible consecuencia negativa o desagradable, tanto externa como interna.

En este campo, lo que es fundamental entender es que no todas las personas compartimos las mismas motivaciones, lo que le puede motivar mucho a una persona, puede que a otra no le motive absolutamente nada. Así que no te compares y no te sientas mal si notas que lo que le motiva muchísimo a tu pareja, a tu mejor amigo, a aquél que sigues en redes sociales, a tu jefe o a tu compañero de trabajo, a ti no te motiva nada de nada. Esto es totalmente normal 😉

Y es que para el correcto funcionamiento emocional es esencial buscar y encontrar el sentido vital y las propias motivaciones, conocer qué es lo que verdaderamente a mí sí me motiva. Esto nos ayudará mucho de cara a caminar por la vida y a conseguir las metas planteadas.

¿Cómo lo encuentro? Lo primero que hay que hacer es conectar con uno/a mismo/a para buscar aquello que nos da fuerza, eso que de verdad nos pone, lo que nos llena de color cada día y nos ayuda a salir de la cama cada mañana.

Una vez encontrado,  para que funcionen, trata de visualizar e incluir tus motivaciones en tu rutina de vida para que ellas te acompañen a diario y estén continuamente incentivándote.

Habrá momentos duros, obstáculos y muchos sacrificios en el camino, eso seguro, pero sólo las verdaderas motivaciones personales harán que puedas superar todos los sacrificios y seguir adelante sin tirar la toalla en mitad del proceso.

Mindfulness + Gestión Emocional

La combinación poderosa

Descubre las técnicas con mejores resultados que los expertos ponen en práctica en esta clase de regalo de nuestro Título Experto Universitario en Mindfulness y Gestión Emocional.

Ir a la clase de regalo

Tips para encontrar la propia motivación  

  • Mira y enfócate hacia dentro, no lo hagas hacia fuera. Busca la motivación y las referencias en tu interior, hazlo de manara interna. Busca en ti y solamente en ti lo que te apasiona.
  • Las motivaciones de los otros no son las tuyas propias.
  • Visualízate en la tarea, en el reto, en el sueño, en la meta a conseguir. Cierra los ojos y mírate allí.
  • Plantéate un plan de acción. Detalla los pasos a seguir. No sólo es encontrar la motivación, si no saber cómo después lo vamos a llevar a la práctica.
  • Aléjate de las personas tóxicas. Trata de no hacer caso de aquellos que te digan que “no vas a poder”, que no te entiendan y/o que te digan que tu motivación es mala idea. No te dejes llevar por ellos.
  • Disfruta del camino, aprende de los momentos experimentados, tanto de los agradables, como de los desagradables. Todo lo que pase es una vía para el aprendizaje.
  • Trata de  no procrastinar. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Acaba con la pereza. Si quieres saber más sobre la procrastinación, mira nuestro artículo.  

Si después de leer este post, notas que te falta motivación, si crees que las has perdido, si piensas que nunca la has tenido, si sientes que se te ha apagado la chispa y no eres capaz de encontrar en tu interior nada que te llene y que te de ese impulso necesario de cara a seguir en movimiento, no dejes de consultarlo en el IEPP.

Un profesional de la Psicología Positiva te acompañará para llenarte de técnicas sencillas con el objetivo de buscar y encontrar juntos tus motivaciones. Esto es algo muy habitual que abordamos en terapia con otras muchas personas, deja que te lo enseñemos a ti también.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

0 0 votes
Valoración
guest
2 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Código promocional
Código promocional
2 julio, 2021 7:34 pm

¡Gran contenido! ¡Sigan con el buen trabajo!

También te puede interesar

Frustración: frustrarse es parte de la vida, acéptalo de una vez y continúa

Uno de los temas, conceptos y objetivos de terapia que más llega y pasa por el IEPP para trabajar con los pacientes es la tan…

Relaciones interpersonales…mejor o peor pero ¡relacionémonos!

“Si no tienes empatía y relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos” Daniel Goleman No es la…