Venganza: “ojo por ojo”

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

22 octubre, 2020

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine:

  • Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que nos indica que siempre esta emoción siempre comienza con un sentimiento de ira.
  • Don Vito Corleone en El Oadrino nos enseña que la venganza es un plato que sabe mejor cuando se sirve frío y la Ley de Tailón que es el nombre tradicional de un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido.
  • El famoso “ojo por ojo, diente por diente” que se relaciona con el Código de Hammurabi donde se establecía que “si algún hombre independiente dañaba o vaciaba el ojo de otro hombre libre este haría lo mismo”.

“Ojo por ojo y el mundo acabará ciego”

Ghandi

Definición

La venganza es un sentimiento que viene motivado por la ira o el enfado de quien se ha sentido humillado o dolido y quiere devolver el daño padecido de una forma consciente.

¿Es realmente negativa la venganza?

La venganza es una emoción humana y aunque muchas veces solo se nos quede en forma de pensamiento, es normal del ser humano querer tomar parte en una situación de ataque, hace que las personas actúen.

Según Michael McCullough psicólogo de la Universidad de Miami, quien lleva años estudiando los mecanismos de la venganza y el perdón, asegura que todas las personas de todos los niveles culturales y sociales entienden la idea de querer herir a alguien que te ha hecho daño.

McCullough establece tres primeras verdades básicas:

  1. El deseo de venganza es normal: todo ser humano tiene el fondo para sentirla y la disposición a buscar venganza sirvió importantes funciones en nuestros ancestros. No sólo es universal en humanos sino que existe en otros animales desde peces a primates. Los chimpancés, por ejemplo, guardan en su cerebro quiénes son sus amigos y sus enemigos. Si uno agrede a otro, sus amigos podrían vengarse, algunos pájaros, como los córvidos, imponen costes a aquellos que les hacen daño. Es decir, devuelven un golpe o castigan si son robados. También existen las venganzas entre familias en la naturaleza. Es el caso de las peleas por " clanes al estilo vendetta siciliana. Los macacos japoneses , de acuerdo a un estudio del primatólogo Filippo Aureli, cuando un miembro de su familia es atacado, en las horas posteriores suele ocurrir que el " clan " de la víctima ataque a familiares del agresor. Las posibilidades de esta reconducción de la agresión hacia familiares de familiares de los enemigos son mayores cuando esto ocurre, lo que significa que a su forma, practican la venganza.
  2. La perspectiva evolucionista: nos dice también que el perdón forma parte de nuestra naturaleza y también de la de otros animales.
  3. Si queremos hacer un mundo mejor donde exista más perdón y menos venganza: no debemos intentar cambiar la naturaleza humana sino cambiar el mundo. McCullough se apunta a la problemática idea de la Psicología Evolucionista de que existe una naturaleza humana resultado de millones de años de evolución y que es la que es. Sin embargo esa naturaleza es lo bastante flexible, polifacética y sensible al entorno como para permitir construir un mundo con menos venganza. ¿Cómo se hace eso? Pues construyendo ambientes, entornos, sociedades con menos factores que evoquen el deseo de venganza y más factores que evoquen el deseo de perdón

Resumiendo y sin meternos en un asunto demasiado moralista: puede que la reciprocidad en estos casos no sea la mejor solución para acabar con el problema, pero tener el sentimiento de venganza es humano e incluso necesario para poder reaccionar ante actos dañinos y/o de humillación, sin dejar de darle el lugar correspondiente a la justicia:

Justicia y venganza

Hay una frase que resume perfectamente la relación de estos conceptos: La venganza es el “alimento emotivode la justicia y las leyes existen gracias al deseo como humanos de la venganza.

“La venganza es en cierto sentido un acto mágico: al aniquilar a quien cometió la atrocidad se deshace mágicamente su acción. Esto se expresa todavía diciendo que con su castigo “el criminal ha pagado su deuda”; puede decirse que la venganza es una reparación mágica; pero suponiendo que así sea, ¿por qué es tan intenso ese deseo de reparación? Tal vez el hombre esté dotado de un sentido elemental de justicia, y quizá se deba a un sentido profundo de “igualdad existencial”[...] Aunque el hombre no siempre se puede defender del daño que le infligen, en su deseo de desquite trata de borrar la página y de negar mágicamente que se haya infligido el daño alguna vez[...] Pero debe haber todavía otra causa. El hombre trata de tomarse la justicia por su mano cuando le fallan Dios o las autoridades seculares. Es como si su pasión vindicativa se elevara al papel de Dios y de ángel de la venganza.”

Erich Fromm

La justicia bien entendida es el supremo código de la libertad que tiene por el objeto sustraer al hombre de la tiranía ajena y ayudarlo a liberarse de la tiranía de sí mismo y de la de sus propias pasiones, entendida aquí la pasión como la venganza.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Prejuicios: si no me conoces, ¿por qué me juzgas? No todas las rubias son tontas.

“¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio” Albert Einstein Índice1 Definición2 Origen: ¿cómo se forman?3 Pensamientos y expresiones comunes4…

Tipos de Autoestima

Tu autoestima, mi autoestima, nuestra autoestima… la AU-TO-ES-TIMA este concepto es fundamental y prioritario en psicología para el bienestar emocional y cómo de importarte es…