insomnio no puedo dormir

Insomnio: ¿Por qué no puedo dormir?

Categoría: Bienestar

El Insomnio es el trastorno del sueño más frecuente. Su rasgo esencial según el DSM-5 es la insatisfacción con la cantidad o calidad del sueño.

Tipos de insomnio

Existen tres tipos de insomnio diferenciados por el momento en el que se manifiestan:

Insomnio inicial o de comienzo del sueño

Se refiere a la dificultad para quedarse dormido. A todos nos ha ocurrido. Nos metemos a la cama y no paramos de dar vueltas tratando de no pensar nada para poder dormir.  Pero a pesar de esto, no lo conseguimos y acaban siendo las tres de la madrugada.

Insomnio medio o del mantenimiento del sueño

Este tipo de insomnio está asociado a frecuentes despertares a lo largo de la noche. Muchos os sentiréis identificados también con este tipo de insomnio. Es  frecuente no tener dificultades para dormir al acostarnos, pero a lo largo de la noche no parar de despertarnos. Incluso algunos de estos despertares pueden ser de larga duración, impidiendo de nuevo el sueño.

Insomnio tardío supone el despertarse temprano

Por ejemplo a las 5 de la mañana, con dificultad o imposibilidad de volverse a dormir.

Los factores cognitivos asociados al insomnio pueden condicionar la presencia de éste. Cuanto mayor es la activación fisiológica y los pensamientos sobre la necesidad de dormir, mayor probabilidad existe de no conseguir alcanzar la relajación que conduce al sueño.

De esta forma, es posible acabar entrando en un círculo vicioso en el que la preocupación por la falta de sueño es lo que nos impida dormir y nos provoque el malestar asociado a la falta de sueño.

En el IEPP nos hemos encontrado la mayor parte están originados por estrés generado por problemas laborales y familiares. No obstante, la literatura científica hace una diferenciación de las posibles causas del insomnio. Distinguiendo entre las causas médicas y las externas. Con causas médicas nos referimos a todos aquellas enfermedades que puede estar afectando a un correcto desarrollo de los procesos necesarios para que se produzca el sueño. También se incluiría dentro de esta categoría el embarazo y la menopausia. Las variaciones hormonales asociados a ambos procesos podrían influir tanto en el inicio como en el mantenimiento del sueño. Las causas externas hacen referencia a procesos ambientales que pueden influir, tales como malos hábitos de sueño, toma de medicamentos etc.

Apostamos de forma suplementaria al tratamiento establecido, por un conjunto de técnicas específicas de la psicología positiva. Debido al hecho de que entendemos los problemas personales y laborales que puede ocasionar la falta de calidad o cantidad de sueño, ofrecemos un espacio de orientación totalmente gratuito de 30 minutos en el que podremos conocer su caso, así como orientarle sobre la mejor manera de intervenir.

IEPP
IEPP

Somos un equipo multidisciplinar de 50 profesionales que te prestará una atención cercana y de calidad. Nuestra experiencia se remonta al año 2010, desde entonces hemos sido pioneros al utilizar técnicas de la Psicología Positiva en todos nuestros centros.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Como desenchufar tu cerebro

“Un hombre en calma es como un árbol que da sombra. Las personas que necesitan refugio se acercan a él.” Toba Beta Vivimos rodeados de…

Insomnio: ¿Por qué no puedo dormir?

El Insomnio es el trastorno del sueño más frecuente. Su rasgo esencial según el DSM-5 es la insatisfacción con la cantidad o calidad del sueño.…