Megalómano: ¿Por qué no compararme con los dioses?

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

13 julio, 2020

El megalómano se diferencia del narcisista por el hecho de que el quiere ser temido más que amado, a este tipo pertenecen muchos lunáticos y la mayoría son “grandes hombres de la historia.

Bertrand Russell

A inicios de la Segunda Guerra Mundial, Hitler consideraba que los seres humanos estamos divididos en razas, estando en la cúspide la “ raza aria”, de la cual, los alemanes eran sus principales representantes, existían también “razas inferiores”, como los judios o los eslavos, para el nazismo, eran subhumanos y entendían que no tenían ni derecho a la cultura.

El Führer aleccionó a más de tres millones de soldados que creyeron en su idea de acabar dominando el mundo comentiendo actos inhumanos que han pasado a la historia para siempre, por ello Hitler hoy, es conocido como el megalómano más famoso de los 4000 años de humanidad, seguidos de otros dictadores como Nerón, Napoleón, Mao Zedong, Somoza o Stalin este ñultimo inculcó culto a su persona hasta el punto de enseñar a los niños a aprenderse textos de memoria que hablaban solo de su inteligencia y bravura.

Pero ¿Qué es exactamente la megalomanía?, el concepto viene del griego “megalo” (grande) y “manía” (locura, frenesí) y es una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder. El megalómano es un persona con un concepto elevado de sí mismo, narcisista y con comportamientos de delirios de grandeza y omnipotencia. Un megalómano se considera superior, es arrogante, extremadamente orgulloso y desprecia todo aquello que no tiene que ver con él mismo.

Históricamente la megalomanía fue usada como un nombre para un trastorno de la personalidad narcisista, la megalomanía es el principio del narcisismo, que es un amor excesivo hacia uno mismo, el narcisista se considera el mejor, el más bello, el más fuerte y el único que puede resolverlo todo, fue Freud quien introdujo este término en la psicología basado en el mito de Narciso, el que amó tanto su imagen reflejada en el agua que terminó ahogado.

Las causas son desconocidas, algunos psicologos relacionan el delirio de grandeza con el abandono o la falta de apoyo en la infancia, o incluso lo contrario: una educación absorbente con padres muy disciplinados, que han querido siempre explotar sus talentos y les “endiosan” hasta el punto de compararse continuamente con los demás

Es lógico que cada uno de nosotros tenga la naturaleza de sentirse mejor que lo demás., lo que si es preocupante es estar escondiendo en ese delirio las verdaderas carencias.

Síntomas y características

Delirio de grandeza

Es un síntoma de la psicosis, un megalómano cree que su persona es más grande o más importantes de lo que en realidad es. Se distinguen algunos delirios de grandeza:

  • Habilidad grandiosa: el megalómano cree que ha sido elegido para una misión especial, puede ser el delirio expansivo, la Cesar manía o el complejo de Napoleón. - Identidad grandiosa: el sujeto cree que es rico o famoso y vive de acuerdo a su creencia: también llamado la uromanía, el delirio de tener origen celestial, la uromanía o el delirio de ser el universo o Dios.
  • Delirio de referencia o delirios de observación: creer que todo lo que ocurre en el mundo tiene que ver con uno mismo, el mundo está lleno de mensajes y todos destinados a él: el megalómano, cree que es es la última coca-cola del desierto.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Psicología Positiva

Apúntate y aprende técnicas para mejorar el bienestar psicológico.

Recibir Regalo

Problemas sociales

“Quien solo vive para si, está muerto para los demás” se aislan y lo aislan en su familia y grupo de amigos, su entorno deja de creer las historias que cuentan y comienzan a perder confianza, el entorno laboral también se puede ver afectado.

Baja autoestima

Disfrazada de un alto autoconcepto. Concepto de sí mismo muy elevado, algo mas que un narcisista.

Carácter voluble indeciso y a veces agresivo

La realidad va más allá de lo patológico dentro de este delirio de grandeza existe una persona miedosa e insegura, algunas teorías lo asocian a un mecanismo de defensa y lo más peligroso de esta patología es la dificultad de tratarla ya que las personas megalómanas no reconocen que presentan un problema.

Fingen constantemente

Tratan de dar una imagen idealizada de si mismos. Elaborando creencias que pueden llegar a ser enfermizas.

La envidia vive en ellos como emoción principal

Están continuamente queriendo ser la persona que tienen al lado, llegando incluso a hacer lo que sea por “superarles”.

Errores propios

Incapacidad para aprender de sus errores propios. No usan la experiencia para mejorar.

Poder ilimitado

Se comportan como si tuvieran un poder ilimitado.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Importancia de uno mismo

Pensamiento exagerado de la importancia de uno mismo.

Imagen Falsa

No tienen consciencia de la imagen falsa que están dando.

Aprobación de los demás

Constante necesidad de aprobación del otro.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Estrés Crónico

En nuestro post acerca del estrés, ya os explicamos de forma general su definición, los síntomas comunes que provocan, las posibles causas que lo originan,…

Agorafobia, cuando salir de casa se torna imposible

"María seguía un tratamiento farmacológico desde hacía cinco años por problemas de ansiedad. En el momento en que acudió a terapia para recibir tratamiento tenía…