comunicación efectiva

Comunicación Efectiva

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Categoría: Comunicación Asertiva

Hemos hablado ya en el blog de las bases de una buena oratoria y de cómo superar el miedo a hablar en público. Pues bien, cuando queremos comunicar algo a alguien, podemos hacerlo por diferentes vías y de diferentes maneras,  y hoy nos vamos a centrar en el concepto de la comunicación efectiva.

¿Qué es la comunicación efectiva?

La comunicación efectiva es un tipo de comunicación en la que conseguimos transmitir el mensaje de una forma entendible y muy clara para el receptor sin provocar dudas, confusiones o posibles interpretaciones equivocadas.

¿De qué depende este concepto? Que exista este tipo de comunicación va a depender de diferentes claves y variables, ¡veamos cuáles!

Elementos que forman parte dentro de la comunicación efectiva

  • Emisor. Se trata de la persona que produce y envía el mensaje.
  • Receptor. Se trata de la persona que recibe e interpreta el mensaje.
  • Código. Es el conjunto de reglas y signos de los que el emisor se vale para producir su mensaje y que también debe ser conocido por el receptor para poder interpretarlo.
  • Canal. Es el medio físico a través del que se transmite el mensaje.
  • Mensaje. Lo que se comunica.Es formulado y enviado por el emisor y recibido e interpretado por el receptor.
  • Referente. Elemento, situación y/o suceso al que haga alusión o al que se refiere el mensaje.
  • Situación. Es el contexto en el que el emisor transmite su mensaje y en el que el receptor lo recibe.
  • Ruido. Cualquier tipo de interferencia que afecte a alguno de los elementos que intervienen en la comunicación.

Claves para lograr y mejorar una comunicación efectiva

No todo el mundo es capaz de comunicar de manera efectiva y eficaz, para ayudarte con ello, aquí te dejo estas diez claves que te llevarán a conseguirlo.

Mira a los ojos de tu receptor

Mantener el contacto visual es fundamental a la hora de comunicar, pero hay que saber cómo hacerlo. Lo más recomendable es sostener la mirada de manera natural, mostrando cierto interés,  pero nunca hacerlo de forma forzada y por obligación. Ojo aquí porque si evitas el contacto visual, la interpretación será de falta de seguridad o incluso falta de sinceridad y la sensación en el otro será todo menos positiva. Mirar hacia otro lado mientras nos hablan expresa falta de interés; hacerlo hacia abajo sugiere que podemos estar mintiendo.

Utiliza tu lenguaje corporal

Es fundamental que tus gestos y los movimientos de tu cuerpo acompañen y se correspondan con lo que dices, para que todo tenga coherencia. 

Emplea un mensaje claro y conciso

Para que algo se entienda bien es básico que el mensaje sea claro y conciso. Utiliza un vocabulario fácil de entender, que no sea muy técnico, enrevesado no ambiguo.

Utiliza los cumplidos de vez en cuando

Hacer un halago y/o frases de aprobación van a reforzar el discurso y lo van enriquecer.  Los halagos refuerzan el discurso de la otra persona: “eso es estupendo”, “me parece perfecta tu propuesta”, “estoy totalmente de acuerdo contigo”, “genial”…  

No te olvides del contexto

Es muy importante que tengamos muy presente este elemento ya que nos dará muchas pistas hacia cómo encaminarlo: el número de personas a los que me dirijo, el lugar en el que me encuentro, posibles interferencias que puedan darse, etc.  Y es que no es lo mismo hablar en una conferencia en tu trabajo, que hacerlo en una boda con amigos y familiares, o ante un tribunal en la exposición del trabajo final de tu doctorado por ejemplo.

Emplea el tono de voz adecuado al contexto

El tono de voz es otra de las claves que tenemos que tener muy en cuenta cuando trasmitimos cualquier mensaje y queremos conseguir una comunicación efectiva. No cualquier tono de voz nos vale, no, no, el tono adecuado va a depender del tipo de comunicación que se establezca, del contenido concreto del mensaje y/o de la situación en la que se está.

Se empátic@

Utiliza la empatía para ponerte en el lugar del otro cuando comunicas un mensaje. ¿Eres poco empático? Tranquil@, no todos somos igual de empáticos, pero sí se puede entrenar 😉 y cuando lo hagas y la utilices te darás cuenta de que mejorará de forma considerable la fluidez. Y es que gracias a la empatía se crea un clima más positivo de entendimiento y de confianza y hace parecer al emisor más cercano y atento. En nuestro post Empatía: si te pones en mi lugar, quizá entiendas mi comportamiento, puedes profundizar mucho más sobre la empatía.

Escucha de manera activa

La escucha activa también se puede entrenar. Es fundamental no sólo hablar y oír, si no ESCUCHAR. Un error súper habitual es hacer monólogos en vez de dialogar a la hora de tratar de conversar. Y  es que tendemos a hablar sin escuchar lo que el otro nos dice, mostrando cero interés. Intenta no hacer esto y emplea a partir de ahora la escucha activa para mejorar la comunicación efectiva.

Respeta los turnos

Al igual que es muy importante escuchar al otro, también es fundamental respetar, sin llegar a  interrumpir, los turnos y los tiempos que la otra persona emplea para trasmitir sus ideas. Cuando no se respetan, además de ser un acto de mala educación, todo deja de fluir, y la comunicación se torna incómoda, lenta, desagradable y nada efectiva.  Es necesario esperar a que al otro haya terminado de hablar para hacer nuestra aportación.

 Parafrasear y preguntar

Hacer y devolver preguntas y parafrasear con tu público muestra interés en la audiencia y el interés es beneficioso para que la comunicación sea efectiva. Se genera empatía (de la que ya hemos hablado en un punto anterior) y facilita la escucha activa, demostrando de verdad que estamos escuchando y que queremos entender el mensaje.

Cuando se parafrasea, estamos organizando las partes del contenido.

Una vez vistas estas diez claves es cuestión de práctica, de entrenar y de ensayar si quieres hacer que tu comunicación sea efectiva.

Al principio te puede parecer difícil y forzado, es normal, pero ya verás cómo después de un tiempo practicando la cosa cambia y  empezarás a automatizar y asimilar todo lo dicho, siendo consciente de los resultados.

Si empleas estas claves a la hora de comunicar podrás conseguir la habilidad de mostrar y exteriorizar tus ideas y sugerencias, para que el receptor consiga comprender la información y recordar lo dicho.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Claves para Hablar con Seguridad y Confianza

¿Te sientes insegur@ cuando tienes que hablar en público? y/o ¿sientes que te falta confianza en ti mism@ si te toca a exponer un tema…

Comunicación empresarial: Claves de una Comunicación Eficaz

En este artículo seguimos hablando de comunicación y de lenguaje, y es que después de haberos dado las bases de una buena oratoria: "Hablar en…