coste real empresa estrés laboral

El coste real de la negatividad y el estrés laboral

IEPPIEPP (Psicólog@)

El absentismo y las bajas por estrés equivalen a 173,6 millones de jornadas laborales perdidas; es decir, casi 476 mil años completos.

El coste anual en España por estas causas alcanza los 80 mil millones de euros, más del 7% del PIB.

El 79% de los ejecutivos están preocupados por esta situación, pero sólo el 26% de las empresas toman medidas.

Hace unas semanas empecé a leer estudios facilitados por varias Universidades, Mutuas e Instituciones en relación al estrés laboral y el absentismo. Mi asombro fue tal que he decidido resumir toda la información en una infografía y escribir este post.

Bajas por estrés laboral

Una de cada cuatro bajas que existen en España es por estrés, es decir un 25%, es un problema que afecta al 54% de la población activa y es el 2º motivo de bajas laborales, detrás de las dolencias musculares y óseas. Y yo me pregunto, ¿se presta la atención necesaria a este problema tan frecuente? Considerando ambas partes salen perjudicadas, el empleado con estrés se encuentra incómodo, sufre e influye en sus otros entornos personales. Y el empresario está perdiendo cantidades económicas elevadas con esta situación. Pero en nuestro día a día nuestro amigo “el estrés” siempre está presente y parece ser que es normal que esté y que vaya a estar durante mucho tiempo acompañándonos.

Al juntar datos económicos, me he dado cuenta que si realmente se contabilizara el coste real que produce, se tomarían medidas, y de forma ágil. Es como si tuviésemos una máquina de nuestra fábrica que no acaba de funcionar bien, y no fuera al ritmo de la cadena de montaje y nos hiciera perder sumas importantes a final de año. No hace falta ser un gran empresario para tomar la decisión de “invertir” en una posible solución, o al menos cuantificar cuánto me supone al año no intervenir. Una vez que tengo la información podré decidir. Pues la realidad del problema del estrés laboral es desde mi punto de vista peor, porque no sólo influye en la parte económica, sino también en la calidad de vida de nuestros equipos de trabajo.

Desde “Europa” nos dicen que es una de nuestras asignaturas pendientes, según la AEEMT (Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo) tenemos el triple de bajas laborales y absentismo que la media europea. Pero a la vez se exige mayor productividad y efectividad. ¿Será que los medios del liderazgo/empresario tradicional cada vez funcionan menos? Esto me recuerda a lo que me comentaba un coordinador que tenía hace unos siete años en un equipo de trabajo. “No sólo nos digas lo que quieres que consigamos, dinos también el cómo”.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Mindfulness y Gestión Emocional

Apúntate y descubre técnicas para trabajar la inteligencia emocional y la atención plena.

Recibir Regalo

En otros países ya se han tomado medidas en relación a este asunto, se han generado protocolos de intervención para mantener un liderazgo positivo y constructivo que permite crear climas favorables. Esto no significa tener un ambiente “happy happy”, donde todo es maravilloso y fantástico. Me refiero a que son muchos los estudios científicos que demuestran que líderes, mandos intermedios que cuentan con una buena preparación, aunque sean exigentes, son capaces de detectar las fortalezas y los talentos de los componentes de sus equipos para apoyarse en ellos con el fin de construir y afrontar las dificultades diarias con mayor serenidad y más recursos.

Según la AMAT (Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo) en España, se pierden más 25.000 millones de euros al año a causa del absentismo laboral y el estrés. A esa cantidad hay que sumar los 55.000 millones de euros que se estima que dejan de ingresar por ausencia de los empleados. Es decir, que si a las pérdidas reales se le suman los ingresos que se dejan de tener el coste total asciende a 80.000 millones de euros al año por estas causas.

Para que tengamos una idea, esta cifra de 25.000 millones de euros en pérdidas es similar al valor bursátil del BBVA en 2013. Pero la suma de dichas pérdidas a los 55.000 millones de euros en ingresos que se dejan de tener (80.000 millones de euros en total) equivale al 150% de la capitalización de este banco (54.307 millones), que es el sexto banco sistémico más consolidado de la Zona Euro, a enero de 2014.

Se pierden más de 173.600.000 de días, es cómo si casi 800 mil personas (791.079) no fuesen ni un solo día a trabajar en todo el año.

Al hacer varios números me di cuenta que, si se divide por la población activa, 22.883.900 personas, nos sale una media de 7,5 días al año de baja o absentismo por trabajador al año. Si lo multiplicamos por los 62€ que cuesta al día de media una jornada laboral (sueldo medio en España dividido por 365 días) nos sale de media: 465€ de pérdidas al año por trabajador. Para tener una idea en cuánto puede influir de media el estrés y el absentismo laboral en una empresa:

  • Una empresa de 100 trabajadores: 46.500€
  • Una empresa de 1.000 trabajadores: 465.000€

¿Qué alternativas existen para poder afrontar esta situación?

Se podría empezar por concienciar que la prevención y la formación no es un gasto, sino una inversión para reducir pérdidas. Y añadiría estos cuatro puntos:

  1. Crear sistemas de Prevención. Intentar adelantarse al problema, tener en cuenta las fortalezas que se requieren en las funciones a desarrollar a la hora de seleccionar al personal. Si puedes aplicar tus fortalezas en tu trabajo diario, aunque tengas mucho trabajo, tienes menos opciones de sufrir estrés. Contar con “Figuras rentables” (punto 3).
  2. Crear sistemas de Seguimiento (test online), evalúa el Engagement Laboral (Compromiso), optimismo, bienestar laboral unas cinco veces al año a tus equipos, recibe una alerta si bajan de algún nivel relevante. La información es poder… Siempre y cuando se tenga a tiempo.
  3. Figuras rentables: Si los Coordinadores, Mandos intermedios, Directivos, Responsables de RRHH y Prevención están formados como Expertos en Salud Emocional, se convierten en figuras rentables que aporta valor a la empresa. Pueden crear programas PRÁCTICOS de concienciación a diferentes niveles basados en la Psicología Positiva, se reducen los niveles de estrés y se consigue mayor compromiso e involucración.
  4. Evitar el “formar por formar”. Crear planes de formación guiados a medida, online o presenciales, según las necesidades reales detectadas por el sistema de Seguimiento, (punto 2). Como cambio de paradigma, si dejamos de focalizarnos en lo que no funciona, localizamos las fortalezas y los talentos de nuestros equipos, nos apoyamos en ello para poder crecer y conseguir más recursos, tendremos mayor facilidad para afrontar los retos diarios.

Fuente de datos:

  • AMAT (Asoc. de Mutuas de Accidentes en el Trabajo)
  • AEEMT (Asoc. Española de Especialistas en Medicina del Trabajo)
  • INE (Instituto Nacional de Estadística)
  • Estudio realizado por Llorens, S., Salanova, M. y Losilla, J (Universitat Jaume I) 2009
  • Estudio realizado por Kim Cameron (Universidad de Michigan) 2014


IEPP
IEPP

Somos un equipo multidisciplinar de 50 profesionales que te prestará una atención cercana y de calidad. Nuestra experiencia se remonta al año 2010, desde entonces hemos sido pioneros al utilizar técnicas de la Psicología Positiva en todos nuestros centros.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Tipos de Soledad

No es lo mismo decir “me siento solo” (loneliness) que “estoy solo” (alone), tampoco es lo mismo sentirse solo siempre que hacerlo puntualmente, es diferente…

Personas con Alta Sensibilidad: PAS

“No le digas nada, que ya sabes que con lo sensible que es, le va a afectar muchísimo…” Índice1 Definición2 Características3 ¿Cómo actuar ante una…