Frustración: frustrarse es parte de la vida, acéptalo de una vez y continúa

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

5 julio, 2021

Uno de los temas, conceptos y objetivos de terapia que más llega y pasa por el IEPP para trabajar con los pacientes es la tan escuchada frustración.

Así que si te interesa este término, quieres profundizar más sobre él y aprender cosas nuevas, has llegado al sitio indicado. [email protected]

“Usa tu frustración y conviértela en inspiración”

Ismael Cala

Qué es

La frustración es una respuesta emocional automática que aparece tras el no cumplimiento de algo (proyecto, ilusión, deseo...) que teníamos en mente que ocurriera.

Es fundamental hablar de las expectativas, ya que ambos términos están ligados y van muy estrechamente de la mano, de tal manera que la persona se sentirá tanto y más frustrada, cuantas mayores expectativas tenga generadas en que algo ocurra y finalmente no se dé.

Causas

  • Personas con habitual tendencia al perfeccionismo.
  • Búsqueda de metas y objetivos inalcanzables y poco o nada realistas.
  • Alto grado de exigencia para con los demás y con uno mismo/a (autoexigencia).
  • Ausencia de identidad, falta de valores personales.  
  • Cierta tendencia a las comparaciones constantes. Querer, desear y buscar vivir como los demás.

Consecuencias

  • Tristeza, bajo estado de ánimo.
  • Desmotivación, apatía, pocas ganas de hacer nada.
  • Impotencia. Insatisfacción.
  • Mala gestión emocional.
  • Procrastinación. Abandono de metas y objetivos que teníamos planteados. Si todavía no sabes lo que significa el término procrastinación, mira este artículo de nuestro blog: (enlazar post procrastinación)
  • Tendencia a la culpa. La culpa puede aparecer con la búsqueda de culpables externos o en ocasiones auto inculparnos y victimizarnos a nosotros/as mismos/as.  Si la culpa te interesa, escucha nuestro podcast #98 acerca del culpa.
  • Adicciones a sustancias, o a la comida. En vez de enfocar la energía que genera la frustración en la lucha, es habitual buscar la satisfacción inmediata en otras cosas que sean más sencillas y fáciles de alcanzar.

Para conocer e identificar los desencadenantes y esas situaciones que hacen que salte la chispa y la frustración se dispare, el periódico independiente The Epoch Times, publicó un listado con las respuestas a la pregunta: “¿Cuál de estas situaciones le genera más frustración, rabia y ganas de salir corriendo?”

Situaciones Reales

En este listado se recogen las 30  mayores frustraciones que a diario pueden aparecer en el trabajo fuera de casa. ¿Cómo lo ves? Revisa el listado y comprueba si con ellas te sientes identificado/a.

  1. Las reuniones de cualquier tipo, forma, función, longitud, color, o especie.
  2. Las personas que responden a un email personal con copia a “todos/as”.
  3. El que teclea muy fuerte el teclado.
  4. Los que hablan fuerte y alto.
  5. Las personas que hacen ruido con cada movimiento que hacen.
  6. El que no te presta la grapadora.
  7. Cuando en la mesa de trabajo o en el escritorio comienza a aparecer el desorden.
  8. Cuando el jefe o responsable te pide una tarea urgente que implica sacar horas extras y justo tenía planes organizados.
  9. Las personas que no responden a los correos electrónicos.
  10. Los que se muestran demasiado alegres y contentos por la mañana.
  11. La gente que va al gimnasio y aparece en el puesto de trabajo sudado y/o con mal olor.
  12. Tener que escuchar las eternas llamadas personales innecesarias.
  13. Los que te roban tu comida de tu mesa.
  14. El que come mucho durante todo el día y no comparte con los demás.
  15. Los que se creen gerentes y llegan más tarde y se van los primeros.
  16. Los cotillas.
  17. El o la que se cree que todo lo sabe.
  18. El silencio incómodo que en ocasiones puede aparecer de los ascensores.
  19. Los que estornudan de manera escandalosa.
  20. Los perezosos.
  21. Las personas que se muestran estresados de manera permanente.
  22. Trabajar con un portátil lento.
  23. Cuando se atasca el papel en la impresora y no imprime.
  24. La mirada crítica de quien siempre juzga a los demás.
  25. Sentir demasiado frío o demasiado calor en el lugar de trabajo.
  26. Tener demasiado trabajo y no sacar tiempo para tomar un café o incluso para ir al baño.
  27. Las personas groseras, sin modales, maleducadas y sin criterio.
  28. Que se caiga internet.
  29. La incompetencia.
  30. Cuando el jefe o responsable revisa tu trabajo y de manera automática pone mala cara.

¿Cómo manejar la frustración?

  • Aprender a reconocer la frustración. Aceptar  y entender que la frustración es parte de la experiencia vital y hay que acostumbrarse a convivir con ella.
  • Aceptar que el error, la equivocación, los fracasos y la incertidumbre es parte de la experiencia. En una rutina llena de tareas y de inmediatez como ocurre en la sociedad actual que nos ha tocado vivir, las sorpresas, los cambios inesperados y que las cosas no salgan como esperábamos es totalmente normal.
  • Es importante trabajar la tolerancia a la frustración, esto es, que la persona acepte que es imposible hacerlo todo bien y que sea capaz de seguir adelante aunque no se haya conseguido como se deseaba a la primera.
  • Revisar las expectativas poco realistas, poco ajustadas e inalcanzables que en muchas ocasiones buscan alcanzar la perfección. Y es que es fundamental ajustar expectativas en función de la información real y objetiva que tengamos.
  • Que el “ego”, la autoestima y la felicidad no dependan nunca de conseguir la perfección en todo lo que la persona haga.
  • Practicar la resiliencia, lee en este artículo todo sobre la resiliencia.
  • Resetea, lucha, enfréntate a aquello que te genera y provoca la frustración, persiste, insiste. No huyas, no te alejes, no lo evites y no procrastines.
  • Como dice el refrán “el que la sigue, la consigue….” Ser pacientes, constantes y perseverantes a la hora de encontrar soluciones también es una herramienta fundamental.
  • Desde la Psicología Positiva se ha demostrado que poner el foco en lo que sí ha conseguido y no olvidarnos de los pequeños logros y metas alcanzadas por la persona es muy útil y ayuda a minimizar la frustración. En este artículo puedes aprender más sobre qué es la Psicología Positiva y la forma en la que trabaja.
  • En los más pequeños/as la frustración suele desembocar en rabietas descontroladas, por lo que en ellos/as es fundamental trabajar el autocontrol y la gestión de las emociones.

¿Quién no se ha sentido en algún momento de su vida frustrado/a?, ¿te frustras de manera habitual con las tareas cotidianas?, ¿dirías que la frustración es una compañera habitual en tu día a día?, ¿te cuesta manejar la frustración?

En el IEPP estamos para ayudarte, cuéntanoslo en primera persona y te acompañaremos encantados.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

5 1 vote
Valoración
guest
2 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos Velasco
Carlos Velasco
19 julio, 2021 7:18 pm
Valoración :
     

MUY BUEN ARTICULO !

También te puede interesar

Condicionamiento Operante: Cuando el aprendizaje llega a través de las consecuencias

Escuchar y leer el término Condicionamiento Operante me lleva irremediablemente a recordar mis años de carrera: años repletos de apuntes subrayados con colores fluorescentes, de…

Motivación: No pienses que te falta motivación, sólo es que aún no la has encontrado.

No es la primera vez que hablamos del término motivación en nuestro blog y en nuestros podcast, ya lo hicimos en el post que se…