pasos para comenzar en el mindfulness

5 Primeros pasos para comenzar en el Mindfulness

Aroa Ruiz Aroa Ruiz (Psicólog@)

21 junio, 2022

Ya hemos compartido en el blog varios artículos y podcast en el que el protagonista principal es el Mindfulness. Hoy vamos a continuar con ello, más en concreto vamos a darte los pasos más específicos si quieres comenzar e iniciarte hoy con esta práctica si eres de los que todavía no lo has hecho.

Lo ideal y que se recomienda es haber tenido algunas experiencias previas de centramiento o práctica formal, en entornos más protegidos de estímulos, con audio, profesor y tiempo claramente limitado para que el entrenamiento sea gradual, para después, poco a poco, poder entrar en las prácticas informales o de la vida cotidiana cuyos ejemplos serían, atención plena en la ducha, o mientras comemos.

El objetivo final no es estar en atención plena las 24 horas del día, ya que no sería realista, pero si ir poco a poco incorporándola en más espacios.

Una ayuda puede ser también practicar acompañado o acompañada de un amig@, tu pareja, o un grupo. Y es que cuando te comprometes con otros esto ayuda a tu propio compromiso personal. Y si queremos llevar a cabo prácticas en soledad, podemos ayudarnos de formaciones que nos hagan un buen seguimiento o de las meditaciones descargadas para llevarlas con nosotros y poder usarlas cuando tengamos la ocasión, en el metro, en un espacio entre paciente y paciente…

Son muchas las personas que quieren iniciarse en la práctica de Mindfulness pero no saben cómo y por dónde empezar. He aquí algunas claves para ello:

Busca y plantea qué te mueve a meditar

¿Por qué meditas? En muchas ocasiones aparecerán resistencias antes de la práctica. Por ello es clave recordar qué te mueve a meditar, para refrescar tu motivación ante la misma.

Crea un hábito diario y practica de forma regular

Es recomendable establecer un momento diario de forma sostenida en el tiempo para reforzar tu práctica y detectar posibles distracciones. Es importante elegir un horario y lugar concreto al inicio. Esto favorece la adquisición de hábitos. Además, puedes  hacer un listado de posibles distracciones para trabajar en reducirlas en tu tiempo de práctica.

¿SABÍAS QUE 8 DE CADA 10 PERSONAS SUFREN ESTRÉS?
¿Te gustaría enseñar a potenciar la calma y el optimismo?
Certifícate como EXPERTO en Mindfulness
Solicita información y accede a una clase gratuita
¿SABÍAS QUE 8 DE CADA 10 PERSONAS SUFREN ESTRÉS?
¿Te gustaría enseñar a potenciar la calma y el optimismo?
Certifícate como EXPERTO en Mindfulness
Solicita información y accede a una clase gratuita

Implica dedicar un tiempo para asistir al “gimnasio” de la mente

Al inicio es recomendable empezar practicando unos minutos (alrededor de 10 minutos o hacer pequeñas meditaciones a lo largo del día) y luego ir incrementando el mismo. Para ello es importante recordar que hay varios tipos de meditación que pueden cultivar el mindfulness; la mayoría implican elegir al principio un objeto de atención, como la respiración, y centrarla en ese objeto cada vez que la mente vaga, para volver de nuevo a la respiración. Esto favorece la atención focalizada... Después el foco de atención se amplía a más elementos, como sensaciones corporales, atención a los sentidos o en movimiento de manera que la atención plena se va extendiendo más y a cada vez más escenarios, convirtiendo el hábito de la atención plena en algo presente e impregnado en cada vez más experiencias cotidianas (en la ducha, en una conversación…)

Sé amable y diligente contigo mismo

Trabajar y cultivar una actitud amorosa  es clave, siendo este un aspecto nuclear que impregna la forma de relacionarte con la experiencia meditativa y en general con uno mismo. Continua con tu práctica, observa tus juicios y continua reforzando el buen trato.

Saborea las sensaciones

Disfruta de las experiencias y sensaciones que aporta la práctica continuada de la meditación, y recuerda ¡las malas meditaciones no existen!

No lo utilices si lo quieres es únicamente rebajar los niveles de ansiedad

En muchas ocasiones las personas confunden Mindfulness, con relajación, con meditación y piensan que practicarlo les va a venir bien para disminuir niveles altos de ansiedad, y en realidad no es así.

El Mindfulness es más que una técnica concreta, es una forma de vida en definitiva y cuándo empiezas a experimentar con ella en los inicios, puede ser que enfrentarte a tus pensamientos y a tus sensaciones corporales provoque y genere cierta ansiedad, por lo que sería algo incompatible para reducirla. ¿Lo recomendable entonces? Compaginar el Mindfulness con otras técnicas de relajación.

Bonus:

Ir y volver, ir y volver

Lo más normal es que cuando la persona se inicia en el Mindfulness le cueste un tiempo acostumbrarse, adaptarse y centrarse sin que su atención se desvíe. No pasa absolutamente nada, de hecho esto ayuda en la práctica. Asi que no hay nada de malo en ello, si te distraes y tu atención se dispersa, ponte de nuevo a ello y así las veces que sea necesario. Poco a poco, esto cada vez pasará menos, lo que indicará que la práctica va mejorando.

Si te ha gustado lo que acabas de leer y quieres iniciarte en el Mindfulness, en el IEPP tenemos varios programas formativos online con los que poder conseguirlo y es que tenemos varios compañeros expertos e instructores de Mindfulness.

Y es que no todo vale, hay que elegir los mejores profesionales, preparados, con experiencia y que de verdad sepan transmitir y enseñar. ¡Cuidado! con lo que ofertan por ahí. Sé responsable.

Aroa Ruiz
Aroa Ruiz

Licenciada en Psicología, Máster en Coaching e Inteligencia Emocional e Instructora de Mindfulness. Psicóloga, Coach y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Mindfulness: meditación para dormir

Índice1 La importancia del sueño2 Higiene del sueño3 Meditación para dormir: mindfulness para un sueño reparador La importancia del sueño No es la primera vez…

Mindfulness: meditación para la ansiedad

“La ansiedad aparece por las expectativas que generamos, no por el hecho en sí.”  Joseph Joubert Índice1 La ansiedad... 2 ¿Cómo nos ayuda el Mindfulness…