asperger

Lo que hay detrás del Síndrome de Asperger

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicólog@)

7 febrero, 2024

Hace no mucho compartimos un artículo en nuestro blog en el que hablamos a nivel global y general de los Trastornos del Espectro Autista, conocidos como TEA.  

Hoy seguimos escribiendo sobre ello, ya que por un lado queremos dar respuesta a Omar, un papá que nos escribió un comentario solicitando información para ayudar a su hijo de 7 años, con Asperger y, por otro lado, porque me sorprendieron muchísimo los datos que apuntan a un incremento exponencial en la población de este tipo de trastornos.

Según la Confederación de Asperger de España, tienen Síndrome de Asperger de 3 a 5 personas por cada 1.000 nacidas vivas, cifras que encontré buscando bibliografía e información detallada para elaborar el artículo sobre TEA.

Comencemos por el principio, ¿por qué el nombre de Asperger? Esta denominación se debe al apellido del psiquiatra austriaco que lo describió, Hans Asperger 😉   

Qué es

¿Recuerdas la serie española “Doctor Mateo”?, ¿conoces el personaje de Sheldon Cooper de “The Big Bang Theory”, ¿o quizá te es más familiar Shaun Murphy de “The Good Doctor”? 

De un tiempo a esta parte el cine y las series de televisión le han dado protagonismo y, por ende, cierta visibilidad al Síndrome de Asperger, incluyéndose como un elemento más entre los personajes principales. En ocasiones la ficción representa fielmente y de manera fiable este síndrome, pero otras veces no tanto, así que para quienes aún tengan dudas y quieran entenderlo mejor, vamos con ello. 

El Síndrome de Asperger es un tipo de Trastorno del Espectro Autista (TEA), que recoge una diversidad de posibilidades que a su vez se engloban y se encuadran dentro de los trastornos del neurodesarrollo. 

De nuevo hablamos de síndrome porque se trata de un conjunto de síntomas compartidos que detallaremos a continuación; lo más destacado es que presentan un estilo cognitivo muy peculiar, con habilidades especiales en áreas restringidas. 

A qué áreas afecta

Como ya comentamos en el artículo sobre los TEA, cada persona mostrará diferencias individuales y nunca se manifestará de la misma manera en cada una. Es entre los 4 y 5 años cuando más se detecta y se diagnostica. El Síndrome de Asperger principalmente afecta a:  

  • Interacción social. Los niños y niñas con el Síndrome de Asperger tienen déficit en habilidades sociales lo que les puede suponer un problema a la hora de hacer amistades. Es habitual que se relacionen con menos problemas con las personas adultas que con menores de su misma edad ya que les cuesta mucho entender el mundo social. 
  • Lenguaje y comunicación. Dentro de esta área el lenguaje no verbal es el más difícil de entender para ellos y ellas. En el lenguaje verbal presentan dificultades para la abstracción de conceptos ya que hacen una interpretación literal de ellos. Por lo tanto hablarles de  una manera concreta, sencilla, directa, sin ironías, sin metáforas, sin giros, sin analogías y siendo muy claros, ayudará a comunicarnos y que nos puedan entender mucho mejor. Si conoces algún niño o niña con Síndrome de Asperger puede ser que te llame la atención o incluso te incomode la manera en la que te miran ya que a veces les cuesta mucho mantener un contacto visual natural y miran de una manera muy intensa, como rígida, directa y fija.  
  • Rigidez comportamental. Poder adaptarse y aceptar los cambios, la inflexibilidad de pensamiento y tener ciertos intereses estrechos y muy absorbentes es otra de las áreas en las que también hay particularidades y, a menudo, complicaciones en las personas que tienen el Síndrome de Asperger. Tienden a repetir patrones. Suelen aparecer obsesiones y/o preocupaciones muy marcadas en sus gustos e intereses durante un tiempo determinado (dinosaurios, trenes, mapas…) para después cambiar por otra. 

Para intentar evitar el estrés que les suponen los cambios, establecer y mantener ciertas rutinas de manera habitual les ayuda mucho en su día a día, porque les genera seguridad. 

  • Funciones ejecutivas. Es otra de las áreas que se le complican a las personas con Síndrome de Asperger. Presentan dificultades en la habilidad para generalizar los pasos o estrategias concretas a situaciones nuevas. 

En ocasiones se puede tardar mucho tiempo en llegar a un diagnóstico, lo que puede deberse a que en las personas con Síndrome de Asperger su nivel intelectual y apariencia física no se ven alteradas, incluso su cociente intelectual puede encontrarse en valores superiores a la media, por esto mismo se mantiene como un trastorno diferente al autismo. 

De hecho, es habitual que en las tareas en las que la memoria está presente destaquen y sobresalgan, ya que a menudo son brillantes aprendiendo y reteniendo información, aunque muchísimas veces sin entenderla y comprenderla. 

El Síndrome de Asperger tiene ciertas similitudes con el autismo, motivo por el que algunos/as autores/as lo sitúan y hablan de dos trastornos diferentes, pero dentro de un mismo continuo. Aquí todavía no hay un acuerdo general y sigue habiendo diferentes posturas, sin llegar a un acuerdo general. 

¿QUIERES ADQUIRIR NUEVAS HERRAMIENTAS PARA APLICAR EN TU ENTORNO LABORAL?

La Psicología Positiva se centra en el uso de las FORTALEZAS personales para incrementar el bienestar de las personas

Máster en
PSICOLOGÍA POSITIVA APLICADA

Solicita el dossier y más información del curso

Tips a tener en cuenta  

Al principio del artículo os he hablado de Omar, que nos hizo una petición muy concreta tras leer nuestro post sobre TEA: “Muchas gracias por el artículo. Por favor, existen recomendaciones que vayan de acuerdo a la edad de personas Asperger, con la finalidad de que ellos se vayan adaptando a la sociedad y la sociedad también aprenda a vivir con ellos.
Yo, tengo un hijo Asperger de 7 años y lo estoy ayudando en el proceso de adaptación en la sociedad”
y al que le dedicamos este apartado con todo nuestro cariño:

  • Aceptar lo maravilloso y único que es el hijo de Omar, como cualquier otro niño/a con o sin Asperger es lo primero, primerísimo que los padres y madres pueden hacer. Desde la fortaleza de la aceptación todo será mucho más sencillo. 

Lee AQUÍ más acerca de la fortaleza de la Aceptación.

  • Y al igual que cualquier hijo/a y sus peculiaridades, adoptar la perspectiva de que son personas de las que podemos aprender y cuya existencia nos puede aportar mucho autoconocimiento, a la vez que enseñar muchas cosas, intentemos ver a nuestras criaturas como maestros/as.
  • Intentar arropar con mucho cariño y estableciendo y enseñándole rutinas muy marcadas al niño o niña con Asperger.
  • Tratar de adelantarnos y de anticiparles lo que va a ocurrir, siempre que lo sepamos.
  • Dirigirnos a ellos/as con un lenguaje muy claro y sencillo. Pedirles lo que queramos de manera gradual y evitando en todo lo que podamos utilizar la ironía y los dobles sentidos.
  • Marcar y establecer unos tiempos límites cuando estén inmersos/as y enfrascados/as en sus obsesiones particulares.
  • Acompañar en sus interacciones sociales, apoyando con nuestra presencia el inicio del juego grupal.
  • Trabajar en casa el contacto visual para que se acostumbren a mirar a los ojos. 
  • En las ocasiones que podáis sentir desbordamiento, lo más recomendable sería buscar apoyo profesional externo, hay asociaciones y terapeutas especializados/as en TEA y en concreto en el Síndrome de Asperger, que os pueden acompañar y ayudar a entender y manejar de forma más óptima situaciones complicadas. 

Si eres psicólogo/a y lo que te ha traído hasta aquí es tu día a día profesional y la curiosidad y el interés por la Psicología Positiva, con nuestro Máster en Psicología Positiva Aplicada Online puedes aprender y especializarte en ello. No dejes de solicitar información de la formación sin compromiso a nuestros compañeros/as del departamento de admisiones. 

Fuentes de datos: 

  • Baron-Cohen, S. (2010) Autismo y síndrome de Asperger. Alianza editorial.
  • https://www.asperger.es/

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Esquizofrenia y esquizoide, ¿es lo mismo?

La confusión entre la esquizofrenia y el trastorno de personalidad esquizoide es común, es esencial entender que se refieren a entidades clínicas totalmente distintas, por…

La Infidelidad en la Pareja: navegando por el agua de la desconfianza

La infidelidad en la pareja es un tema complejo y tremendamente delicado que puede afectar a muchas relaciones. Índice1 Descifrando la Realidad de la Infidelidad…