12 beneficios de dar y recibir un abrazo

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicólog@)

24 enero, 2023

¿Te has preguntado alguna vez por qué en ciertos momentos del día, especialmente cuando estamos atravesando un proceso emocional, lo primero que viene a nuestra mente es la necesidad de un abrazo?

Cuando sentimos alegría, euforia, tristeza, nostalgia, tensión o incluso tranquilidad absoluta, los abrazos siempre tienen un lugar. Y es que si hay algo en lo que la gran mayoría de las personas coincidimos es en la necesidad de afecto: demostrarle a un ser querido que estamos ahí para esa persona o sentir su apoyo y saber que está junto a nosotros/as…

¿Se te ocurre una mejor forma de demostrarlo que un abrazo? Hoy descubriremos los beneficios que nos aporta este gesto y aprenderemos cómo abrazar más y mejor =).

Qué es un abrazo

Cuando buscamos la palabra “abrazo” en la RAE, encontraremos que su definición es “acción y efecto de abrazar (ceñir con los brazos)”; sin embargo, su significado va mucho más allá.

Y es que un abrazo no consiste únicamente en rodear a otra persona con tus brazos, sino que también es una de las formas de expresión emocional que nos permite transmitir nuestro cariño hacia esa persona, lo que lo convierte en una manera silenciosa de demostrar amor o de alguna forma decirle “Te quiero”.

Se trata de un gesto que nos acompaña desde que nacemos: durante el primer año de vida estamos predispuestos biológicamente a buscar contacto físico que nos permita garantizar nuestra supervivencia y desarrollar vínculos afectivos.

Tipos de abrazos

Podemos abrazar de muchas formas y cada manera puede ejercer una influencia distinta en nuestro organismo, dependiendo de la intención con la que se dé. Aquí te dejo algunas de ellas:

  • Clásico: es aquel que se da cuando dos personas se rodean con los brazos situando las cabezas una al lado de la otra. Es un abrazo íntimo.
  • Visual: es un gesto que no implica un gran contacto físico, porque se expresa cuando ambas personas están pegadas una frente a la otra y mantienen un contacto visual llenas de cariño e intimidad.
  • Entre compañeros/as: no tiene que existir mayor confianza o afinidad entre las personas para que se genere este tipo de abrazo, ya que se suele producir de manera simple con unas palmadas en la espalda.
  • Lateral: es un gesto de cercanía que no necesariamente conlleva demasiada intimidad. Se produce cuando rodeamos el hombro de la otra persona con uno de nuestros brazos para expresar distintos tipos de apoyo: reconfortar a la otra persona, simpatía, cariño, amor o ternura.
  • Distante: uno de los tipos de abrazos más comunes ya que se dan por un formalismo, lo que nos puede suponer una incomodidad o incluso una amenaza.
  • Violento: es un abrazo que se da con fuerza e intensidad y puede llegar a hacerle cierto daño a quien los recibe. Al igual que los abrazos distantes, los abrazos violentos son incómodos y amenazantes.
  • Protector: consiste en rodear a la persona con nuestros brazos cuando el otro está de espaldas a nosotros. Este tipo de abrazos suele buscar expresar estabilidad, refugio, confianza y cuidado.
  • Con movimiento: como su nombre lo indica, es aquel que viene acompañado de gestos de movimiento y suele ser característico de las personas que llevan mucho tiempo sin verse, ya que pueden ser más efusivos.
  • Por la cintura: uno de los más comunes entre las parejas por su carácter romántico. Se da cuando ambas personas se abrazan mutuamente por la cintura mientras se transmiten su cariño de una manera extra, que puede ser con miradas o besos.
  • Unilateral: este tipo de abrazo surge cuando una de las personas realiza el gesto, pero no recibe respuesta por parte de la que es abrazada.
¿TE CUESTA SENTIR BIENESTAR, FELICIDAD O SATISFACCIÓN?
No hay fórmulas mágicas para la felicidad, pero sí bases científicas.
¿Te gustaría aprender cómo crear una
IEPP sonrisa azulvida más plena y satisfactoria?
¿TE CUESTA SENTIR BIENESTAR, FELICIDAD O SATISFACCIÓN?
No hay fórmulas mágicas para la felicidad, pero sí bases científicas.
¿Te gustaría aprender cómo crear una
IEPP sonrisa azulvida más plena y satisfactoria?

Beneficios de un abrazo

La gran mayoría de los abrazos que damos o recibimos nos proporciona un confort más rápido que el que nos pueden generar las palabras. Esto debido a que las sensaciones corporales llegan antes al sistema nervioso y se interpretan inmediatamente.

Está comprobado que los abrazos pueden disparar la producción de hormonas como la oxitocina, la serotonina y las endorfinas, que están asociadas a sensaciones de bienestar y felicidad; y disminuye la producción de cortisol y adrenalina, relacionadas al estrés. Los beneficios pueden ser tanto a nivel físico como emocional:

  • Reduce la presión arterial, los dolores menstruales o los de cabeza.
  • Alivia la ansiedad, la depresión y el estrés.
  • Favorece la calma y nos hace sentir menos soledad.
  • Ayuda a combatir el insomnio y afrontar miedos.
  • Comunica emociones y sentimientos.
  • Fortalece la autoestima.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Facilita el entrenamiento en la empatía.
  • Favorece los desbloqueos físicos y emocionales.
  • Despierta la creatividad.
  • Estimula la gratitud.
  • Potencia el optimismo y el buen humor.

Molina, C. (2013).

¿Cómo puedo abrazar más y mejor?

Para muchas personas, dar abrazos no forma parte de su forma de expresarse porque, en la mayoría de estos casos, este tipo de gestos no formaron parte de su niñez. Esto es normal y debe respetarse.

Sin embargo, si eres de aquellas personas que ven en los abrazos una píldora de energía, hoy quiero traerte tres tips muy sencillos y fáciles para aprender a abrazar más y mejor =):

  1. Duración: según la ciencia, un abrazo debe durar entre los 5 y 10 segundos para que sea efectivo.
  2. Voluntad: es importante destacar que los abrazos siempre deben ser voluntarios para que su efecto no sea negativo. Las personas que participen deben estar de acuerdo y cómodas al manifestar este gesto.
  3. Tranquilidad: procura estar relajado/a cuando vayas a abrazar a alguien y hazlo de forma sincera. 

Ahora bien, planteamos otro caso…

¿Qué pasa si estoy solo/a?

En muchas ocasiones, justo en ese momento en el que necesitamos expresar nuestros sentimientos a través de un abrazo, puede que esa persona especial no esté junto a nosotros/as para poder hacerlo.

Comenzamos a tener una sensación de vacío y soledad y la necesidad sigue ahí: queremos abrazar.

Si estás viviendo una situación similar y te gustaría encontrar una manera de sobrellevarla, ¡No te preocupes! En nuestro podcast “Hambre de piel”, además de aprender más sobre los beneficios de abrazar y cómo nos puede afectar la falta de contacto físico, también descubrirás un ejercicio práctico para utilizar el potencial evocador de nuestro cerebro y conectar emocionalmente con aquellas personas que tenemos lejos.

Suena interesante, ¿verdad? ¡Pues ponte los cascos y disfruta!

Si todo lo que has leído te ha parecido interesante, nuestro Título Experto en Psicología Positiva es para ti =). Solicita información sin compromiso y te daremos toda la información que necesitas.

¡Un abrazo desde el otro lado de la pantalla!

REFERENCIAS:

  • Molina, C. (2013). Emociones expresadas, emociones superadas. Oniro.

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

4 1 vote
Valoración
guest
2 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Patricio
Patricio
24 enero, 2023 3:12 pm
Valoración :
     

Muy interesante lo anotado.
Los abrazos, considero que son de las interacciones humanas que debemos rescatar en estos tiempos post pandemia, tuvimos que limitar el contacto físico y los acercamientos, por ello, y justamente por su alto valor emocional, es tiempo de recuperarlo.

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Patricio
25 enero, 2023 12:46 pm

Buenos días Patricio.
Muchísimas gracias por el feedback.
Nos alegra mucho que el contenido del post te haya parecido interesante y de utilidad.
Cuánta razón tienes, efectivamente rescatemos los abrazos que durante la pandemia no pudimos dar.
Un cordial saludo y ¡feliz miércoles!

También te puede interesar

Amor platónico

Recuerdo momentos en mi adolescencia en los que, el simple hecho de pensar en uno de mis ídolos musicales, producía en mí una emoción que…

Separación o divorcio con niños/as

Hoy de nuevo retomamos un tema que consideramos fundamental e importante y que nuestros psicólogos y psicólogas del IEPP trabajan constantemente en sus procesos de…