amor incondicional

Amor incondicional: cuando el apego te absorbe

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Categoría: Psicoterapia

Y después de nuestros artículos sobre el amor y sobre los mitos del amor romántico, de nuevo hablamos de amor. Hoy vamos a intentar poner algo de luz acerca del amor incondicional.

Qué es el amor incondicional

El amor incondicional como su propio nombre indica sería el más puro amor sin condiciones y sin beneficios para nadie, esto es, su significado es amar sin esperar nada a cambio, amar desinteresadamente y podemos encontrarlo no sólo en la pareja, sino también en relaciones familiares y de amistad.

Este tipo de amor llevado a la práctica puede llevar a la persona que lo experimenta a sufrir mucho, y es que al no existir una línea marcada, clara y definida que indique si ese vínculo emocional es funcional o no, la persona puede quedarse en una especie de “limbo” sintiendo un malestar que no sabe muy bien cómo gestionar, lejos de ser ese modelo de amor perfecto que muchas personas creen que es.

Y aunque el amor incondicional suena y luce precioso en infinidad de novelas y películas de cine de corte romántico y dramático, para nosotros la realidad es y tiene que ser otra,  una relación de pareja, no puede ser satisfactoria si aparece este tipo de amor.

En una relación de pareja SIEMPRE debe existir un intercambio, es importante dar y recibir amor.

En el momento en el que una de las dos partes no recibe amor, la cosa se complica, se tuerce y no es amor incondicional, es un falso amor, una obsesión, un apego por alguien, una costumbre, una rutina…

El amor se forma y se trabaja entre dos personas, se trata de dar y recibir. Si en tu relación no tienes esto, estás perdiendo el tiempo. Y es que nadie en una relación de pareja puede ser feliz sólo “dando y entregando” amor.

Cuando aceptas esta situación, te das cuenta de que uno realmente tiene que trabajar por ganarse el amor de otra persona, uno no puede ser complaciente todo el tiempo y debes entender que eres amado por lo que haces también y no solo por lo que eres.

Se escucha que el amor incondicional más generoso y puro es el que se puede dar de padres a hijos; y yo que soy mami, ni siquiera creo que exista este amor entre padres e hijos porque al final necesitamos como padres vivir una convivencia en armonía y recibir afecto y cariño de nuestros hijos. A veces llega un punto en el que los padres no están dispuestos, ni deben tolerar de manera habitual ciertas actitudes y comportamientos dañinos y/o vejatorios hacia ellos por mucho que quieran y mucho amor que sientan por sus hijos. 

Características del amor incondicional

Aparición de asimetrías. “Dar 100% a cambio de 0”

Cuando una persona ama y se entrega sin esperar nada a cambio es muy probable que la otra parte se relaje sin tener la necesidad de hacer absolutamente nada más para mantener ese amor incondicional, aquí es donde vemos claramente que se trata de una relación totalmente asimétrica. Esto es muy común cuando la relación que tiene uno mismo está descompensada y existe una gran dependencia emocional.

Búsqueda de contacto constante

Cuando aparece este tipo de amor, de manera más o menos consciente, la persona que se entrega intenta estar en contacto con el ser amado, pudiendo aparecer de forma habitual situaciones de rechazo.

Percepción trágica de la situación. “Amar a lo Romeo y Julieta”

Para poder dar una explicación y sentido a este amor incondicional, la persona que se entrega suele recurrir a muchas creencias irracionales y mitos alimentados por el cine, la literatura y similares. Incluso la persona se puede llegar a sentir del todo identificado con ese tipo de personajes ficticios o mitificados sufridores por amor.

Fantasía. “Dar rienda suelta a la imaginación”

La imaginación y la fantasía suele ser una vía de escape para imaginar realidades en las que esa relación es mejor y más equilibrada. Falsas realidades que sólo están en tu cabeza.

Por lo tanto lo que tenemos que tener claro es que el amor por supuesto que existe, pero es condicional y es que el amor incondicional puede atarte.

Las expectativas sobre el amor deben ser reales y solo así, tendrás una relación más fuerte. Si uno se aleja del concepto de amor incondicional, se da cuenta de que puede comenzar a poner expectativas razonables sobre cómo uno actúa y trata.

Poner condiciones en el amor no significa que sea más débil, al contrario, esto hace que sea mucho más honesto y maduro.

Si consideras que estás enganchad@ a la idea de un amor incondicional, que te hace sufrir, del que no eres capaz de alejarte y te está afectando y perjudicando emocionalmente hablando, deja que uno de nuestros psicólogos expertos online en psicología positiva te acompañen en un proceso terapéutico de cambio para poder vivir el amor sin condiciones y mejorar por fin tu calidad de vida. Solicita a través de la web una primera sesión de orientación gratuita y en ella te explicaremos de manera muy cercana cómo será el proceso de mejora.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Nomofobia: Enganchados al móvil

Hace poco, mientras hacia una orientación en el centro de terapia en la delegación de Madrid el IEPP, "Silvia", la chica con la que hablaba…

Trastorno de Adaptación: Cuando el cambio te amenaza

La muerte de un ser querido, un divorcio, problemas en una relación interpersonal, enfermedades de uno mismo o de un ser querido, preocupaciones económicas, catástrofes…