amor

El Amor

Categoría: Psicoterapia

"Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado."

William Shakespeare

El amor y enamorarse es una experiencia única, personal, diferente, vivencial, compleja, profunda y fascinante. Sigue siendo el tema protagonista y fundamental de muchas de las novelas, canciones y de las películas que salen al mercado.

El amor siempre está presente, no pasa de moda y es que es una experiencia a la que no debemos renunciar aunque hayamos sufrido alguna decepción previa.

A todo el mundo tarde o temprano le llega el amor. Pero, ¿qué es realmente ese sentimiento?, ¿cómo saber si es o no verdadero amor lo que siento?

¿Qué es realmente el amor?

La definición de “enamorado”, según el diccionario, es el que tiene amor, pero cuidado porque no todo el que tiene o siente amor tiene por qué estar enamorado. 😉

Y es que el concepto de enamoramiento hace referencia a un estado emocional de alegría y felicidad que sentimos cuando nos encontramos fuertemente atraídos por otra persona, a la que idealizamos y le atribuimos toda una serie de cualidades que en la mayoría de los casos magnificamos.

Por lo tanto, diríamos que el amor se trata de una alteración emocional provocada por una emoción intensa y casi incontrolable, una sensación de placer, de bienestar, incluso con palpitaciones y en ocasiones mucho nerviosismo cuando estamos en presencia de la persona que nos atrae.

El enamoramiento correspondido hace que nos sintamos felices. Cuando la persona enamorada es correspondida siente un deseo irresistible de estar con la otra persona, de conocerla, de ahondar y profundizar en su vida.

Este estado físico y mental a veces se puede confundir con la ilusión, el capricho o la obsesión, y es que es una línea muy fina la que muchas veces los separa, cuidado, porque escoger un amor imaginario, en lugar de uno real puede ser lo que marque la diferencia entre la felicidad o la desdicha.

Y es que no siempre somos libres de enamorarnos de quien de verdad desearíamos, en ocasiones el amor no es correspondido, por lo tanto, el amor nos elige. Y esa elección puede ser la apropiada o por el contrario, traernos más disgustos que alegrías.

Cuando estamos inmersos en este estado sí correspondido, vemos en nuestro enamorado a un ser encantador que nos cautiva por una serie de cualidades y/o rasgos que nos gustan y nos atraen sin control: su manera de ser, de comportarse, de moverse, su belleza física, su inteligencia...

Incluso muchas veces no somos capaces de encontrar una causa objetiva y concreta que justifique los sentimientos que experimentamos: “es que me encanta y no entiendo por qué”.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

Desde la psicología, el amor es una experiencia afectiva conformada por un conjunto de variables muy concretas: necesidad de vincularnos a alguien, necesidades de intimidad, pasión, sexualidad…

Todos estos principios quedan recogidos en la famosa y archiconocida teoría triangular de Sternberg, conoce al detalle los tipos de Amor que existen.

Gracias a esta teoría hoy conocemos los siete tipos de amor que pueden darse según la combinación de los tres elementos fundamentales de intimidad, compromiso y pasión.

¿En qué consiste exactamente?

Entonces, ¿estoy enamorado o lo que siento es un simple capricho? En el juego del amor a veces resulta muy difícil disociar ambos términos. Por eso, es importante aclarar en tu mente y en tu corazón qué sentimientos tienes hacia esa persona que te está volviendo el mundo del revés.

El amor no es una ciencia exacta, pero sí que existen una serie de pautas que te pueden llevar a la conclusión de que te estás enamorado de esa persona.

Aquí te detallamos varios síntomas físicos que indicarían que te estás enamorando de esa persona:

  • Cuando le echas de menos a todas horas y cuentas los minutos que te faltan para verle.
  • Si no puedes sacar esa persona de tu mente y continuamente está en tu pensamiento.
  • Cuando una mirada, una caricia, un abrazo, un beso… te hacen bailar mariposas en el estómago.
  • Si se te acelera el corazón cada vez que ves a esa persona o estás cerca.
  • Cuando tus prioridades han cambiado y modificas los planes por estar con esa persona.
  • Si cada cosa que ves, escuchas o hueles, te recuerda a él/ella.
  • Cuando cualquier excusa es buena para comprarle lo que le gusta.
  • Si te sientes la persona más feliz de la tierra y sonríes y lloras sin ninguna razón aparente.
  • Cuando el tiempo a su lado pasa muy rápido, incluso volando y siempre quieres más, volviéndote adict@ a su contacto.
  • Si su felicidad forma parte de la tuya.

Si todo era orden en tu vida hasta que llegó esa persona capaz de desbaratar en un segundo lo que te costó años construir, puede ser un buen signo de que alguien ha sido capaz de calar hondo en tu interior.

También puede ser que sólo quieras pasarlo bien, tener alguien con quien salir, ir al cine, a bailar o a pasear, que simplemente lo necesites, si es así, no te engañes, NO estás enamorad@.

Tu corazón, más que tu razón, es el que te dará respuestas a estas cuestiones. Y es que, si bien la atracción puede durar de uno a tres meses, el amor lo puede hacer años.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Lo que no es amor

Con frecuencia, algunas personas confunden“estar enamorado” con otras formas de sentimientos. Es importante tratar de identificarlos y de diferenciarlos del verdadero enamoramiento. Algunos ejemplos son:

  • Cuando la persona se enamora solamente si hay un obstáculo que impide llevar a cabo una relación, pudiendo ser este obstáculo el propio rechazo de la persona a quien quiere conquistar, o bien la existencia de un rival, o cuando la persona está comprometida, casada, etc. En tal caso, cuando el obstáculo desaparece y se consigue su objetivo, el amor también desaparece. Diríamos que su motivación se basa en alcanzar un reto.
  • Cuando una persona se siente atraída por otra como consecuencia de lo que tiene o representa: riqueza, poder, clase social, etc. Es lo que llamamos el amor por interés. Tampoco es amor. Personas que consiguen sus metas a través de otros y se valoran en función de los méritos del otro.
  • Personas inseguras que engañan a la persona amada para seducirla, con cualidades que no tienen u ocultando defectos. Son personas que conocen muy bien sus limitaciones y que saben cómo ocultarlos y evitar que el otro los perciba pero, tarde o temprano salen a la luz y es cuando empiezan las decepciones y el otro se siente engañado/a.
  • Amor tóxico. Un concepto que se ha hecho muy popular en la actualidad. El amor tóxico se caracteriza por una serie de conductas de dependencia emocional del que ya os hemos hablado con anterioridad (enlazar post dependencia) o control que convierten la relación de pareja en dañina. Los miembros de una relación tóxica sufren día sí y día también. 
  • Cuando la relación se convierte en una codependencia emocional, es decir, uno de la pareja se vuelve adicto a la dependencia de su pareja, así sentir el control, con la necesidad de ayudarle y preocuparse exclusivamente por su bienestar.
  • Tras una decepción amorosa, hay personas que quieren volver a enamorarse para olvidar el amor que les está haciendo sufrir, mantienen una relación con otra persona con la que se sienten cómodos pero no enamorados, pasado cierto tiempo, lo más probable es que esta relación fracase y termine.
  • Es muy común, sobre todo en la adolescencia, creer estar enamorado de tus ídolos: cantantes, actores, deportistas… No confundir, aquí sienten admiración por lo que hacen o por como son físicamente esas personas, y por supuesto que no es amor.

Para terminar, si estás enamorad@ y eres correspondid@ disfrútalo, déjate llevar, vive el momento ya que nunca podemos saber a ciencia cierta si será o no definitivo. Exprímelo al máximo mientras dure y ¡cuídalo!.

Si no estás enamorad@, tranquil@, abre tu mente, sal, entra, relaciónate, no tengas prejuicios, quítate lo miedos porque en el momento que menos te lo esperes puede aparecer esa persona especial y todo dará un giro. Quizá la tienes más cerca de lo que te imaginas. 😉

Valoración (5 / 1)

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

2
Comentarios

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Sonia CastroSergio Rico Recent comment authors
nuevos antiguos
Sergio Rico
Sergio Rico
Valoración :
     

Uno de los temas que más nos preocupa y que alberga un sinfín de posibilidades. Gracias por el artículo 🙂

También te puede interesar

Comunicación Efectiva

Hemos hablado ya en el blog de las bases de una buena oratoria y de cómo superar el miedo a hablar en público. Pues bien,…

Crisis Existencial

“¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?” Ya os hemos hablado en el blog de qué hacer cuando llega un cambio de vida, en…