dependencia emocional

Dependencia Emocional No Es Amor

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

La dependencia emocional se evita cultivando el amor propio y el autoconocimiento.

Ésta es la clave para generar relaciones saludables con uno mismo y con los demás. Encontrar a la persona adecuada supone también prepararnos nosotros para una relación.

Aroa Ruiz

Es un término muy escuchado últimamente y que se trabaja de forma muy habitual en las consultas del psicólog@.

¿Quieres dejar la dependencia emocional en tu vida? Encuentra aquí "Cómo superar la dependencia emocional".

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional en psicología es la dependencia afectiva o sentimental que consiste en una serie de comportamientos adictivos que se dan en una relación interpersonal donde existe una asimetría en el rol que asume cada persona.

La necesidad de afecto básica que todo ser humano necesita se convertirá en dependencia emocional cuando las conductas que desplegamos para satisfacerla sean patológicas y desproporcionadas.

Las fortalezas y la autoestima actúan como un factor de protección frente a la dependencia emocional.

De esta forma, la persona dependiente muestra un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas. Por tanto se trata de una necesidad afectiva extrema hacia la pareja sentimental; de forma similar que un drogadicto necesita su dosis sí o sí, la persona dependiente necesita a la persona de la que depende y es que en la dependencia emocional operan similares mecanismos de refuerzo positivo como en otras adicciones, que acaban generando dependencia psicológica casi incontrolable en el sujeto.

En algunas ocasiones, la dependencia emocional se apoya en los tópicos del amor romántico que dibujan un intercambio de afecto asimétrico y disfuncional donde se idealiza al otro miembro de la pareja y aparecen ideas de complementariedad.

Un ejemplo de esto es el mito de la media naranja: pensamos que somos seres incompletos hasta que aparece nuestra media naranja, la persona que rellena la parte que nos falta.

Hay autores como Rodríguez-Franco que han observado y relatado que el origen de la dependencia emocional se podría situar en las etapas del final de la adolescencia y del inicio de la juventud, período muy crítico en el que se vive el despertar de las relaciones de pareja. En estos momentos la entrega incondicional a la otra persona y la influencia de los mitos románticos incrementan la probabilidad de establecer una relación de dependencia en la pareja.

Causas

Así pues tres de las causas más comunes y frecuentes que encontramos en la dependencia emocional son:

  • Baja autoestima. Este es el factor fundamental y el más habitual que observamos como causante en las personas dependientes. Este tipo de persona se desvaloriza sistemáticamente. Se muestran muy críticos consigo mismos y con su forma de ser, hasta el punto de sentirse inferiores y culpables, incluso, del menosprecio que puedan recibir por parte de sus parejas sentimentales. De esta manera aparece un sentimiento de inferioridad e inutilidad perjudicial para ellos y para la relación.
Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

  • Miedo a la soledad. Las personas dependientes son personas que no saben, no quieren y no conciben vivir sol@s. Para ellos la soledad no tiene cabida y por eso necesitan estar acompañados en todo momento sin importarles la calidad de la compañía elegida y por consiguiente la calidad de la relación. La frase “mejor solos, que mal acompañados” no va con ellos. Empalman una relación sentimental con otra, sin pasar meses ni años sin pareja sentimental estable. Son los eternos emparejados. No saben lo que es estar solter@.
  • Estado de ánimo negativo. Es habitual encontrar comorbilidad de la dependencia emocional con cuadros de ansiedad y/o depresión.   

Síntomas

Estos síntomas nos han de poner en alerta y es que si los detectamos, nos están indicando una clara relación de dependencia emocional.

  • Angustia o miedo exagerado a la separación. ¿Te suenan estas frases? “si me deja, me muero”, “no puedo vivir sin él”, “ahora que es mío, ya no se me escapa”, “voy a hacer todo lo que sea posible para que no me deje”… La persona dependiente no se imagina que la relación pueda terminar, esa posibilidad ni se la plantea. El dependiente no consigue disfrutar ni ser feliz si no es a través de la otra persona y por ello busca el vínculo en sus planes constantemente. 
  • Obsesión por alguien. Deseo e impulso irrefrenable por el  acceso constante a la persona de la que se depende, hay una necesidad y fijación excesiva por tener contacto continuo a través de llamadas, mensajes… En todo momento la persona dependiente ha de saber dónde está, con quién está y tener comunicación con su pareja. La persona dependiente muestra un amor desmedido, busca complacer continuamente a la pareja y muchas veces con regalos exagerados.
  • Idealización. La persona dependiente idealiza a su pareja de tal manera que no es capaz de ver nada negativo en él o en ella; se venera a la pareja como si de un Dios o de un ser superior se tratara. El dependiente asume que su pareja es el ser más maravillo que ha conocido jamás, es ideal porque es perfect@, no se equivoca nunca, no comete errores, no se imagina su vida sin él o sin ella y hará todo lo que esté a su alcance para mantener la relación. En este punto, la persona dependiente sobrevalorará las cualidades de su pareja e infravalorará las propias.
  • Dependencia económica y doméstica. Las personas dependientes suelen serlo también a otros niveles, como el económico o en las obligaciones domésticas.

Desarrolla tu crecimiento personal con la que podrás encontrarte mejor contigo mism@ con nuestro curso de autoestima.

Además, existen diferencias de género en la expresión de esta problemática:

  • Los hombres que presentan dependencia emocional la expresan de una forma larvada. Existe la necesidad afectiva pero es más frecuente expresarla de una forma más agresiva, de modo que se intentan satisfacer las propias necesidades de afecto pero al mismo tiempo puede aparecer un menosprecio hacia la pareja.
  • Por el contrario, las mujeres tienden al uso de técnicas de afrontamiento evitativo relacionadas con el autoengaño o la negación. Esto significa, que la búsqueda de afecto genera comportamientos de insinceridad y opacidad comunicativa, mixtificación y mecanismos de manipulación y reincidencia, entre otros, y que induce a un registro de la realidad distorsionado.

Consecuencias

Entre las múltiples consecuencias que pueden aparecer ante una relación de dependencia emocional destacamos estas:

  • Sentimientos negativos. Y es que la persona dependiente se siente mal y en la mayoría de las veces es totalmente consciente de que la relación no es satisfactoria, pero aun así es incapaz de salir del círculo, de romper el vínculo, de superar el momento, lo que le lleva a sentirse peor.
  • Ansia por recibir cariño. Aguantar, ceder y justificar a la pareja aun teniendo un comportamiento desagradable, a veces hasta violento, desconsiderado, poco afectivo… Todo vale.
  • Persistencia a la hora de vincularse. Búsqueda desesperada de nuevas relaciones, a veces como apoyo para salir de la pareja actual (ya hemos dicho antes que la persona dependiente emocional no soporta la soledad) o como nueva pareja.
  • Aumento en el desgaste de energía.
  • Posesividad. Muchas de las personas que son dependientes emocionales tienden a buscar parejas con un carácter dominante, posesivo, autoritarias, déspotas, soberbias y con un perfil psicológico que tiende hacia el egoísmo y el narcicismo. Y es que se sienten atraídos fuertemente por sujetos distantes, poco accesibles, difíciles, fríos y muy poco afectivos. “Sé que no me conviene, pero no lo puedo evitar”.
  • Preferencia por las relaciones asimétricas. Relaciones basadas en la sumisión y la subordinación. Las relaciones dependientes son relaciones desequilibradas donde la persona dependiente acepta el rol de persona sumisa y obediente. Así, es muy habitual observar que la persona dependiente crea y asuma firmemente y de forma natural que su pareja es superior.  
  • Ruptura con amigos y familiares. Enfrentamientos continuos con amigos y familiares. En este tipo de relaciones dependientes es frecuente que el entorno cercano empiece a aconsejar al dependiente de la situación psicológica en la que está inmers@ y de lo poco adecuado y beneficiosa que ven la relación. Lo habitual es que el dependiente emocional no haga caso de lo que le dicen e insista en defender su relación a toda costa, aquí es donde aparecen los enfrentamientos, llegando incluso a reclamar a sus cercanos un trato especial hacia la otra persona. Muchas veces, el dependiente quiere que todo su entorno reconozca que su pareja es superior y que le colmen de alabanzas y respetos, lo que al no ocurrir, hace que se mantenga el enfrentamiento y los conflictos.
  • Altruismo patológico. La persona dependiente empieza a abandonar sus responsabilidades y actividades sociales, laborales y de ocio. El objetivo y la prioridad de la persona dependiente es tener el tiempo necesario para complacer las necesidades del cónyuge, lo que lleva a restar tiempo al resto de actividades. La pareja es el centro del pensamiento de la persona dependiente, todo gira en torno a ella y se priorizará sobre cualquier otra cosa.
  • Déficit de habilidades sociales. Al centrarse tanto en su pareja e ir abandonando otras relaciones de amistad, la persona dependiente empieza a tener cierta dificultad para relacionarse con otras personas, sus habilidades sociales se ven mermadas.
3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Un ejemplo real

Cuando nos encontramos ante una relación de dependencia emocional lo más importante y el tratamiento a seguir es iniciar rápidamente una terapia psicológica a fin de conseguir identificar la situación, reconocerla y desvincularse emocionalmente de la pareja.

Y tal como ocurre con otras adicciones, el primer paso es que el afectado sea capaz de reconocer que tiene un problema y decida buscar la manera de solucionarlo. Este punto es muy difícil ya que la persona dependiente logrará encontrar múltiples excusas y justificaciones para su conducta: “vosotros no lo/la conocéis bien”, “si en el fondo nos queremos mucho y no podemos vivir el uno sin el otro”, “nadie es perfecto”, “la culpa también es mía”… No hay excusas que valgan y una vez que la persona es consciente de lo que quiere conseguir, el terapeuta le acompañará hasta lograrlo. 

A continuación os dejamos un ejemplo de posible caso real para terminar de entender el concepto de dependencia emocional:

María siempre había sido una niña tímida, introvertida y con la autoestima algo baja. No se sentía muy agraciada físicamente hablando y su forma de ser tan sensible, callada y dulce no hizo que tuviera muchos amigos en el colegio, ni fuera la más popular.

Empezó a sentir interés por los chicos a los 14 años de edad, ella siempre había fantaseado con encontrar a su príncipe azul, la idea de encontrar y vivir el amor romántico como en las películas que veía y en las novelas que leía era uno de sus objetivos fundamentales y es que María creía en el amor “verdadero”, en el amor para toda la vida.

Recién cumplidos los 20 años y mientras estudiaba la carrera de farmacia María conoció y se sintió profundamente atraída por Luis, Luis era un hombre más mayor que ella, un abogado amigo de su familia, un hombre que en ese momento le producía admiración, seguridad, poder y una fascinación hasta ahora jamás experimentada por ella. Se enamoró profundamente de él.

Ella pensaba que el destino les había unido, que era una  especie de regalo de Dios y por ello decidió entregarle su vida. Así empezaron una relación sentimental que duró 13 años. 

Durante ese tiempo, ella reconoce que fue manipulada, que dejó de ser ella misma para ser un clon de su pareja o de lo que ella consideraba que su pareja quería, dejó de salir con sus amigos de manera habitual, ni siquiera acudía a las citas puntuales de sus grupos de amigos como cumpleaños, cenas de navidad, bodas… no acabó la carrera que estaba estudiando ya que empezó a trabajar con él y para él, cambió su estilo de vestir, dejó de escuchar la música que antes oía, empezó a comer diferente, su ocio cambió… ella adoptó una posición sumisa en la relación con el único objetivo de mantenerla ya que imaginarse la vida sin él era la desgracia más horrible del mundo.

Así María se fue alejando de su familia y de sus amigos íntimos y es que sus padres, sus hermanos y amigos no entendían el cambio tan radical en ella y tras intentar hacérselo ver, ella no cedía e incluso se sentía incomprendida y abandonada por los suyos. “¿No queréis que sea feliz?”, “¿es qué no os alegráis por mí?”, “¿acaso será que os da envidia?”...

Finalmente María y Luis se casaron y antes y después de la boda María fue consciente de varias infidelidades y comportamientos irrespetuosos que ella aceptó. María no decidía prácticamente nada en la pareja, viajaban donde él quería, cenaban en los sitios que él elegía, veían las películas que él decidía… Hasta la decisión de no tener hijos (algo que ella siempre había querido) la asumió sin quejarse, ni atreverse a proponer lo contrario.

De esta forma, María se convirtió en una mujer sumisa y triste, lo que le llevaba a sentirse culpable y avergonzada; pero el miedo a la soledad y a pensar que nadie la podría querer, hacían que no fuera capaz de romper la relación.

Después de aguantar muchos desprecios y ceder en situaciones importantes de su día a día, se dio cuenta que no era feliz y que no llevaba la vida que quería llevar. Vislumbraba una luz al final del túnel, así que tomó la dura decisión de dejar a Luis. Los meses siguientes fueron un infierno, estuvo sumida en el llanto, el dolor, su cuerpo temblaba, adelgazó mucho… pero finalmente se encontró con ella misma, pudiendo empezar de cero, aprendiendo del pasado.

Podcast: Dependencia Emocional: Decir que no al tiempo

Preguntas Frecuentes...

¿Crees que el amor lo puede todo?, ¿crees que sólo hay una pareja ideal para ti?, ¿tu pareja llena por completo todos los aspectos de tu vida?, ¿piensas que la plena compenetración sexual es una prueba inequívoca de amor?,  ¿crees que cuando alguien está enamorado/a no siente atracción por otras personas?, ¿los celos indican que la otra persona me quiere?, ¿crees que eres una persona dependiente emocional?, ¿quieres salir de una relación tóxica y no sabes cómo?

Si has contestado que a varias de estas preguntas, es posible que haya llegado el momento de pedir ayuda a un psicólogo profesional como los que en el IEPP trabajamos para identificar la situación, iniciar un tratamiento terapéutico y superar este momento de dependencia emocional juntos. Tenemos a tu disposición un servicio de psicología online donde estaremos encantado de resolverte todas tus dudas y evaluar si necesitas iniciar un proceso a través de nuestra primera cita gratuita.

Valoración (5 / 10)

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

16
Comentarios

avatar
10 Comment threads
6 Thread replies
10 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
Sonia Castropaola figuerasJoséLLorenaMonica Recent comment authors
newest oldest
Lulu
Lulu
Valoración :
     

Hola hace dos años el papa de mi hijo me dejó al mes ya estaba con otra a pesar de todo lo que me llegó hacer durante 10 años no consigo pasar página y que no me afecten sus comentarios y sus acusaciónes fui maltratada sicologicamente durante los años de nuestra relación me gustaría salir del este túnel para darle a mi hijo y a mi misma la felicidad que necesitamos mi pequeño tiene una enfermedad y necesito estar al 100x100 bien para seguir adelante y ser felices gracias de ante mano.

Antea Llopis
Antea Llopis
Valoración :
     

Excelente post sobre la dependencia emocional, más común de lo que pensamos entre nuestros jóvenes y no tan jóvenes la verdad. El periodo en el que más se potencia esta problemática es en el final de la adolescencia e inicio de la juventud como muy bien has indicado y que en numerosas ocasiones prevalece en el tiempo hacia nuestra vida adulta. Muchas gracias por compartir. Saludos!

El Camino de Tanit
El Camino de Tanit
Valoración :
     

No hay amor posible si antes no se ama uno mismo. Mil gracias por tus reflexiones, pues ayudan a mucha gente. Un abrazo!

Lucia
Lucia
Valoración :
     

Desde la Psicología Gestaltica, Frit Perls, creador de la misma, siempre repetía: ” Yo soy yo y tú eres tú. No estoy en el mundo para colmar tus expectativas, nu tú estas en el mundo para colmar las mias. Yo estoy para ser yo misma/o y vivir mi vida, tú estas en el mundo para ser tú mismo y vivir tu vida. Si nos encontramos será hermoso… si no nos encontramos no habrá nada que hacer”…
En CUALQUIER relación es FUNDAMENTAL quererse, cuidarse y respetarse primero a UNO MISMO para poder luego hacerlo con el otro.

Nataly Murcia
Nataly Murcia
Valoración :
     

hola soy Nataly Murcia de Colombia, me ha gustado mucho este blog pues me ayuda a comprender mejor mis emociones y las de los demas y asi poder ayudar y tambien tener una comunicación asertiva.

Lucero
Lucero
Valoración :
     

Termine una relación de 8 años y siento muchos síntomas de lo que ahora tengo claro que tengo dependencia emocional .... Quisiera algunos consejos que puedan ayudarme por favor, gracias de antemano.

Monica
Monica
Valoración :
     

Fantástico. Me ha ayudado muchísimo en un momento de debilidad

Lorena
Lorena
Valoración :
     

Estoy en este problema, llevo 7 años en una relación, y sé perfectamente que no tira no es simétrica, pero siento que sin el no puedo, y me pasan mayoría de las cosas descritas en este post. Lo estamos dejando pero me pasa por la cabeza todas estas cosas..... Quizás tenga un poco baja la autoestima, no se me gustaría recibir ayuda.

JoséL
JoséL
Valoración :
     

Buenas tardes, tengo que decir que me considero una persona muy positiva y valiente en todos los ámbitos de mi vida. Comencé una relación basada en la idealización de una persona a la que conocí en un momento determinado de mi vida, alguien maravillosa y que cuadrábamos a la perfección en todos los sentidos. En un momento de nuestra vida empezamos una relación y ha sido un autentico calvario. He podido comprobar que con la idealización de esa persona, he cruzado muchas de las lineas rojas que no pensaba nunca pasar. Engaños, mentiras, falta de confianza.... EGOÍSMO PURO. Hace un… Read more »

paola figueras
paola figueras
Valoración :
     

Hola buen día, en estos momentos estoy viviendo una situación así. Todo lodescrito anteriormente se ajusta perfectamente ha como he sido con mi llamamos amigo. Este hombre me gusta mucho y se encontraba en otro pais y yo en otro. Estaba pasando por una situación en donde me encontraba muy sola, mi trabajo no me llenaba y vevía que todo el mundo avanzaba profecionalemente y personalmente menos yo. Fui conformista en eltrabajo donde estaba, no me llenaba nada y apareció e. Era una persona con la que estuve un tiempo hace algunos años. no nos habiamos visto en 6 años… Read more »

También te puede interesar

Relaciones Tóxicas: Origen y Tipos

No es la primera vez que nos interesamos por este tema tan demandado en las consultas de psicología, antes de entrar en materia, puedes leer…

Cómo Superar la Dependencia Emocional

En nuestro post sobre dependencia emocional ya te explicamos lo que significa este término tan en boca de tod@s desde hace un tiempo, sus causas,…