superar independencia emocional

Cómo Superar la Dependencia Emocional

Categoría: Dependencia emocional

En nuestro post sobre dependencia emocional ya te explicamos lo que significa este término tan en boca de tod@s desde hace un tiempo, sus causas, sus síntomas, sus consecuencias y las características comunes de las personas dependientes.

Ahora toca avanzar un pasito más y darte unas pautas y/o tips que seguir para poder superarla y seguir tu camino sin la necesidad de depender emocionalmente de nada ni de nadie.

Como salir de la dependencia emocional

Reconoce de manera honesta tu problema de dependencia emocional

Siempre lo primero antes de pasar a la acción y de buscar posibles soluciones, es reconocer el problema, y esto es precisamente una de las cosas más complicadas de hacer cuando alguien se encuentra en esta situación. Acéptalo de una vez por todas y deja de buscar culpables.

Identifica las cosas que haces por amor y/o cariño pero que en realidad te perjudican

Coge papel y boli y haz una lista anotando las cosas que has hecho por y/o para alguien (pareja, expareja, amigo, familiar, compañero de trabajo…) y que de una u otra forma te han dañado y perjudicado.

Para ello, piensa y pregúntate… ¿qué has hecho tú por el otro que a ti te hacía daño?, ¿has tenido que dejar de lado a amistades y familiares, o dejar de hacer ciertas actividades, aficiones, hobbies que sí te gustaban?, ¿no te han tratado con el respeto que sí te merecías?...

Es fundamental ser consciente del sufrimiento experimentado, y es que todo lo regalado o abandonado a cambio de un coste nunca es beneficioso.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

Aprende a ser asertiv@ y a decir “NO”

Ser asertivo significa decir lo que uno piensa en todo momento respetando a la otra persona con la que interactúa, es decir expresa lo que sientes de verdad al otro de manera correcta y educada. Aprender a ser asertivo es esencial para gozar del equilibrio emocional necesario para disfrutar de un mayor bienestar.

¿Crees que es hora de poner límites? Aprende a decir que no.

No tengas miedo a salir de tu zona de “confort”

En muchas ocasiones el miedo a la incertidumbre, el  miedo a no saber lo que vendrá, el miedo a lo desconocido… es lo que hace que se mantenga el problema y que la persona dependiente siga alimentando esta relación tóxica, incapaz de eliminar lo que le hace sufrir.

Trabaja y refuerza tu autoestima

Una vez más la autoestima es clave para avanzar y curar nuestra salud emocional. Y es que ya te expliqué cuando hablé de dependencia emocional que la baja autoestima es una de las características principales de las personas dependientes. Por ello pásate por el post de cómo mejorar la autoestima antes de continuar leyendo este artículo 😉

Ponle valor

Para ser independiente emocional hay que ser valiente y no temer al futuro. Parece sencillo de leer, pero complicado de hacer ¿Cómo? Lo primero que has de hacer es marcarte varios objetivos sencillos y claros a corto plazo e ir poco a poco cumpliéndolos.

Desarrolla tu crecimiento personal con la que podrás encontrarte mejor contigo mism@ con nuestro curso de autoestima.

Aprende a estar solo/a y pasa tiempo únicamente contigo mismo

El ser humano es un ser sociable por naturaleza y aunque nos encante compartir en grupo y con la pareja, también es fundamental aprender a disfrutar de la soledad, disfrutar de nosotros mismos y pasar tiempo sol@s. De esta forma, si aprendemos a estar a gusto en soledad, las relaciones que tengamos serán saludables.

Aprende a quererte y a amarte para querer de una manera “sana” a los demás

¿No sabes qué cosas puedes hacer sol@? Una escapada de fin de semana, ir al cine, una maratón de tu serie preferida, salir a correr, dar un paseo a última hora de la tarde, pasar un rato agradable en una terraza con un buen libro y un café, nadar, cocinar, tocar un instrumento musical, ir de compras, ir a un spa… 😉  

No te olvides de ti

Muy ligado con lo anterior es este punto y es que uno de los síntomas de las personas emocionalmente dependientes es que están continuamente pendientes de la otra persona y se olvidan de ellos mismos y de quiénes son. Para que esto no pase, has de luchar y perseguir tus metas, tener sus aficiones y trabajar en crecer cada día un poco como ser humano y por tu propio desarrollo personal.

Relaciónate con otras personas

Además de pasar tiempo solo y aprender a disfrutar de la soledad, ¡ojo! también es fundamental no convertirse en un ermitaño.  No se trata de descuidar tu vida social, y es que tener una vida social activa hará que disfrutes de relaciones mucho más sanas y no dependas únicamente de una sola persona.

¡Ojo con tus creencias!

No sé si habrás leído nuestros artículos relacionados con los tipos de amor, con el amor incondicional y con el amor romántico… llegados a este punto, si la relación dependiente es con tu pareja o expareja, te recomiendo encarecidamente que sí los leas y es que otra de las causas principales por las que alguien puede acabar en una situación de dependencia emocional son las propias creencias que uno mismo tiene sobre qué es el amor y cómo debe ser una relación sentimental.

No caigas en la tentación

Como en cualquier proceso personal es inevitable que aparezcan  momentos más fáciles y otros momentos más difíciles. Superar la dependencia emocional no es un camino sencillo y habrá altibajos. Evitar la tentación de mirar atrás importantísimo para no decaer en el intento.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Evita las expectativas

Tener expectativas poco realistas y/o excesivamente intensas acerca de lo que pueden esperar de los demás suele provocar una idealización hacia la otra persona. Para que esto no ocurra, di no a las expectativas creadas, dichas expectativas pueden mantenernos aferrados a algo imaginario, a una imagen irreal de lo que es la otra persona.

Di “adiós” al pasado

Hay que intentar aprender del pasado, de lo bueno que nos aportó y de lo no tan bueno también, pero siempre de cara a mejorar, eso sí, no traigas al presente, al “aquí y ahora” los problemas de relaciones anteriores, no compares, si lo haces estarás añadiendo una enorme y pesada carga a tu relación actual nada útil. Déjalo estar y punto. El pasado, pasado es. 😉

Busca ayuda de un psicólogo profesional

Muchísimas veces la persona que mejor te puede guiar, acompañar, escuchar, aconsejar y darte las pautas a llevar a cabo es el psicólogo profesional. El psicólogo te ayudará a adquirir las técnicas y herramientas para mejorar tu autoestima, tus habilidades interpersonales, trabajar tus creencias y sobre todo aprender a como no depender y mejorar de esta forma tu bienestar personal y calidad de vida.

Si quieres saber cómo dejar de ser dependientemente emocional, pide una orientación en el IEPP y empezarás un proceso individual de cambio y por fin saldrás de esa relación tóxica y dependiente. ¿Empezamos?

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Comunicación Efectiva

Hemos hablado ya en el blog de las bases de una buena oratoria y de cómo superar el miedo a hablar en público. Pues bien,…

Crisis Existencial

“¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?” Ya os hemos hablado en el blog de qué hacer cuando llega un cambio de vida, en…