Fortalezas personales. Pon el foco en tus recursos y no en tus debilidades

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

29 septiembre, 2020

No sé si el término fortalezas personales te suena de algo, desde la Psicología Positiva se trabaja con ellas, y para el IEPP son fundamentales y es que son uno de los pilares básicos para trabajar el bienestar emocional.

Hoy nos vamos centrar en cada una de ellas, y son nada más y nada menos que ¡26! Pero antes de concretar, vamos con su definición.

Definición

Las fortalezas personales son esas capacidades, cualidades, recursos, habilidades innatas, que están en nosotros desde que nacemos pero que muchas veces la persona no es capaz de ver, no ha aprendido a identificarlas y por ello piensa que no están.

Las fortalezas son “una capacidad preexistente de comportarse, pensar y sentir que es auténtica y energizante para la persona, y permite un funcionamiento, desarrollo y rendimiento óptimos” (Linley, A. 2008).

Son esos elementos que dándoles un uso correcto nos hacen disfrutar, brillar y que entremos en estado de flow.

Y es que cuando usamos nuestras fortalezas con equilibrio tenemos más probabilidades de experimentar estados de fluir.

Numerosos estudios muestran que las personas que utilizan sus fortalezas con frecuencia:

  • Son más comprometidos (Harter, Schmidt & Hayes, 2002).
  • Tienen un mejor desempeño en su trabajo (Smedley, 2007; Stephanyszyn, 2007; Woolston & Linley, 2008).
  • Refieren sentirse más felices y satisfechas, y se sienten con más energía (Govindji & Linley, 2007).
  • Consiguen sus objetivos de forma más efectiva (Linley, 2008).

Listado de fortalezas

A continuación vamos a detallar cada una de las 26 fortalezas, (ordenadas por orden alfabético) y su significado.

Aceptación

Cuando has intentado algo en varias ocasiones y no lo has conseguido saber identificar cuándo es mejor aceptar la situación que luchar contra ella. No implica resignación, sino sabiduría al saber poner límites a la perseverancia.

La aceptación implica un movimiento activo hacía el acto de coger y recibir algo, lo que se puede entender como el acto de acoger algo tal y como es.

Análisis

Te tomas tu tiempo para pensar y examinar la situación y las diferentes posibilidades antes de tomar una decisión o de actuar, no te gusta tener que decidir sin pensar, para ti es más confortable tener tiempo para meditar una respuesta.

La fortaleza del análisis predispone a las personas a procesar diferentes fuentes de información, sobre todo cuando están intentando tomar una decisión o resolver algún problema. “Dar vueltas” a las cosas puede servir para darse cuenta de algo, evaluar diferentes aspectos de una situación, reconocer patrones o decidir qué tipo de información es útil o irrelevante para una decisión determinada.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Psicología Positiva

Apúntate y aprende técnicas para mejorar el bienestar psicológico.

Recibir Regalo

Apreciación de la belleza

Disfrutas de la visión, escucha o en definitiva percepción de elementos que te resultan bellos. Experimentas una conexión especial con los sentidos.

La apreciación de la belleza se refiere a la capacidad de encontrar, reconocer y sentir placer en la existencia de cosas bellas, bonitas o buenas en el mundo físico y social (caminar por el campo o la cuidad, leer, cine, pintura…)

Armonía

Experimentas equilibrio emocional, no sueles alterarte, mantienes la calma y la serenidad ante situaciones emocionalmente difíciles, sean situaciones interpersonales o conflictos internos. La persona consigue mantener la calma y serenidad ante esos conflictos.

Calidad

Buscas y disfrutas con el trabajo bien hecho. Pones el esfuerzo para ver un buen resultado.

La fortaleza de la calidad está relacionada con el deseo de buscar la excelencia en el sentido de “hacer las cosas bien” y producir resultados que cumplen los estándares de calidad de la persona o el entorno.

Carisma

Aportas tu conocimiento y habilidades para ver crecer a los demás.

La fortaleza del carisma fomenta el reconocimiento de las cualidades positivas, el talento y la excelencia moral de las personas. Las personas con carisma ven lo positivo en los demás y lo comunican de una forma concreta y constructiva, fomentan la autoestima de las personas que les rodean, además de motivarles e inspirarles a desarrollarse.

Conocimiento emocional

Sabes identificar emociones y darles un significado, es decir, conoces su sentido o función, tanto cuando los observa en sí mismo como en los demás.

Cooperación

Sueles colaborar, cooperar codo a codo y sentir que los miembros de tus proyectos o equipos suman fuerzas para lograr un objetivo común.

La fortaleza de la cooperación se manifiesta en personas que brillan como miembro de un grupo. Cooperando se convierten en un compañero leal y entregado, que cumple con su rol dentro del grupo, y colabora con los demás para conseguir el éxito de su grupo.

Prefieren tener a otras personas a su lado que trabajar solos, y se sienten muy a gusto formando parte de un grupo más amplio, también si eso significa seguir las reglas o normas establecidas por otros.

Crecimiento

Disfrutas al involucrarte en retos que supongan un desafío personal o profesional y que te den la sensación de superación o evolución.

La fortaleza del crecimiento caracteriza a personas que buscan afrontar los retos de la vida para desarrollarse como personas. Crecimiento implica vivir los retos como oportunidades, y seguir buscando el progreso personal a pesar de que la experiencia del proceso de crecimiento puede conllevar “dolores de crecimiento” a corto plazo.

Compromiso

Cumples con lo que prometes, das valor a aquello con lo que te has  comprometido y haces todo lo posible por cumplirlo.

El compromiso tiene que ver con el valor de la palabra y con el cumplimiento de nuestras promesas, sean personales o profesionales. Es una especie de responsabilidad personal que se percibe y practica en su relación con otras personas, proyectos o tareas (o con uno mismo) con las que se compromete.

Curiosidad

Buscas la novedad, disfrutas al descubrir lo desconocido y prefieres variar de proyectos o tareas para motivarte. Es probable que te guste variar en tus lecturas, viajar a lugares diferentes, probar comidas distintas… en definitiva te atrae el cambio.

La curiosidad representa nuestro deseo intrínseco de vivir experiencias y adquirir conocimientos nuevos e implica el reconocimiento activo, la persecución y regulación de nuestra experiencia ante una oportunidad o un reto nuevo. Otros conceptos relacionados con ella son: interés, búsqueda de la novedad, apertura a nuevas experiencias.

Directividad

Tiendes a asumir el control de las situaciones y dirigir la acción de otras personas para conseguir un objetivo.

La persona directiva suele tener claros sus objetivos, sabe lo que quiere, y disfruta de la tarea de animar a otras personas y de seguirles en su camino.

Brilla en las tareas de liderazgo, motivando a un grupo para conseguir que se terminen las cosas y perseverando la colaboración dentro del grupo haciendo que todo el mundo se sienta incluido. Hace un buen trabajo organizando actividades y dirigiendo lo que sucede.

Equidad

Das importancia a que las partes sean tratadas de forma igualitaria y te sientes bien cuando has sido equitativo.

Equidad es un producto del razonamiento moral que tienen en cuenta lo que es correcto o no, considerando la justicia al mismo tiempo que las necesidades y factores situacionales de otras personas implicadas.

Gratitud

Sientes que la vida te sonríe en pequeños y grandes detalles y sientes gratitud por ello.

La gratitud es una sensación de agradecimiento y alegría en repuesta a haber recibido un regalo, independientemente de si se trata de un regalo físico o tangible que hemos recibido de una persona en concreto o si se trata de un beneficio intangible, como sentirse afortunado por haber podido experimentar un determinado momento, por una situación vital presente o pasada o el mero hecho de estar vivo.

Honestidad

Te expresas con claridad, franqueza, sinceridad y al mismo tiempo con tacto.

La honestidad, está relacionada con la voluntad de la persona de mostrar lo que siente u ocurre en su interior sin censura. Se muestra cómo es, tanto en privado como en público, siendo consciente y transparente acerca de sus estados internos, opiniones, intenciones y compromisos. Conceptos parecidos: autenticidad y la integridad.

Humor

La alegría y la risa forman parte de tu vida cotidiana, te ayudan cuando es necesario afrontar situaciones tensas o complicadas y con ellas rebajas la tensión.

El sentido de humor como fortaleza se refiere a la capacidad de ver el lado divertido de las cosas. A las personas con esa fortaleza les gusta ver a otros sonreír y arrancarles una buena carcajada. También les es fácil tomarse contratiempos con una cierta ligereza y mantener el buen humor en momentos críticos. Saben bromear justo en ese momento cuando los demás están demasiado serios para detectar la parte absurda o cómica de una situación.

Innovación

Se te da bien innovar, plantearte hacer algo diferente, tanto en relación a ideas como en relación a objetos. Tienes la mente abierta a cualquier posibilidad porque sabes que por muy extrañas que en un principio puedan parecer las ideas algunas al final llevan a buen puerto. 

La creatividad se refiere a la capacidad de saber producir ideas o comportamientos originales, novedosos, sorprendentes o poco comunes que al mismo tiempo tienen un valor adaptativo y son útiles. Una idea innovadora por tanto no sólo es nueva, sino además hace una contribución de utilidad a la vida de la persona creativa u otras personas.

Legado

Tu objetivo final es aportar algo bueno al mundo en el que vives, ya sea apoyando a personas o en proyectos más grandes. Involucrarte en proyectos que dejen huella significativa te permite sentir un propósito en lo que haces.

El legado como fortaleza describe el deseo y la determinación de dejar una huella en el mundo que trasciende a la propia persona. Dejar un legado nos parece estar íntimamente ligado a la sensación de tener un propósito y una misión.

Manejo emocional

Conoces herramientas y técnicas para sacar partido a tus emociones, sean agradables o desagradables, esto no implica no sentirlas, sino que cuando las sientes las comprendes y las transformas en una información útil, esa transformación te permite dar una utilidad positiva a cualquier emoción y te ayudan a mejorar en algún sentido.

Organización

Tienes una gran habilidad para prever lo que va a ocurrir y estar preparado/a ante las diferentes posibilidades.

La fortaleza de la organización se manifiesta en personas que disfrutan planificando y organizando sus acciones y proyectos de antemano. Requiere una mezcla entre la anticipación de posibles eventos, necesidades y contratiempos, y la elaboración de una serie de pasos estructurados que permiten alcanzar el objetivo en cuestión, sea la organización de una fiesta de cumpleaños, la elaboración de un recorrido de viaje o el reparto de tareas y responsabilidades en un proyecto empresarial.

Perdón

Dejas atrás con facilidad emociones negativas como el rencor cuando te han hecho daño. Puedes sentir una emoción negativa inicial pero dura poco tiempo, no se llega a convertir en rencor, dejas pasar lo sucedido aunque hayas tomado decisiones que te protejan en un futuro.

El perdón representa una trasformación motivacional que aparece en relación con una persona que nos ha hecho daño. Implica la voluntad de abandonar nuestro derecho de sentir resentimiento, emitir juicios negativos y mostrar comportamiento indiferente y experimentar un cambio emocional hacía la persona que nos ha tratado de forma injusta.

Persistencia

Das lo mejor de ti para conseguir lo que te propones, con constancia a pesar de las dificultades y con la capacidad para ser flexible y saber cuándo es mejor aceptar que la perseverancia tiene un límite.

La persistencia como fortaleza se describe como una continuación voluntaria de una acción dirigida hacia un determinado objetivo a pesar de la presencia de obstáculos o dificultades. Necesariamente implica una acción mantenida en el tiempo y la existencia de dificultades.

Positividad

Tras contemplar tanto lo bueno como lo malo, lo positivo y lo negativo, eliges con más frecuencia quedarte con lo bueno y ver el vaso medio lleno.

La fortaleza de la positividad describe la tendencia de quedarse con lo bueno de situaciones presentes, pasadas y futuras, llevando la atención a los elementos favorables de sus experiencias vitales.

Universalismo

Das importancia a cuidar el mundo, protegerlo de las agresiones medioambientales y a ser amable con los seres vivos que habitan en él.

La fortaleza del universalismo describe la motivación de respetar, cuidar y fomentar el bienestar de todos los seres vivos, incluyendo personas, animales y el planeta.

Engloba un estado emocional amable y empático con los demás, y el compromiso con las acciones que buscan aliviar el sufrimiento y aumentar el bienestar de forma global.

Valentía

Superas con facilidad el miedo que se siente al afrontar situaciones complicadas y/o desconocidas. Prefieres dar un paso adelante y pasar a la acción.

La valentía consiste en actuar de forma voluntaria y consciente en una determinada situación a pesar de que implica un riesgo del cual la persona está plenamente consciente y que le causa incomodidad o miedo. Implica actuar a pesar del miedo y a pesar de la incertidumbre.

Vitalidad

Sientes mucha energía, motivación y concentración para realizar lo que te propones. Necesitas estar activo/a para desgastar toda la energía que sientes y que se acumula si haces algo para liberarla.

La vitalidad se expresa en la energía vital que emana y experimenta una persona al realizar diferentes tipos de actividades. Las personas vitales sienten entusiasmo por “hacer cosas”, son muy activas y buscan formas amenas y divertidas de realizar sus tareas, incluso las obligaciones.

Ejemplos

En la primera temporada de nuestros podcast deshojamos una a una cada fortaleza, ofreciendo en ellos tips y ejercicios para trabajarlas.

Y te preguntarás, ¿ejercicios para qué?, ¿por qué trabajarlas?... Porque en función del uso que se haga de cada fortaleza, puede estar en equilibrio, muy presente o poco presente en la persona. Trabajarlas para conseguir que estén en equilibrio es lo más recomendable.

Así que  vamos a ver varios ejemplos de ejercicios para equilibrar las fortalezas del humor, de la directividad y de la positividad.

“Risas de fondo”

Objetivo: aumentar el sentido del humor hacia uno mismo.

Descripción: imaginar las risas de fondo que suelen aparecer en series de humor, cuando al personaje le pasa algo ridículo, ante los propios contratiempos de la vida cotidiana. Son contratiempos de los que poder reírse.

“Delegar”

Objetivo: aprender a delegar en aquellas situaciones que ya tenemos muy dominadas y asumimos de forma automática.

Descripción: en primer lugar vas a hacer una labor de autoobservación y registro de aquellas situaciones en las que tú asumes el control y dejas fuera a otras personas de tu entorno.

Una vez identificadas, escoge una que haces habitualmente pero que te genera cierta carga.

Durante una semana vas a dejar que sea otra persona (tu pareja, compañero de piso, de trabajo, etc.) quien realice esa tarea sin interferir en cómo lo hace. Es posible que no lo haga exactamente igual que tú, pero eso no significa que no lo haga bien.

Al final de la semana, valora el beneficio que te ha aportado el ejercicio.

Conclusiones La directividad en exceso puede conllevar una sobrecarga de responsabilidades en el día a día que puede pasarnos factura. Si aprendemos a delegar en otras personas algunas de esas tareas, podremos recuperar el equilibrio y sentirnos mejor.

“Conecta con tu positividad”

Objetivo: potenciar la positividad como mecanismo de salud mental. Descripción: una vez al día busca un espacio en el cual se pueda analizar y pensar sobre una o varias situaciones negativas de la vida cotidiana (trabajo, relaciones sociales, etc.), busca el lado positivo de dicha situación/es. Te puede ayudar a ello, buscar los aprendizajes o crecimientos que hayas podido alcanzar en dicho evento.

Conclusiones: el poder mirar una situación negativa desde un ángulo diferente al habitual o tomarnos nuestro tiempo para analizarla, nos puede ayudar a sentirnos con una mayor autoconfianza y positividad.

Estos ejercicios y muchos otros más los puedes encontrar en el Manual de Ejercicios de Psicología Positiva Aplicada que editó hace varios años el colegio oficial de psicólogos de Madrid en colaboración directa con el IEPP.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

¿Cómo conseguir el equilibrio en tus fortalezas?

¿Qué son las fortalezas equilibradas exactamente? ¿Cómo potenciarlas? ¿Qué efectos beneficiosos tiene el tener fortalezas en equilibrio? 

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…