estres ante los examenes alumnos

Ansiedad y estrés ante los Exámenes

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

20 febrero, 2020

Todos hemos sentido alguna vez esa sensación de vértigo en el estómago, esos nervios que impiden estarse quieto y esa incertidumbre ante un examen importante, ¿verdad?
Algunas personas comen más de la cuenta debido a la ansiedad, a otras se les cierra el estómago, otras fuman como si se fuera a acabar el mundo, y otras sufren insomnio la noche antes. Si eres de los que tiene
alguno o todos estos síntomas cuando se enfrenta a un examen, sigue leyendo, te interesará este artículo.

Origen

La ansiedad es una emoción normal, cotidiana y a menudo útil. Es solo que muchas veces no nos resulta agradable sentirla, y además puede aparecer de manera desproporcionada a la situación,
porque es un sistema de alarma que nuestro cerebro activa para protegernos, y responde a la interpretación que hacemos de las situaciones. Por lo tanto, dependiendo del grado de amenaza que
percibamos en un momento dado, nuestro cuerpo se activará más o menos. Lo cual quiere decir, que a veces podemos sobreestimar el grado de amenaza que una situación tiene para nosotros. Porque no somos infalibles, ¿o sí?

Lo cierto es que un grado normal de ansiedad despierta nuestros sentidos, moviliza nuestros recursos y nos activa para que podamos estar a la altura. Pero pasado ese punto, comienza a interferir en nuestro desempeño. Por ejemplo, a nivel mental hace que nuestros pensamientos se vayan a la amenaza. Nos vienen a la cabeza pensamientos negativos, a menudo anticipando que va a pasar algo malo, suspender, quedarse en blanco, un fracaso profesional, la bola de nieve puede crecer todo lo que se nos ocurra. Como nuestra imaginación no tiene límites…
Es por eso que cuando uno está muy nervioso es complicado concentrarse. Y es por este motivo que la ansiedad es nuestro peor enemigo ante un examen.

A nivel fisiológico se manifiesta de muchas maneras, como por ejemplo con taquicardias, sudoración, temblores, tensión muscular… Cada persona tiende a determinados síntomas. Los trastornos gastrointestinales también son muy frecuentes.

Y a nivel conductual pues las respuestas más comunes son no presentarse al examen o afrontarlo haciendo, con mayor o menor éxito, esfuerzos titánicos por centrarse en la tarea. También están los más supersticiosos, que hacen toda una serie de rituales y llevan un montón de amuletos.. O los más precavidos, que llevan desde gominolas o azúcar por si tienen un bajón, hasta barritas energéticas o por supuesto agua.
No es de extrañar que acabemos agotados después de todo este despliegue de energía. Y es que nuestro cuerpo reacciona literalmente como si nuestra vida estuviera en juego. Y digo esta expresión conscientemente, porque es el mismo sistema el que se activa, con las mismas reacciones y los mismos cambios fisiológicos (espero que, en tu caso, con menor intensidad).

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Mindfulness y Gestión Emocional

Apúntate y descubre técnicas para trabajar la inteligencia emocional y la atención plena.

Recibir Regalo

Cómo Gestionar el estrés ante un examen

Algo importante a tener en cuenta es intentar rebajar exigencias. Muchas veces nosotros somos nuestros peores enemigos, y no basta aprobar sino que hay que hacer un trabajo perfecto. Está bien exigirse y optar a hacerlo lo mejor posible, siempre y cuando no tenga consecuencias negativas para mí.

Cuando comienzo a ser esclavo de mis propias metas es que igual tengo que revisar si me compensa el sufrimiento. Relativizar la importancia o las consecuencias de suspender: A menudo, cuando hay ansiedad nos anticipamos a lo que va a pasar, pero casualmente, lo solemos hacer en términos negativos.

Normalmente, no es seguro que vayamos a suspender, y a menudo ni siquiera probable. Pero damos por hecho que así va a ser, y claro pasamos el mal rato del examen ya desde días antes. Esto me lleva al siguiente punto:

No anticiparse

Puede resultarnos difícil, porque es posible que sea todo un hábito, pero cuando sentimos ansiedad antes de que la situación se de, estamos necesariamente anticipándonos a ella, y normalmente no de maneras muy realistas. Hay que ver la utilidad de hacer esto, y si genera más malestar que beneficios, intentar no ir por estos derroteros. De hecho, si aún estamos preparando el examen, este suele ser uno de los motivos de poca concentración o de ataques de pánico durante el estudio.

Descansar adecuadamente

Durante el sueño es cuando se fija la información procesada a lo largo del día, y cuando todo lo estudiado pasa de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo.
Además, por supuesto, de que el ir descansado mental y físicamente ayuda mucho a afrontar la situación con plenitud de energías y de recursos.
No abusar de los excitantes de sistema nervioso central, como la cafeína, las bebidas energéticas o el tabaco: aumentarán el nivel de activación general, propiciando la aparición de reacciones de
ansiedad.

Alimentarse bien

el alimento del cerebro es la glucosa. Para funcionar necesita que le aportemos su
ración. Y confía en tus capacidades. Conecta con tus mayores fortalezas, hará que se movilicen emociones mucho más constructivas y agradables, que te ayudarán a superar con éxito la situación.

Si crees que lo que estás experimentando puede tener que ver con todos estos síntomas, te invito a que conozcas a nuestro equipo de psicólogos online. Puedes solicitar una primera sesión conmigo o algún compañero aquí mismo.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Prevenir el Estrés

En nuestro blog del IEPP, en concreto en el artículo, “estrés, deja para mañana o para pasado lo que no puedas hacer hoy” ya os…

Estrés: deja para mañana o para pasado, lo que no puedas hacer hoy

¿Notas que vas a 1000 revoluciones por hora?, ¿tu cuerpo está más tenso de lo normal?, ¿te cuesta dormir  y descansar bien?, ¿tus familiares te…