ataraxia

Ataraxia: La “tranquilidad” del ánimo

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

1 octubre, 2020

El término viene del griego y significa falta de turbación. En la Grecia de la época de Aristóteles, Alejandro Magno o Platón existían escuelas filosóficas que reivindicaban nuestra capacidad para no dejar que nada nos afecte, es por eso que existe una palabra para designar algo tan concreto.

Entre otras escuelas, aparecen los estoicos, que explican que para alcanzar la felicidad primero había que llegar a la apatía, disminuir las pasiones y deseos, los cuales alteran el equilibrio mental y anímico. Para ellos, el alma humana se turba con las pasiones, deseos y sentimientos los cuales se oponen a lo que conducirá a la felicidad.

¿Qué es?

La ataraxia es un estado de ánimo que se caracteriza por la tranquilidad y la total ausencia de deseos o temores.

ataraxia definición

La ausencia de ansiedad, enfado o confusión es la tendencia a la calma y la imperturbabilidad, es la tranquilidad del ánimo. La ataraxia repercute directamente en nuestra forma de ser, en nuestra conducta y en nuestra capacidad de afrontar nuestra existencia, sin embargo la ausencia de frustración o enfado puede llegar a impactar negativamente sobre quién la padece.

El concepto de ataraxia puede referirse en un ámbito psicológico, filosófico o médico incluso psicofarmacológico donde los medicamentos ataráxicos son los que tienen un efecto tranquilizante. En el ámbito psicológico la ataraxia se entiende en ocasiones como un mecanismo psicológico de autocontrol y concentración que genera un cierto grado de enfriamiento emocional que permite congelar emociones y liberarlas solo después de alcanzar el objetivo. Por ejemplo, refiriéndonos a este mecanismo, podríamos hablar del tenista Roger Federer que siempre demuestra mucha concentración en su juego, algo que le diferencia de sus rivales, es la imperturbabilidad de ánimo lo que lo caracteriza, no hay enfado o ansiedad en su lenguaje corporal, podría ser claramente un ejemplo de ataraxia.

Cuando ocurre ataraxia en el campo de la medicina es porque el cerebro está dañado (en la parte frontal) por un accidente o por un ictus y existe una ausencia de desilusión o enfado, no es positivo, porque es necesario sentir esas emociones para desarrollar capacidades y evolucionar como persona, por ejemplo; sentir desilusión con alguien nos ayudaría a decidir no tener cerca a personas que quieren hacernos daño, y es este el concepto al que nos referimos, una alteración en tus emociones es porque algo no está funcionando o desarrollándose como debería, la ataraxia como trastorno puede llegar a ser muy perjudicial.

El objetivo no es llegar al punto en el que todo nos de igual, o a banalizar, esto quiere decir que el hecho de enfrentarse a situaciones de tristeza o ira pueden llegar a ser muy positivo.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Psicología Positiva

Apúntate y aprende técnicas para mejorar el bienestar psicológico.

Recibir Regalo

Síntomas

  1. Tendencia a la pasividad: las personas con ataraxia difícilmente toman la iniciativa y se limitan a reaccionar a lo que les ocurre a su alrededor.
  2. Ausencia de la aparición de estados emocionales intensos: independientemente de lo que quiera la persona, no se experimenta ira o ansiedad, pero tampoco se viven momentos cumbre de alegría.
  3. Estabilidad emocional inusual: a causa de lo anterior, el estado emocional de la persona parece no depender del entorno: siempre se mantiene mas o menos igual
  4. Desaparición del sentimiento de culpa: es una de las consecuencias mas notables de la ataraxia debida a lesiones: por lo menos desde un punto de vista moral y social. La persona con ataraxia médica no se siente afectada por las cosas malas que ocurren, pero tampoco reaccionan al ver como sus actos pueden perjudicar a los demás
  5. No tienen en cuenta las consecuencias que pueden acarrear sus actos: adolecen de sentimientos de culpa o responsabilidad por sus actos.
  6. Ausencia de frustración: Las personas que sufren ataraxia por cualquiera de las causas físicas posibles, son ajenas a la frustración. Sin embargo, no se sienten contentas ni despreocupadas como cabría esperar, sino todo lo contrario son personas ansiosas y nerviosas, en general.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Tratamiento

Cuando se produce ataraxia psicológica, existe una ausencia de emociones negativas como la ira o el enfado, en ocasiones también puede dejar de existir la alegría a no tener ninguna emoción con que compararla, para el tratamiento de la ataraxia apostamos por una terapia cognitivo-conductual en la que trabajamos prestando atención a los procesos emocionales y pensamientos, al entorno de quien la padece, identificando cual es la causa y donde puede estar la solución al tal ausencia, que como hemos comentado con anterioridad, es un mecanismo de defensa que muchas veces va formando la persona hasta llegar a bloquear sus sentimientos para “no sufrir”.

La terapia breve dentro de el enfoque cognitivo-conductual ayudará a la persona a promover cambios en su ambiente, esos pequeños cambios darán lugar a procesos mas grandes de transformación, ayudando a identificar emociones y a gestionarlas, darle herramientas en las que asuman consecuencias y responsabilidad de sus actos o en la que reconozcan la culpa.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…