Terapia Cognitivo Conductual

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

16 noviembre, 2020

Qué es

La terapia cognitivo conductual (TCC) es un concepto fundamental y muy importante en psicología y se trata de la  intervención que se lleva a cabo por el terapeuta con el objetivo de modificar pensamientos (cognitivo) y comportamientos (conductual) del paciente.

¿En qué consiste?

El énfasis de la TCC está puesto principalmente en “qué tengo que hacer para cambiar”  más que en “por qué me pasa esto”, y ello se justifica desde la TCC porquemuchas veces, el explorar expresamente y conocer cuáles son los motivos de lo que nos ocurre, no alcanza a obtener una solución y no es suficiente para producir un cambio en la persona.

Por lo tanto, la TCC está orientada y se centra en el momento presente, con ella se investiga el funcionamiento actual y no busca exploraciones profundas del pasado.

Características de la TCC

  • Sí tiene una base empírica. Las tesis cognitivo-conductuales han sido ampliamente comprobadas respecto a su eficacia para tratar una variedad de trastornos mentales y psicológicos. Es decir, más que simplemente decir que funciona, está suficientemente comprobado que por supuesto que funciona.
  • Está centrada en los síntomas y en su resolución, siendo el objetivo de la terapia aumentar o reducir conductas específicas, como pueden ser ciertos sentimientos, pensamientos o interacciones disfuncionales.
  • Utiliza herramientas y ejercicios a corto y medio plazo y pone mucho énfasis en la cuantificación de cara a poder medir y cuantificar los progresos y avances obtenidos por el paciente.
  • Consiste en sesiones individuales de tratamiento, a las que se suele asistir semanalmente. En ocasiones, también se ofrecen sesiones de grupo. El número total de sesiones dependerá del trastorno a trabajar y del compromiso con el tratamiento. Lo habitual es que cada sesión tenga una duración de 1 hora aproximadamente.
  • Desde el comienzo, se definirán objetivos concretos a lograr, para que de esta manera sea mucho más fácil evaluar y/o modificar los síntomas específicos y saber claramente lo que se quiere obtener y hacia adonde apunta la terapia.
  • Lo habitual es que desde la primera sesión se respondan ciertos cuestionarios, baterías y test… con los que se evalúan los síntomas específicos, frecuencia, duración, intensidad y características concretas. Esta medición es repetida periódicamente, normalmente, tras hacerla al inicio, se suele repetir en mitad del proceso y de nuevo al finalizar, de esta manera se irá analizando el progreso y se puede tener una idea final del cambio obtenido.
  • Para que sea beneficiosa y funcione es fundamental que la relación que se establezca entre terapeuta y paciente sea de colaboración y de confianza. En la terapia cognitiva conductual paciente y terapeuta se comprometen a trabajar juntos con un objetivo común.
  • El paciente, siempre que lo desee, podrá aportar sugerencias y participar en el diseño de las tareas y ejercicios que se le manden, por lo que la TCC no es una intervención 100% rígida y cerrada.
  • Se utilizará biblioterapia, esto es, el terapeuta recomendará o facilitará bibliografía, libros, folletos y/o apuntes acerca de los objetivos terapéuticos a trabajar para que el paciente se informe de manera rigurosa y seria de lo que le sucede y de cómo sí se puede modificar.
  • Se tiende a fomentar la independencia del paciente, lo que se quiere lograr es el funcionamiento independiente del paciente, por ello en la TCC se enfatiza el aprendizaje, la modificación de la conducta, las tareas de autoayuda y el entrenamiento de habilidades entre sesión y sesión.
  • Pone el énfasis en el cambio. Por ello, se le solicitará al paciente practicar nuevas conductas y alternativas de pensamiento en las sesiones, y que poco a poco las vaya generalizando fuera de la terapia, en su día a día.
  • Desafía la posición del paciente, sus conductas y sus creencias. Activamente se le confronta con la idea de que existen otras alternativas posibles para sus pensamientos y patrones habituales de conducta, se promueve el auto-cuestionamiento.
  • Se centra en la resolución de problemas. Al inicio de cada sesión el terapeuta preguntará sobre los problemas en los que el paciente focalizó su trabajo y cuáles necesita resolver en ese momento.
  • Propone una continuidad temática entre las sesiones. En cada sesión se revisarán las tareas pautadas y propuestas en la semana anterior, se estudiará cuál es el problema actual y se plantearán actividades, tareas y “deberes” de cara a la siguiente sesión.

¿Cuándo podemos utilizar la TCC?

La terapia cognitivo-conductual puede ser aplicada prácticamente en todas las edades, de hecho también se utiliza con los más pequeños y es útil y beneficiosa para trabajar y acompañar a los pacientes en una gran variedad de problemas: trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo como depresión, trastornos de la conducta alimentaria, fobia social… entre otros.

Ya lo has leído, la terapia cognitivo-conductual es eficaz, funciona, es útil y gracias a ella se consiguen alcanzar objetivos palpables en los procesos terapéuticos.

En el IEPP integramos la TCC en nuestras intervenciones de Psicología Positiva cuando es necesario, así que si crees que estás sufriendo algún tipo de trastorno o sientes malestar incapacitante que limita tu salud, tu bienestar emocional y por ello tu calidad de vida, pídenos una cita, y descubre cómo el IEPP te puede ayudar a encontrarte mucho mejor.

Pide una primera cita de orientación online aquí: En el IEPP nuestros psicólogos expertos, gracias al MÉTODO FORTE, a la Psicología Positiva y a la TCC te aportarán todo lo que necesitas.

¡No lo retrases más y date por fin la oportunidad!

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Prejuicios: si no me conoces, ¿por qué me juzgas? No todas las rubias son tontas.

“¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio” Albert Einstein Índice1 Definición2 Origen: ¿cómo se forman?3 Pensamientos y expresiones comunes4…

Tipos de Autoestima

Tu autoestima, mi autoestima, nuestra autoestima… la AU-TO-ES-TIMA este concepto es fundamental y prioritario en psicología para el bienestar emocional y cómo de importarte es…