autosabotaje

Autosabotaje

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Categoría: Desarrollo Personal

En este artículo vamos a profundizar en algo que nos pasa a la mayoría de las personas de forma bastante habitual, y muchísimas veces, casi sin darnos cuenta: el autosabotaje. ¿Lo habías oído antes?, ¿conoces su significado?, ¿te sientes identificad@ con el término?, ¿es algo que te ocurre habitualmente?, ¿en ocasiones tu mism@ eres tu propio enemig@? Vamos con ello.

Significado

En psicología autosabotaje es la tendencia que tenemos a sabotear y a obstaculizar por nosotros mismos la consecución de nuestras metas, objetivos y/o logros por medio de automanipulaciones inconscientes. El autosabotaje ocurre de manera inconsciente y suele darse en momentos cruciales de cambio y de toma importante de decisiones principalmente por el mismo miedo que siente la persona a los futuros cambios. Por ejemplo, cuando hay que dar el paso definitivo para comprarse un piso, horas antes de una cita muy importante para nosotros, cuando estamos en la recta final de ese proyecto que tanto nos está costando alcanzar, plantearte el matrimonio… Momentos y situaciones que implican mucha responsabilidad o cuando la persona debe tomar una decisión importante que implicará sí o sí algún tipo de cambio en su vida.

Causas

Son muchos los factores que pueden influir en el autosabotaje, aquí vamos a destacar algunos de los más habituales. Son esas creencias y características de la persona que irrumpen de manera inesperada e intrusiva dominando y adquiriendo el control e interfiriendo en la capacidad de

Autoestima baja

La persona que tiene una autoestima baja o tocada, se va a sentir más pequeñito, en comparación con otros y pensará que no puede conseguir metas, propuestas o planes que realmente sí desea, por ello se va a quedar estancado y sin avanzar en el camino. Para saber más sobre esto, no dejes de ver este vídeo, en el que Dafne Cataluña, fundadora del IEPP nos da 7 tips para aumentar la Autoestima.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para aumentar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

Miedo al fracaso

Cuando la persona interpreta el fracaso, los errores y las posibles equivocaciones como lo peor del mundo y como algo incapacitante y horroroso, esto hará que le cueste tomar y mantener decisiones que supongan un cambio. Para evitar ese miedo que siente al creer que puede fracasar, no se mueve, se estanca, no avanza y así no sufre. ¡Error!

Miedo a los cambios

A veces, las personas ante la llegada de un cambio más o menos importante (laboral, de casa, en las relaciones de pareja…) sienten un miedo atroz, no se ven capaces de afrontarlo y no se mueven, sin salir así de su zona de confort, (en la que para ellos todo es mucho fácil, cómodo y previsible).

Inseguridad

Este factor está muy relacionado con el primero de autoestima baja; las personas inseguras no se sienten seguros, ni capaces de cara a nuevos proyectos, les envuelve el miedo, les falta seguridad y ello hace que se bloqueen y que no den el salto.

Falta de motivación

Si la persona no se siente motivada, ni con ilusiones de cara a nuevos proyectos es normal ese estancamiento que acompaña al autosabotaje. Esto es, la desmotivación y la desgana son las compañeras perfectas para obstaculizar metas. Hay que luchar contra ellas.

Ausencia de objetivos

A veces nos encontramos con personas que no saben, no sienten o no tienen nada claro lo que quieren conseguir a corto, medio y largo plazo. Esta falta de saber lo que se quiere, de no tener,  ni de marcarse metas hace que cuando llega el momento de emprender un proyecto nuevo sea muy sencillo caer en el autosabotaje.    

Metas no propias

Cuando la persona se mueve por un objetivo, que en ocasiones no es propio, es más fácil decaer, flaquear y que la tarea no salga adelante. “¿De verdad tú quieres estudiar esa carrera o es lo que le gustaría a tus padres?”,¿realmente te apetece afrontar ese proyecto laboral o es lo que tu pareja quiere que hagas?” Muchas veces nuestros objetivos no son nuestros, sino de otros. ¡Ojo aquí!  

Tipos de autosabotaje

Vamos a ver los cuatro tipos más frecuentes y habituales de autosabotaje que sufrimos las personas.

Dejar las cosas a medias y no acabarlas

Personas que empiezan un montón de retos y proyectos nuevos, pero que después nunca los terminan, los dejan a medias o los abandonan: no terminar la carrera, abandonar la dieta marcada por el nutricionista, dejar a medias la escritura de un libro…

Procrastinación

Retrasar o posponer las cosas. La persona va postergando el momento de inicio de una actividad, reemplazándolas por otras menos significativas o más sencillas y atractivas de hacer. Procrastinar es súper habitual, ejemplos como ya me daré de alta el próximo mes en el gimnasio, ya me apuntaré a la academia de inglés después del verano, ya le llamo si eso la próxima semana… ¿te suenan? Habitualmente ocurre porque en realidad la tarea no nos gusta mucho y no nos apetece nada hacerla.

Buscar excusas

Casi todos tenemos cerca a esa persona que no deja de poner excusas constantes y continuas para justificar todo el tiempo su no enfrentamiento de nuevas tareas, frases como “estoy muy ocupada”, “no  dispongo de tiempo”, “soy demasiado mayor para ello”, “es que económicamente es mucho gasto”…. Excusas, excusas y únicamente excusas.

Perfeccionismo

Cuando la persona es muy perfeccionista, avanzar en una tarea, asumiendo errores va a ser complicado y muchas veces es el motivo perfecto para no terminar.

Este tipo de autosabotaje lo podemos dividir en dos tipos:

  • La persona cree que como no va a llegar a la perfección en la tarea marcada, directamente no lo intenta
  • Durante el proceso de una actividad o tarea, al no poder satisfacer su necesidad de perfeccionismo, deje de hacerla y la abandone.

¿Cómo podemos superarlo?

Sentir cierto miedo y vértigo en determinados momentos en los que es posible que el cambio aparezca es totalmente normal y sería extraño no experimentarlo. La cosa cambia y se complica cuando este miedo y ciertos pensamientos irracionales nos bloquean, nos incapacitan, nos estancan, nos hacen retroceder y avanzar sin conseguir nada nuevo. 

Y es que la diferencia fundamental entre las personas que se autosabotean y las que no lo hacen es que estos últimos controlan esos miedos y no se dejan llevar por ellos.

Vamos a ver ciertas claves que nos pueden ayudar a superarlo.

  • Acepta tus miedos. Es fundamental que la persona sea consciente de lo que le da miedo y una vez que lo tiene ubicado que no lo evite, lo anule, lo rehúya o lo esquive. Acoge el miedo y acéptalo. ¿Conoces el mindfulness? Esto te ayudará en esta tarea.
  • Trabaja la motivación. Si sientes que te falta motivación, que estás desganad@, apátic@, sin ilusión, sin ganas… ahí lo tienes. Trabaja tu  motivación y si no sabes cómo motivarte puedes crear un plan de acción específico con el que conseguir pequeños premios una vez alcanzados.
  • Cuida tu autoestima. Es fundamental que la autoestima esté bien para empezar y continuar con los objetivos propuestos. En nuestro Autoestima, qué es y 10 técnicas para mejorarla, conseguirás saber un poquito más sobre ella.
  • Siéntete capaz. Si tú crees que puedes ya tienes mucho conseguido, pero has de creértelo de verdad, has de sentirlo dentro de ti.  
  • Persevera. No tirar la toalla a la primera de cambio, tener un poquito más de paciencia y ser más perseverante es fundamental para lograr objetivos.   La impaciencia y las prisas no benefician y lo único que consiguen es que la frustración llegue.
  • Nadie dijo que fuera fácil. Es importante que seamos conscientes de que la mayoría de las veces las metas propuestas no son sencillas. Tenemos que estar preparados para futuros contratiempos, imprevistos, dificultades que puedan acontecer.
3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Una vez vista la definición de autosabotaje y lo incapacitante que es, si sientes que no eres capaz de superarlo sólo y que necesitas un apoyo con un psicólogo profesional para que te ayude a trabajarlo, no dejes de pedir cita de terapia en el IEPP en la que te orientaremos de manera gratuita de cara a ese proceso terapéutico individual. ¡Te estamos esperando!

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Como Controlar los Nervios

El primer día de tu nuevo trabajo, hacer un examen, acudir a una reunión importante, la espera de una operación quirúrgica de un familiar, una…

Crisis Existencial

“¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?” Ya os hemos hablado en el blog de qué hacer cuando llega un cambio de vida, en…