perro-pavlov

El Experimento del perro de Pávlov. Campanas que moldean conductas

Rocío Trillo Rocío Trillo (Psicólog@)

6 mayo, 2024

El experimento del perro de Pávlov es uno de los estudios más icónicos en la historia de la psicología. 

Realizado a principios del siglo XX por el fisiólogo ruso Iván Pávlov, este experimento no solo abrió el camino para el estudio del condicionamiento clásico, sino que también ha tenido implicaciones profundas en la comprensión del comportamiento humano y animal. 

En este artículo, exploraremos los detalles del experimento, su relevancia en la psicología actual y su conexión con la psicología positiva y el desarrollo personal.

Pero antes de continuar, te invito a que leas nuestro post sobre el Condicionamiento Operante en el que detallamos este tipo de condicionamiento que comparte algunos principios con el condicionamiento clásico que abordamos aquí. 

El Experimento de Pávlov: una mirada detallada

Iván Pávlov, inicialmente interesado en la fisiología digestiva, observó un fenómeno llamativo, curioso e intrigante: sus perros comenzaban a salivar no solo al ver la comida, sino también al ver a las personas que habitualmente les traían la comida o incluso al escuchar sus pasos. 

Este descubrimiento llevó a Pávlov a no quedarse ahí e investigar más a fondo, dando lugar a los experimentos por los que es famoso hoy en día.

Pávlov utilizó un método simple pero efectivo: hizo que sonara una campana cada vez que alimentaba a los perros. Después de varias repeticiones, los perros comenzaron a asociar el sonido de la campana con la comida y salivaban en respuesta al sonido, incluso cuando no se presentaba comida. 

Pávlov denominó este fenómeno como "condicionamiento clásico", demostrando cómo un estímulo neutro (el sonido de la campana) podía, a través de la asociación con un estímulo que provocaba una respuesta natural (la comida), llegar a provocar una respuesta por sí mismo (la salivación).

Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!
Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!

Relevancia en la Psicología Contemporánea

El experimento del perro de Pávlov no solo es fundamental para entender el condicionamiento clásico, sino que también ha influido en cómo comprendemos el aprendizaje, la memoria y el comportamiento. 

En la psicología moderna, el condicionamiento clásico se ha aplicado para comprender y tratar fobias, hábitos y patrones de conducta.

>>>No dejes de leer nuestro artículo ¿quién dijo miedo? para entender mejor esta emoción que si no se gestiona de manera correcta puede desembocar en algún tipo de fobia específica. 

Vinculación del Condicionamiento Clásico con la Psicología Positiva y el Desarrollo Personal

La psicología positiva, que se enfoca en el desarrollo de las fortalezas humanas y el potencial para una vida plena y satisfactoria, encuentra en el condicionamiento clásico una herramienta para el desarrollo personal. 

>>>Aprende aquí qué son exactamente las Fortalezas Personales

Entender cómo se forman nuestras respuestas condicionadas puede ser clave para desarrollar hábitos positivos, cambiar patrones de pensamiento negativos y fomentar una mentalidad más saludable y productiva.

Para entenderlo un poquito mejor, mira este ejemplo llevado al mundo del deporte. Una persona puede condicionarse para asociar practicar deporte y hacer ejercicio con sentimientos y emociones positivas, ¿cómo? utilizando estímulos placenteros en el momento en que le toque hacer sus rutinas de ejercicios: escuchar su música preferida, escuchar un podcast interesante, escuchar un audiolibro…

De esta manera, si mantiene este hábito y esta rutina, con el tiempo, el ejercicio por sí mismo comenzará a provocar los mismos sentimientos positivos que se generan al escuchar música, fomentando así un hábito saludable.

El experimento del perro de Pávlov no es solo una pieza histórica de la psicología, sino que se trata de una fuente de comprensión invaluable sobre cómo funcionan nuestras conductas y comportamientos. 

Y es que al aplicar los principios del condicionamiento clásico en nuestro día a día, especialmente desde una perspectiva de la psicología positiva, podemos aprender a formar hábitos saludables, cambiar patrones de pensamiento y mejorar nuestro bienestar general. 

Este enfoque se alinea perfectamente con los principios enseñados en nuestro Título Experto en Psicología Positiva Online, en el que se fomenta el uso de la ciencia del comportamiento para mejorar la vida de las personas. 

Si quieres aprender mucho más sobre ello y que un compañer@ te explique toda la información sin compromiso, no dudes en solicitarlo. ¡Miles de alumnos ya aplican lo aprendido en este experto para su desarrollo personal y profesional!

¿Quieres leer más sobre otros experimentos? Si tu curiosidad con este tipo de experimentos te pide más, no dejes de pasarte por estos artículos que aquí debajo de comento, ambos son experimentos interesantes y muy impactantes:

>>>Experimento del muñeco BOBO

>>>Experimento de Asch

Fuentes de datos y bibliografía:

  • Pavlov, I. P. (2020). Experimental Psychology and Psychopathology in Animals. In Psychopathology and Psychiatry (pp. 13-30). Routledge.

Rocío Trillo
Rocío Trillo

Psicología de la Salud y Psicología del trabajo y de las organizaciones. Experta en Mindfulness en Contextos de Salud. Experta en Coaching Psicológico. Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

5 1 vote
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Amaxofobia o miedo a conducir. ¡Precaución, amigo conductor!

Amaxofobia, vaya palabreja… Es probable que leído así no te suene, pero si te digo miedo o fobia a conducir, igual la cosa cambia… En…

Brote Psicótico, cuando me desconecto (sin saberlo) de la realidad

Hoy nos ponemos un poquito más serios de lo habitual en el blog para hablar de un tema, que, aunque para una servidora puede resultar…