vencer verguenza

Vencer la vergüenza

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicólog@)

14 abril, 2023

Caerte delante de mucha gente o que te hable la persona por la que te sientes atraído puede hacer que te ruborices, que bajes o evites la mirada, que ocultes tu rostro, contraerte físicamente, incluso sentir torpeza o confusión. Estas son señales muy relacionadas con la vergüenza, tradicionalmente se le ha considerado como la emoción social por excelencia, se produce por una falta cometida o por alguna acción humillante.

Piero y M.B Singer explican que esta emoción aparece cuando no se alcanza el objetivo que forma parte del concepto que tenemos con nosotros mismos.

Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!
Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!

¿Qué es la vergüenza?

La vergüenza es una emoción que pretende ocultar algún defecto o acción nuestra que creemos que, si se viera, podría provocar rechazo.

Es una de las emociones más personales, internas, no evidentes y ocultas de nuestro registro emocional. Esta emoción no solo es humana, forma parte de nuestra evolución , numerosos estudios coinciden en que, los chimpancés, cuando son descubiertos comiendo la comida de alguien más, muestran una mueca de arrepentimiento, de vergüenza.

Origen

La vergüenza, según el psicoanálisis, aparece en la infancia, en una edad previa al desarrollo de la memoria clara, en los primeros esfuerzos y relaciones sociales del niño. La familia transmite al menor expectativas culturales, religiosa y familiares, es decir cómo actuar, como pensar, hablar, cuidarse, etc.

También el ambiente familiar señala cuales son los sentimientos bienvenidos y cuales son incorrectos, este proceso de transmisión puede ayudarnos a aceptarnos o a crear un rechazo a nosotros mismos. Es una experiencia subjetiva que ayuda a crear la aceptación de uno mismo. El no llegar a nuestro ideal nos cohíbe, nos hace sentir inferiores. Lo que nos hace fuertes nos enorgullece; los que nos humilla nos debilita. A esto se suma el miedo a la crítica del otro, a sentirnos vulnerables, necesitamos la vergüenza para protegernos.

Causas

Entre las causas más comunes de la aparición de la vergüenza nos encontramos:

  1. Entorno familiar: si has tenido un estilo de educación muy autoritario donde has recibido de más frases como “si sigues así no llegarás a nada”, “todo lo que haces esta mal”, o en la que ha batido una represión de emociones y correcciones constantes probablemente al construir tu identidad has sentido que algo no esta bien porque así lo has aprendido.
  2. Exceso de timidez: como característica de personalidad. Descubre más sobre la TIMIDEZ aquí.
  3. Alguna experiencia negativa: Por ejemplo si pasaste por una situación humillante en la infancia en cuanto algo te lo recuerde, puedes sentir la misma vergüenza.
  4. Tus propias creencias: también pueden condicionarte de forma negativa y no mostrar ciertas partes de ti mismo al vivir condicionado por el deseo de proyectar una imagen de perfección ante los otros, buscando siempre la aprobación.

“No hay vergüenza en fracasos honestos; hay vergüenza en temer a fallar”

Henry Ford

¿Cómo perder la vergüenza?

Para superar la vergüenza es necesario hacer visible aquello que ocultas, lo que te humilla. Aquí te dejamos unas claves y ejercicios para lograr vencerla:

  • Se sincero contigo mismo y con los demás: si confiesas, si desvelas tus secretos, poco a poco, saldrás de la vergüenza
  • Acepta la vergüenza como una emoción natural: el miedo a ella es la mayor trampa. Casi todo el mundo siente o ha sentido vergüenza en algún momento ante determinadas situaciones o personas, la realidad es que la mayoría de las personas tenemos los mismos miedos y dudas que tú.
  • Identifica la emoción: ¿Cuándo y en qué situación sientes vergüenza? contestar a esta pregunta es clave para identificar cuando viene este sentimiento.
  • Busca nuevas situaciones: ponte a prueba, exponte gradualmente a nuevas vivencias, por ejemplo, si te da vergüenza ir al gimnasio, ve un día a conocerlo, otro a consultar precios, después prueba con una clase..etc.
  • ¡No eres perfecto!: acepta tus debilidades de un modo natural, desconoces lo mismo y conoces lo mismo que alguien que tiene menos vergüenza que tú. Permítete fallar.
  • Acepta tus pensamientos: los negativos y los positivos, y en tu diálogo interior intenta cambiar los negativos por los positivos.
  • Toma distancia: si estás apunto de conocer a alguien o saludar y esa situación te provoca cierto grado de vergüenza, imagina a alguien más haciéndolo, te ayudará a normalizar la situación, dale objetividad al acontecimiento.
  • Mejora tu autoconcepto: entender el valor que tienes puede cambiar y no sentirte inferior a nadie.
  • Rodéate de personas que les guste mantener relaciones: interacciona con ellas para que puedas aprender de ellas.
  • Ponte retos: elige fechas en las que tengas que pasar por situaciones en las que puedes vencer la vergüenza como exponer delante de un grupo de personas algún tema o salir a cenar con personas desconocidas.
  • La importancia del lenguaje no verbal: el lenguaje corporal influye en como te ven los demás posiciones como estar erguido, con la cabeza alta, los hombros hacia atrás y los brazos ocupando la mayor amplitud, ayudará a que ganes confianza. Para saber mucho más sobre el lenguaje no verbal, lee este otro artículo del blog.
  • No caigas en la autocompasión excesiva: Es la perfecta excusa para no asumir responsabilidades ni aceptar compromisos.

¿Te gustaría aprender técnicas prácticas para gestionar emociones complejas? Te presentamos nuestro Título Experto en Psicología Positiva, conoce cómo sacar partido a tu potencial gracias a tus fortalezas personales y dominar tus pensamientos.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Esquizofrenia y esquizoide, ¿es lo mismo?

La confusión entre la esquizofrenia y el trastorno de personalidad esquizoide es común, es esencial entender que se refieren a entidades clínicas totalmente distintas, por…

La Infidelidad en la Pareja: navegando por el agua de la desconfianza

La infidelidad en la pareja es un tema complejo y tremendamente delicado que puede afectar a muchas relaciones. Índice1 Descifrando la Realidad de la Infidelidad…