Critica Constructiva

Crítica Constructiva

Aroa Ruiz Aroa Ruiz (Psicólog@)

26 julio, 2022

“Las personas sabias prefieren beneficiarse de la crítica constructiva en lugar de ser arruinadas por el elogio falso”.

Shiv Khera

¿Eres de las personas que no acepta ningún tipo de crítica u opinión, aún siendo estas constructivas?, ¿no dejas de criticar al que tienes al lado sin ningún tipo de filtro?, ¿no sabes cómo construir y exponer a tu equipo directo críticas constructivas con el objetivo de aprender y mejorar y que no se lo tomen a mal?...

Tras artículos previos como el de la comunicación efectiva o el llamado comunicación empresarial: claves de una comunicación eficaz, hoy seguimos hablando sobre comunicación y de una forma muy útil de comunicación positiva, hoy le toca el turno a la crítica constructiva.

Así que si te llama la atención este tema y quieres profundizar un poquito más en ella, no dejes de leer nuestro artículo de hoy.

¿Sensación de pérdida de control y poco manejo emocional?
Es fundamental la labor de profesionales que ayuden a incrementar la Inteligencia Emocional
Aprende las herramientas prácticas con aval científico para gestionar las emociones y las situaciones complejas y así potenciar la toma de decisiones, el liderazgo y la confianza.
¿Sensación de pérdida de control y poco manejo emocional?
Es fundamental la labor de profesionales que ayuden a incrementar la Inteligencia Emocional
Aprende las herramientas prácticas con aval científico para gestionar las emociones y las situaciones complejas y así potenciar la toma de decisiones, el liderazgo y la confianza.

Qué es

La crítica positiva y constructiva es la que se expresa con el objetivo de ayudar al receptor a mejorar y a que obtenga una guía de cara a nuevos horizontes que de otra forma no alcanzaría.

Se trata de ofrecer comentarios constructivos, de forma respetuosa, asertiva, con la mejor intención posible, fácilmente entendibles y con ejemplos concretos y visuales para que la persona que reciba esa crítica pueda mejorar, corregir, crecer  y avanzar en algún determinado punto o área específica.

Y es que cuando algo no ha salido como se esperaba, y de verdad hay opciones de desarrollo y de mejora para el futuro, que una personas externa e independiente nos lo explique de manera positiva y constructiva (que no destructiva) será beneficioso y tan importante e incluso a veces más que un simple elogio o refuerzo.

Crítica constructiva frente a crítica destructiva

En ocasiones una crítica constructiva no la entendemos bien, nos puede hacer mucho daño y justo que consiga el objetivo contrario al que tenía en un principio.

Para aclarar un poco este punto vamos a ver de manera sencilla las diferencias entre una crítica de tipo constructiva, frente a otra crítica de tipo destructiva (que es normal que nos duela y nos haga daño de una manera más intensa.)

Crítica Constructiva

  • Puede ayudarte a ti y a la persona a la que estás brindando comentarios a crecer, tanto a nivel personal como profesional.
  • Te ayudan a mejorar, a progresar, y a aprender algo nuevo.  
  • Nunca será entendido como un ataque personal.
  • Al no ser algo personal, no ha de dañar, ni repercutir en la autoestima del receptor. 
  • Suele ser privada.
  • Suele ser concreta, específica y se ha de poder llevar a la práctica.
  • Sí aporta información acerca de cómo rectificar o mejorar los posibles errores.
  • No es un cotilleo al uso, ni cumplidos sin más.

Ejemplo de crítica constructiva: “Luis, me gustó mucho el proyecto que compartiste en la reunión semanal del pasado viernes. Sin embargo, creo que uno de los motivos por los que no consiguió toda la aceptación que buscabas fueron los gráficos de los informes presentados porque he encontrado errores, por favor, revísalos y los miraremos la próxima semana”.

Crítica Destructiva

  • Comentarios negativos encubiertos.
  • No te ayudan a mejorar, ni a progresar, ni a aprender nada nuevo. 
  • Funciona como un ataque a nivel personal.
  • Se formula y se expresa de forma que sólo escucharla puede dañar y afectar a la propia autoestima del receptor.
  • Es pública.
  • Suele ser general, poco específica y la mayoría de las veces no se puede llevar a la práctica.
  • No aporta mucha información acerca de cómo rectificar o mejorar los posibles errores.
  • Es hipercrítica, ofensiva, innecesariamente quisquillosa y cotilla.

Ejemplo de crítica destructiva: “Luis, no me gustó nada el proyecto que compartiste en la reunión del pasado viernes. Fue un desastre y no te entendieron. Estás usando los gráficos equivocados, otra vez te has vuelto a equivocar, ¿qué pasa?, ¿no te das cuenta? ¡Haz algo para que esto ya no se repita más!”

Tips para una buena crítica constructiva

Muchas veces si no estamos acostumbrados a ello, no es sencillo saber hacer críticas constructivas de manera correcta y conseguir el objetivo buscado con esas críticas.

Pero lo que sí sabemos es que se puede entrenar la habilidad para que con la experiencia, poco a poco, adquiramos ciertas pautas y tips y podamos llevarlo a la práctica de manera más natural.

Lee con atención y toma nota de los siguientes puntos para aprender a mejorar la forma en la que hacer una buena y correcta crítica constructiva:

  • La inteligencia emocional es fundamental a la hora de comunicar de manera constructiva, así que entrena tu capacidad para entender y gestionar las propias emociones y las de los demás.
  • Entrena y practica tu asertividad.
  • Habla en primera persona y nunca en tercera persona. De esta manera el sentido de la frase irá hacia la situación y experiencia concreta y no hacia el receptor de la crítica: “pienso que…”, “me parece que...”, “creo que..., “yo siento que…” en vez de frases del tipo “tú hiciste esto…” o “tú dijiste que...”. Al hablar en primera persona, la crítica y el comentario se suaviza mucho y  no parece un ataque directo, ni personal.
  • Ofrecer una solución y una alternativa práctica. Esta es una de las características que he comentado más arriba, y es que para que una crítica sea constructiva es fundamental que la persona cuente con el camino alternativo hacia el que dirigirse y así poder avanzar. Así que además de señalar y recalcar lo que sí se puede cambiar y mejorar, hay que incluir siempre ideas, consejos y alternativas diferentes para que la persona sepa hacia dónde tirar.
  • Intenta que sea una conversación privada y personal, un diálogo entre ambas partes y no hacer la crítica de forma pública y delante de más personas. De esta manera se generará un clima de confianza y cercanía que ayudará a que la persona no se sienta atacada, avergonzada y evitará que reaccione a la defensiva.
  • Organiza y programa tu agenda para tener y poder contar con el tiempo que sea necesario para esa conversación. A veces habrá preguntas, dudas e incluso puede que la crítica no sea bien aceptada y las emociones se desborden o se descontrolen en el receptor. Por esto mismo, es importante contar con un espacio y tiempo lo suficientemente amplio para que si esto pasa, se pueda reorientar la conversación y conseguir que la crítica finalmente se entienda de manera constructiva.  
  • Incluye aspectos positivos y no sólo negativos.  No todo será malo, por supuesto que no, así que no te olvides de recordar también y dar feedback positivo del resto de cosas con las que sí estás contento, a favor y son buenas de la persona que va a recibir la crítica.
  • Mantén un lenguaje corporal amigable y un tono de voz cercano y suave. No se trata de echar la bronca, ni castigar a la persona. Así que no te muestres enfadad@, desafiante, arrogante o en clara posición de superioridad. 

Lee en este artículo de Sonia Castro, curiosidades acerca del lenguaje no verbal y corporal.

Visto todo lo anterior, si te interesa este concepto y quieres saber mucho más, queremos animarte a formarte en nuestro Título Experto en Inteligencia Emocional y Psicología Positiva con el que podrás aprender más tips y pautas para comunicar de manera constructiva y positiva.

Certifícate ya con el seguimiento de los mejores profesionales del sector y a tu ritmo según tus prioridades. En el IEPP somos profesionales formando a los mejores.

Fuentes de datos:

  • Angélico, A.P.; Crippa, J.A.S.; Louriero, S.R. (2013). Social Anxiety Disorder and Social Skills: A Critical Review of the Literature. International Journal of Behavioral Consultation and Therapy, 7(4): pp. 16 – 33.
  • Bertram, M. (2004). How the Mind Explains Behavior: Folk Explanations, Meaning, and Social Interaction, MIT Press.
  • Mehrabian, A. (2009) Non Verbal Comunication. Aldine Transaction.
  • O'Donohue, W. (2003). Psychological Skills Training: Issues and Controversies. The Behavior Analyst Today, 4(3): pp. 331 - 335.

Aroa Ruiz
Aroa Ruiz

Licenciada en Psicología, Máster en Coaching e Inteligencia Emocional e Instructora de Mindfulness. Psicóloga, Coach y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Eneagrama: 9 caminos para conocerse un poquito mejor

Índice1 Qué es2 Origen3 Funcionamiento: ¿en qué consiste?4 Eneatipos Qué es El eneagrama es una herramienta, técnica, práctica o estrategia de autoconocimiento personal que nos…

Emociones Positivas y Negativas

Hoy rescatamos en nuestro blog del IEPP un tema recurrente y que interesa mucho a cualquiera que se ocupe y se preocupe por la salud…