efecto halo imagen a primera vista

Efecto Halo: Cuándo la Primera Impresión lo es todo

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Categoría: Psicoterapia

“Las apariencias engañan la mayoría de las veces; no siempre hay que juzgar por lo que se ve”

Molière

Hoy vamos a hablar de un sesgo cognitivo muy habitual, muy conocido, bastante escuchado y muy estudiado en psicología, el llamado “efecto halo”.

Este efecto es muy interesante y curioso, si ya lo conocías te va a venir bien quedarte con nosotros para aprender algo más sobre él y si por el contrario nunca lo habías oído, es buen momento para conocerlo. Empezamos.

Qué es el Efecto Halo

El efecto halo” se define en psicología como un “atajo” innato que utiliza nuestra habilidad perceptiva y nuestro cerebro y se activa cuando valoramos a las personas, organización, producto y/o marca sobre un rasgo sobresaliente de ellos y lo extrapolamos al resto de características personales, que en muchas ocasiones no tienen por qué estar relacionadas.

Evolutivamente nuestro cerebro está preparado para la simplificación de los procesos perceptivos; lo que puede ser muy eficaz en algunos casos, pero también nos puede llevar a caer en errores de juicio, como pasa con el “efecto halo”.

¿Cuándo fuimos conscientes de que el “efecto halo” existe e influye en nuestros juicios y valoraciones?

El “efecto halo” fue definido por primera vez en el año 1920, Thorndike psicólogo estadounidense tras realizar diversos experimentos con militares en el ejército, acuñó este término.

Esta investigación fue relativamente sencilla; se pidió a una serie de oficiales que valorasen ciertas cualidades de varios de sus subordinados.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

En su experimento Thorndike observó que el modo en el que se valoraba una característica concreta estaba muy correlacionada con la valoración que se hacía del resto de características, así los oficiales atribuían una valoración positiva partiendo a menudo de una sola característica, de un solo rasgo observado. O por el contrario, atribuían características generales negativas cuando vieron en sus superiores una cualidad no tan adecuada en un momento dado.

De esta forma, las personas que obtenían puntuaciones negativas en una de sus características tendían a tener puntuaciones negativas en el resto de aspectos, y las que eran valoradas positivamente en un aspecto concreto tendían a ser valoradas positivamente en todas las demás.

Posteriormente, han sido otros muchos los que han demostrado el “efecto halo” con experimentos como el reciente de “Nisbett y Wilson”, que se basa en la situación de las celebridades de Hollywood, en la que la gente fácilmente asume que como estas personas son físicamente atractivas, también son inteligentes, amables y de buen criterio.

Ejemplos

Veamos varios ejemplos donde se puede dar el “efecto halo” para entenderlo así mucho mejor.

  • El efecto halo en la publicidad. Famosos como imagen de marcas

Es muy común ver a personajes guapos, famosos y atractivos promocionando ciertos productos y siendo la imagen principal de varias marcas. Alejandro Sanz y las gafas de sol, Rafa Nadal y los coches, José Coronado y los yogures, Isabel Preysler y los bombones de Navidad, Penélope Cruz y los cruceros… ¿Casualidad? De eso nada, expertos en marketing, comunicación y responsables de publicidad se encargan de aprovechar el “efecto halo” en estas campañas publicitarias en las que la mera presencia del personaje nos afecta y esto se traduce en un aumento de ventas y por tanto beneficios para la marca.

En este caso,  lo que se intenta es que los valores y las sensaciones positivas asociadas al personaje famoso se traspasen a la imagen del producto, creando de este modo un "efecto halo" de valoraciones positivas que tiene su origen en lo que opinamos de la celebridad.

  • El efecto halo en recursos humanos

En los procesos de selección de personal el “efecto halo” también está muy presente y puede jugar un papel fundamental. 

¿Por qué a veces a igualdad de formación y experiencia profesional entre dos currículums, finalmente es contratada la persona que consideramos más guapa? Y ¿por qué en ocasiones se contrata también a la más guapa y muchas veces menos preparada?

De nuevo aquí el “efecto halo” está presente cual enanito invisible determinando nuestras decisiones.

  • El efecto halo en la educación

También los profesores y educadores pueden tener, por culpa del “efecto halo” sus alumnos preferidos. Y es que los alumnos que suelen sacar mejores notas, reciben por término medio un trato más benevolente que quienes tienen más dificultades o sacan peores resultados.

  • El efecto halo en los tribunales

En el año 1974 un estudio llevado a cabo por “Efran”, demostró que las personas más atractivas son sentenciadas a condenas más pequeñas que las personas poco atractivas, incluso cuando habían cometido, exactamente, el mismo delito.

En el año 2010, otro estudio más reciente de la Universidad de Cornell, determinó que los criminales poco agraciados físicamente hablando tienden a recibir condenas más duras, una media de 22 meses más de condena que las personas atractivas cometiendo los mismos delitos.

Consejos para evitar el “Efecto Halo”

Toma nota de estos consejos si lo que quieres es ser lo más neutral posible a la hora de hacer un juicio y tomar una decisión o que no se dejen llevar por el “efecto halo” a la hora de evaluarte.

Se consciente de los juicios que realizas

Para intentar no caer en el “efecto halo” de forma automática e inconsciente, es importante hacer los juicios de forma más racional. Si aprendemos a hacer una valoración de manera más precisa y realista, seremos más justos con las valoraciones.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Mindfulness y Gestión Emocional

Apúntate y descubre técnicas para trabajar la inteligencia emocional y la atención plena.

Recibir Regalo

Busca la coherencia

La coherencia es esencial para potenciar el “efecto halo”. Ya lo sabes, se fiel a tus principios morales, códigos éticos, gustos y aficiones y fiel entre lo que dices y haces y así tu “efecto halo” se potenciará notablemente.

No dejes de sonreír

Intenta sonreír más a menudo. A nadie le gusta la gente mustia. Y es que la  sonrisa proyecta cercanía, respeto y simpatía.

Una persona que sonríe de forma sincera, franca y natural tiende por lo general a caer bien.

No te dejes llevar por las primeras impresiones

Es inevitable hacernos una primera impresión en los primeros segundos de conocer a alguien, pero lo que sí podemos hacer es esforzarnos en respaldar esa primera impresión con argumentos, y dar una segunda oportunidad para profundizar más en esa primera impresión.

Evita generalizar

Aunque cueste mucho, intenta no dejarte llevar por las generalizaciones. Generalizar sólo lleva a potenciar el “efecto halo”.

No hagas lo que no te gustarían que te hicieran

¿Te gustaría que te juzgaran por la primera impresión que puedes provocar sin que te den la oportunidad de rascar e indagar un poquito más en tu fondo? Imagino que no, pues lo mismo, aplícalo cuando te toque a ti hacer esos juicios y valores.

Cuida tu higiene personal

Dicen que la verdadera belleza está en el interior y por supuesto que estamos totalmente de acuerdo con ello, pero esto no quita para que no cuides también tu imagen exterior y tu higiene personal, de esta forma ayudarás a crear un “efecto halo” positivo.

Aunque parezca muy obvio, a veces es bueno recordarlo, utiliza perfume, cuídate las uñas, cuida tu pelo, actualiza tu armario, utiliza complementos…

Cuida tu lenguaje no verbal

Más del 70% de la información que recibe alguien de nosotros se debe a la comunicación no verbal, así que es fundamental no dejarlo de lado y cuidarlo. Recuerda el tono de voz, la mirada, tus movimientos…

¿Te imaginabas la fuerza y el poder del “efecto halo” en  nuestro día a día y en la forma en la que interpretamos la realidad?

Valoración (5 / 1)

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

2
Comentarios

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Sonia CastroErika Recent comment authors
newest oldest
Erika
Erika
Valoración :
     

Excelente. Gracias por la información..

También te puede interesar

Nomofobia: Enganchados al móvil

Hace poco, mientras hacia una orientación en el centro de terapia en la delegación de Madrid el IEPP, "Silvia", la chica con la que hablaba…

Trastorno de Adaptación: Cuando el cambio te amenaza

La muerte de un ser querido, un divorcio, problemas en una relación interpersonal, enfermedades de uno mismo o de un ser querido, preocupaciones económicas, catástrofes…