Generosidad

Generosidad: una clave para  ser más feliz

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicólog@)

14 diciembre, 2022

Ya hemos hablado del papel que representan las relaciones personales en nuestro bienestar y de cómo podemos hacer que nuestros vínculos sean más positivos.

En este post vamos a profundizar en una de las claves para ser más feliz que tiene que ver con la conexión emocional entre las personas: la generosidad.

¿Qué significa ser generoso/a?

La generosidad se define como el hábito de dar y compartir con los demás sin esperar nada a cambio. Como fortaleza, se refiere a la disposición de dar nuestros recursos (tiempo, dinero, energía, talentos) a las demás personas. Se basa en el deseo de beneficiar a otras personas de forma altruista, más allá de esperar una reciprocidad o un beneficio personal. 

Por ello, la generosidad está muy relacionada con términos como la amabilidad, la bondad y el altruismo.

El altruismo

¿Es lo mismo practicar la generosidad que el altruismo? Este último concepto va más allá, pues significa procurar el bien ajeno aún a costa del propio

El altruismo se caracteriza por:

  • Experimentar la emoción que está sintiendo la otra persona es condición necesaria para detectar la necesidad de ayuda.
  • Tener en cuenta las necesidades de los demás por encima del placer personal.
  • Creer que se tiene la obligación ética de ocuparse del bienestar de las demás personas, tanto conocidas como desconocidas.

Además, existen algunos factores que pueden potenciar la generosidad y el altruismo. Por ejemplo, el estado de ánimo: las personas son más propensas a ayudar cuando están de buen humor, cuando no tienen prisas y se sienten bien. 

Un estudio de Genevsky et al. (2013) mostró que las personas donan más dinero cuándo sienten más identificación con la persona que va a recibir su ayuda. 

Estos factores pueden explicar por qué hay épocas en que las personas somos “naturalmente” más generosas, como la Navidad. En la época navideña hay muchos más mensajes sobre los valores familiares, la importancia del amor y de compartir con nuestros seres queridos. La  compasión y la responsabilidad con los demás está a flor de piel, por lo que es más probable que estemos dispuestos/as  a invertir nuestro tiempo y energía en otras personas.

Podemos concluir que la sensibilidad interpersonal, la identificación y la empatía tiene una relación directa con la generosidad.

¿Te falta confianza y autoestima?IEPP sonrisa azul
¿Conoces muy bien tus debilidades pero te cuesta listar tus fortalezas?
Descubrir y potenciar los puntos fuertes de las personas tiene un impacto directo en su bienestar y felicidad
Accede al reto del bienestar y aprende a detectar tus fortalezas para conseguirlo
confianza psicología positiva
¿Te falta confianza y autoestima?IEPP sonrisa azul
¿Conoces muy bien tus debilidades pero te cuesta listar tus fortalezas?
Descubrir y potenciar los puntos fuertes de las personas tiene un impacto directo en su bienestar y felicidad
Accede al reto del bienestar y aprende a detectar tus fortalezas para conseguirlo
confianza psicología positiva

¿Por qué ser generoso/a causa bienestar?

Las investigaciones en Psicología Positiva han identificado el amplio potencial de esta fortaleza para incrementar el bienestar de las personas, tanto receptoras como emisoras de actos de bondad y generosidad.

Diferentes estudios han mostrado que realizar actos de generosidad, causa un incremento en la felicidad subjetiva en las personas que se comportaron de forma más generosa durante un determinado tiempo (Otake et al., 2006; Taylor et al., 2017).

Recomendaciones prácticas

Sin embargo, no es suficiente ser generoso/a de cualquier forma.  Lyubomirsky, King y Diener (2005) ofrecen una serie de propuestas para que la generosidad tenga un impacto significativo en el bienestar personal:

  1. Hacer más de lo que ya haces de forma habitual. Normalmente hacemos muchos pequeños gestos de generosidad a lo largo de los días. Para una práctica efectiva es importante ir más allá de lo que se ha vuelto habitual para nosotros/as.
  2. Encontrar nuestro propio equilibrio entre no hacer lo suficiente y hacer demasiado.
  3. Acumular diferentes actos de generosidad en un único día, para ir más allá de lo que ya hacemos en el día a día habitual. Es decir, es más útil dedicar tres horas un sábado a hacer tres o cuatro favores seguidos, que hacer los mismos favores a lo largo de toda una semana.
  4. Mantener la variedad y la frescura, dado que repetir los mismos actos de generosidad de forma rígida y sin variar los puede convertir fácilmente en “otra cosa pendiente” en vez de una práctica viva de la generosidad.

Los límites de la Generosidad

El equilibrio es especialmente importante con la fortaleza de la generosidad, porque llevarla a un extremo puede tener un efecto contraproducente. La sensación de “Doy mucho, pero recibo poco” suele causar mucho malestar y puede corromper la relación con la persona receptora. 

Por ello, es necesario establecer ciertos límites en los que equilibrar la balanza entre dar y recibir, buscando un intercambio igualitario de favores. Hacer aportaciones de valor a los demás, sin sacrificarnos y quemarnos en el intento.

Las personas con la fortaleza de la Generosidad en equilibrio, tienen un alto interés por los demás, al mismo tiempo de tener un alto interés por sí mismas, es decir, equilibrando sus motivos altruistas con motivos auto-protectores.

Ejercicio práctico: ACTOS DE AMABILIDAD

Realizando este sencillo ejercicio podrás experimentar en primera persona los beneficios de la generosidad.

Consiste en realizar cinco actos amables para los demás en un solo día, ya sean amistades o personas desconocidas, ya sea de forma directa o anónima, ya sea de forma espontánea o planificada.

Ten en cuenta que no tienen que ser grandes cosas, no necesitamos cambiar el mundo, lo más importante es que percibamos que nuestro acto de generosidad ha sido genuinamente apreciado por la persona que lo ha recibido. 

Las siguientes preguntas pueden ayudarte a determinar tus actos de amabilidad:

¿Qué es lo que más le gustaría a la persona a la que quieres mostrar más generosidad? ¿Qué cosas aprecia? ¿También es algo que a ti te gustaría hacer?

Si quieres conocer un poco más sobre el manejo de emociones complejas y la importancia que tiene la Psicología Positiva en el bienestar emocional de las personas, con nuestro Título Experto en Psicología Positiva podrás lograrlo. Solicita información sin compromiso y conviértete en un experto certificado en esta área.

REFERENCIAS

  • Genevsky, A., Västfjäll, D., Slovic, P., & Knutson, B. (2013). Neural underpinnings of the identifiable victim effect: Affect shifts preferences for giving. The Journal of Neuroscience, 33(43), 17188-17196.
  • Layous, K., Nelson, S. K., Oberle, E., Schonert-Reichl, K. A., & Lyubomirsky, S. (2012). Kindness counts: Prompting prosocial behavior in preadolescents boosts peer acceptance and well-being. PloS one, 7(12), e51380.
  • Lyubomirsky, S King y Diener, E. (2005) The benefits of frequent positive affect – does happiness lead to success?
  • Otake, K., Shimai, S., Tanaka-Matsumi, J., Otsui, K., & Fredrickson, B. L. (2006). Happy people become happier through kindness: A counting kindnesses intervention. Journal of happiness studies, 7(3), 361-375.
  • Taylor, C. T., Lyubomirsky, S., & Stein, M. B. (2017). Upregulating the positive affect system in anxiety and depression: Outcomes of a positive activity intervention. Depression and anxiety, 34(3), 267-280.

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Amor platónico

Recuerdo momentos en mi adolescencia en los que, el simple hecho de pensar en uno de mis ídolos musicales, producía en mí una emoción que…

Separación o divorcio con niños/as

Hoy de nuevo retomamos un tema que consideramos fundamental e importante y que nuestros psicólogos y psicólogas del IEPP trabajan constantemente en sus procesos de…