gestionar emociones en niños

Cómo gestionar las emociones en niños

Sonia Castro Sonia Castro (Psicólog@)

21 junio, 2023

Después de  haber vivido una situación tan difícil como fue la pandemia, podemos decir que los niños, niñas y los más pequeños dieron más de una lección a los adultos a la hora de gestionar emociones, y llevar, sobrellevar y manejar ese momento tan complicado.

Si una situación como la pandemia en la que por culpa del coronavirus, de aislamiento, incertidumbre y en la que nos tuvimos que adaptar cada día se volvió dura, difícil y complicada para los adultos, imaginaros para los niños más pequeños, y es que para ellos se podría haber vuelto doblemente difícil.

Por eso es prudente saber, recordar y no olvidar cómo gestionar las emociones en ellos.

En nuestro podcast #55 abordamos en plena pandemia cómo gestionar mejor el enfado y la frustración. Escúchalo de nuevo: 

Ahora tenemos mucha información que antes de la pandemia desconocíamos, pero aún esto, es responsabilidad, tarea y labor de los padres y de las personas con las que el niño o la niña conviva, ayudar y acompañar a los más peques para que sean capaces de gestionar sus emociones de la mejor manera posible, de cara a evitar que sufran y que cualquier situación similar la pasen con la máxima normalidad posible.

Aquí os dejamos ciertas pautas que creemos que son importantes e imprescindibles para gestionar las emociones en niños:

Cuéntale al peque lo que está pasando, adaptando el lenguaje a su edad y a su nivel de comprensión

El niño tiene todo el derecho del mundo a saber lo que está pasando y sobre todo por qué está pasando.

Nunca hay que ocultar, ni mentir al niño, así que no sientas miedo, ni te de reparo hablarle y explicarle sobre la situación concreta. La realidad es la que es y hay que trasmitírsela. Hay que explicárselo de una manera sencilla, clara, sin dar datos innecesarios, con la intención de calmar, de tranquilizar y sobre todo de proteger.

Si todo lo que tiene que ver con las mentiras te interesa, escucha nuestro podcast #129 en el que intentamos dar respuesta a la eterna pregunta, ¿por qué mentimos? 

Mira este ejemplo de cómo se podría haber explicado el confinamiento durante de la pandemia:

“Cariño, ya sabes que todos nos tenemos que quedar por unos días en casa, es muy importante no ir al cole, ni bajar al parque para no ponernos malitos y es que hay un virus, se llama coronavirus, que son unos bichitos, que en casa no nos pueden hacer nada. Pero, aunque los papis no vayan a la oficina y el cole haya cerrado por unos días, en casa vamos a seguir con las clases, ya verás qué divertido va a ser, vamos a aprovechar para estar mucho más tiempo juntos y jugar mucho más. Nos lo vamos a pasar fenomenal. Y todos los días llamaremos a los abuelos para que hables con ellos y que les cuentes. Nosotros no estamos malitos, así que si nos lavamos bien las manos, estaremos seguros”.

Es muy probable que el niño haga muchas preguntas, contéstalas con total normalidad, claridad, sinceridad y honestidad. Es fundamental dedicarles tiempo y que el niño se sienta escuchado y que seamos accesibles y que estemos disponibles para escucharles cuando requiera de nuestra atención.

ESTAR presentes

Intentar estar más presentes que nunca, es normal que emociones como el miedo y/o la inseguridad hagan que el niño demande mucho más a sus padres, sé paciente con ellos, no te olvides que los más pequeños no poseen los mismos recursos cognitivos ni emocionales que los adultos para manejar situaciones de alarma, es normal que insistan más, que se vuelvan más pesados, más inquietos… ofréceles esa atención que necesitan, con muchísimo amor y calma.

Deja que el pequeño también exprese sus emociones y cuente cómo se siente

Igual de importante que es escuchar al niño, también lo es dejarle que exprese sus emociones de forma libre. Pregúntale cómo se siente, si está aburrido, si está preocupado… La confianza es un pilar fundamental.

Los niños cual esponjas, absorben lo que ven en casa (y fuera de casa)

Para que el niño se sienta calmado, tranquilo y viva situaciones en las que tenga que hacer una buena gestión y manejo emocional con normalidad, es fundamental que vea lo mismo en casa y con los adultos con los que se relacione de manera habitual y pase la mayor parte de su tiempo (hermanos, abuelos…).

Así que si hay momentos de ansiedad, de estrés o de preocupación en los adultos de la  casa, es primordial que los pequeños no sean conscientes de ello.

Mantener las rutinas

Para que los más pequeños se sientan tranquilos es fundamental que sus rutinas y sus tareas diarias y habituales continúen, y es que la incertidumbre es lo contrario a seguridad.

Así que es muy importante que los mayores programen los días con los horarios habituales: desayunar, estudiar, dormir siesta, comer, merendar, hacer deporte, higiene diaria y dormir por las noches.

Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!
Aprende a detectar y a desarrollar tus habilidades a través de nuestra Masterclass en Psicología Positiva
Descubre cómo reconocer tus puntos fuertes y aumentar tu confianza y autoestima.
¡Comienza a trabajar en tus fortalezas!

Buscar lo positivo y utilizar el juego y el sentido del humor

Intentar focalizar la atención en lo positivo. No vamos a prometer cosas a los peques que luego no vamos a poder cumplir, eso no. Otra de las recomendaciones que consideremos fundamental es utilizar el sentido del humor para gestionar por ejemplo la emoción del miedo.

Lee más sobre el miedo, AQUÍ.

Haz que se diviertan, que se rían, que disfruten independientemente de la situación por la que estén pasando: bailar, cantar, colorear, jugar al escondite, marionetas, puzles, interpretar… ¡Dale a la creatividad!

Si aun con todo lo que acabamos de ver, consideras que os vendría bien una ayuda extra y adicional para gestionar una situación concreta que se os está escapando y afectando de manera intensa (duelo, divorcio, separación, acoso…) con los más pequeños, te podemos ayudar. En el IEPP estamos por y para ti, podemos acabar con esto. ¡Consúltanos!

Por otro lado, si te llama la atención todo lo que te hemos contado y quieres convertirte en un experto gestionando emociones complejas, en el IEPP podrás lograrlo con nuestro Título Experto en Psicología Positiva Aplicada. Solicita información sin compromiso y con gusto responderemos todas tus preguntas.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales y la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente redactora y creadora de contenido, comunicación interna, comunicación externa, medios y apoyo al departamento de RR.HH en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

5 3 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
6 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Magnolia
Magnolia
27 marzo, 2020 3:35 am
Valoración :
     

Gracias, me ha ayudado este artículo

Jennifer Rodríguez
Jennifer Rodríguez
4 abril, 2020 8:03 am
Valoración :
     

Buenas.noches ,muchas gracias es de mucha ayuda ,tengo un bene de 19 meses y necesita mucha entretención y mucho aprendizaje, me gustaría que me ayudaran con juegos didácticos para enseñanza y entretención. Gracias

yrina martinez
yrina martinez
6 abril, 2020 11:06 am
Valoración :
     

Muchisimas gracias por éste artículo, es lo que más necesitamos en éstos tiempos, orientación, ídeas y ayuda, agradecida?

También te puede interesar

El Experimento del perro de Pávlov. Campanas que moldean conductas

El experimento del perro de Pávlov es uno de los estudios más icónicos en la historia de la psicología.  Realizado a principios del siglo XX…

Amaxofobia o miedo a conducir. ¡Precaución, amigo conductor!

Amaxofobia, vaya palabreja… Es probable que leído así no te suene, pero si te digo miedo o fobia a conducir, igual la cosa cambia… En…