imagen corporal negativa

Imagen corporal: Qué es y sus efectos en la autoestima

Lo primero que tenemos que entender es qué es la autoestima, qué es la imagen corporal exactamente y la relación tan estrecha que existe entre imagen corporal y autoestima.

Definición de autoestima e imagen corporal

La definición de la autoestima nos dice que se trata de la opinión que tenemos de nosotros mismos, se trata de una apreciación subjetiva acerca de nuestra valía.

Por tanto, entendemos autoestima como el concepto que tenemos de nuestro propio valor, basado en los sentimientos, pensamientos, sensaciones y experiencias que tenemos en relación con nosotros mismos.

Uno de los elementos y componentes clave en la autoestima es lo que se denomina en psicología autoimagen y en ella nos vamos a centrar en este post.

La imagen corporal es la representación simbólica que una persona hace de su propio cuerpo. Se trata de la fotografía interna que tenemos de nosotros mismos a nivel físico. Para ello nos definimos de forma habitual utilizando etiquetas, por ejemplo: “yo soy rubia”, “yo soy bajita”, “yo soy delgado”, “yo no soy muy atractivo”, “yo no soy muy esbelta”, “yo no soy guapo”, “soy demasiado gordito”, “mis orejas son demasiado grandes”, ... Estas etiquetas son definitorias y muy determinantes a la hora de construir nuestra propia imagen corporal.

La imagen corporal es cómo la persona se ve a sí misma y cómo se percibe cuando se mira en el espejo, es decir, cómo la persona cree que es, por tanto siempre es una representación subjetiva.

La imagen corporal también tiene que ver con los sentimientos y emociones que experimenta la persona respecto a cómo percibe su físico, cómo se siente con su cuerpo y dentro de su propio cuerpo.

¿Cómo se forma y se desarrolla la imagen corporal?

  1. Por los comentarios que otras personas nos hacen. Mensajes y/o comentarios explícitos o implícitos que hemos ido recibiendo a lo largo de nuestra historia personal de familiares, amigos, conocidos acerca de nuestro cuerpo: “que niña más gordita”, “todo lo que tiene de feo, lo tiene de gracioso”…
  2. Por lo que nosotros mismos nos decimos. Nuestro propio diálogo interno: “como odio mis dientes, es que son tan pequeños”, “por mucho que me digan lo contrario, mis piernas no son nada bonitas”
  3. Por el embudo social. Lo que socialmente está considerado como deseable en relación al físico. Todo aquello que se apremia en redes sociales, televisión, círculo social; por ejemplo esa talla de pantalón socialmente establecida como la ideal y utilizada por los más famosos.

De esta manera se pueden dar dos posibilidades, podemos tener una imagen corporal positiva:

  • La persona tiene una percepción clara y real sobre cómo es su cuerpo.
  • La persona es capaz de valorar y apreciar su cuerpo, siendo consciente de que sólo es una parte de su conjunto como persona y que otros aspectos, como la personalidad, tienen un valor más importante a la hora de definir su identidad.
  • La persona se siente segura y cómoda dentro de su propio cuerpo.

O podemos tener una imagen corporal negativa:

  • La persona tiene una percepción distorsionada de su cuerpo, viéndolo diferente de cómo es realmente.

Y es que al ser la imagen corporal una representación subjetiva y nunca objetiva, puede haber determinadas características físicas en las que la persona haga zoom y se centre de forma mucho más desproporcionada, o distorsionada en comparación con otras características. Por esto, podemos ver elementos físicos exageradamente grandes ya que nos gustan mucho o de manera contraria porque no nos gustan nada. Y es que, a menudo nos obsesionamos con un pequeño defecto físico (tener los dientes algo separados, tener las piernas arqueadas, tener una nariz prominente, tener la mandíbula muy marcada, tener poco pecho….) que, la mayoría de las veces, puede pasar totalmente desapercibido para el resto de personas y bien mirado, se podría convertir en tu seña de identidad. Quizá, que tengas los dientes algo separados forma parte de tu encanto.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

¿Cómo influye en tu vida tu imagen corporal?

La imagen corporal influye mucho y directamente sobre nuestra autoestima, así, a mejor imagen corporal, mejor autoestima y viceversa. La persona que tenga una autoimagen positiva, tendrá una autoestima fuerte.

En la mayoría de las veces, cuando hay aspectos concretos de nuestro físico que no nos gustan nada, que nos acomplejan y que incapacitan nuestra calidad de vida, llevando a la persona que lo sufre, a pasarlo realmente mal, suele haber ideas irracionales de base (creencias neuróticas negativas que no reflejan la realidad, que son desproporcionadas, que no sirven absolutamente para nada y que cuesta mucho pararlas) que habrá que identificar y sustituir. Aquí no vamos a profundizar más en esto, ni en el concepto de imagen corporal negativa, ya que hay otro post en nuestro blog en el que hablamos de ella y de cómo mejorarla.

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

Algunas personas piensan que primero tienen que cambiar su apariencia física para después sentirse bien consigo mismos. ¡Error! Tener una buena imagen corporal no es sinónimo de tener un cuerpazo ni un físico exuberante, para nada, y es que no necesitas tener un cuerpo perfecto para tener una buena imagen corporal.

Te planteo varias preguntas importantes: ¿No te gusta tu imagen corporal, ni eres capaz de ver nada positivo en ella?, ¿no dejas de pensar constantemente en ese rasgo concreto de tu físico que no consigues aceptar?, ¿no eres capaz de aceptar tu apariencia actual?, ¿te gustaría cambiar algo de tu aspecto físico, aunque todo tu entorno te dice que no lo necesitas?, ¿dejas de ir a sitios como la playa o la piscina por no ser capaz de afrontar verte y que te vean en bañador?

Si has contestado de manera positiva a varias de las preguntas anteriores puede que tu imagen corporal sea negativa e influya negativamente en tu autoestima. Ponte en manos de profesionales como nuestros terapeutas del IEPP, expertos en psicología positiva, que te ayudarán a identificar el problema y encontrar juntos el camino hacia una imagen corporal positiva. Solicita ya una orientación gratuita y tu vida dará un giro del que no te arrepentirás.

También te puede interesar

Alta autoestima, ¿es igual al narcisismo?

“Cuenta la leyenda que Narciso era un hermoso joven de extremada belleza, su sola presencia enamoraba tanto a hombres como a mujeres. Narciso todos los…

Humildad y Autoestima, ¿son como el agua y el aceite?

Si buscamos lo que dice la RAE del término “humildad” veremos que viene descrita así: Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones…