miedo escénico

Cuando el miedo escénico me bloquea y me siento inútil

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Categoría: Comunicación Asertiva

Ya con el título del artículo es bastante evidente adivinar el tema que vamos a tratar a continuación, y es que aunque ya os hemos hablado en el blog sobre la glosofobia, que es el nombre científico y técnico con el que se le conoce al miedo escénico, hoy vamos a profundizar un poquito más en él.

Definición

El miedo escénico es el miedo irracional que se siente cuando a la persona le toca exponerse en público y ser el centro de atención a la hora de realizar cualquier actividad. Se trata de un miedo súper extendido entre nosotros y cada vez más habitual, de hecho, según Cheryl Hamilton, profesora en comunicación del “Tarrant County College”, el 95% de la población sufre de ansiedad, en mayor o menor grado, cuando tiene que dirigirse a un grupo de personas. Sólo un 5% estaría libre y el miedo más que miedo se torna en pánico y se vuelve muy incapacitante.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Hablar en Público y Asertividad

Sabrás cómo sacar partido a tu potencial gracias a tus fortalezas personales. Aprende paso a paso a conseguir sentirte mejor y pasar a la acción.

Recibir Regalo

Causas

El origen del miedo escénico puede deberse a muchas variables y a muchos factores. Dentro de las causas más habituales nos encontramos con estas siete:

Inseguridad

Las personas inseguras tienden a pensar que no van a ser capaces de llevar a cabo la exposición o la actividad que les toque hacer por falta de habilidades. ¿Por qué? Sólo y únicamente por su propia inseguridad y por la falta de experiencia.

Falta de práctica

Este factor está muy relacionado con el anterior y es que cuánto más repites las cosas, más seguridad ganas al hacerlo y más tranquilo te sientes porque consideras que tienes el control.

Perfeccionismo

Las personas perfeccionistas son muy exigentes con ellos mismos, tienen las expectativas muy altas de cara a lo que quieren ofrecer y al resultado esperado. Por culpa de este perfeccionismo extremo es muy difícil que se sientan satisfechos; después, al no alcanzar el objetivo deseado se frustran y esto provoca que se mantenga y se refuerce el miedo escénico de cara  a su próxima exposición.

Experiencias previas negativas

Si en alguna ocasión, tiempo atrás, cuando nos ha tocado hablar en público o realizar alguna actividad en la que éramos los protagonistas y nos pasó algo negativo (quedarnos en blanco, cometer algún error, ser objeto de burla…) ello ha podido influir de tal forma que pensamos que se va a volver a repetir y aparece el miedo.

Miedo a la crítica

Hay personas que no llevan nada bien exponerse a la crítica, independientemente de lo que ocurra después y de que las críticas incluso sean buenas y constructivas. Son personas muy susceptibles a ellas.

Miedo al rechazo

Este factor también se relaciona mucho con el primero de inseguridad. Y es que las personas con miedo escénico, anticipan de forma negativa e irracional que tras la exposición, llegará el rechazo de los demás y el aislamiento. Por tanto las personas con cierto miedo al rechazo, son propensos a tener también este miedo.

Fobia social

Cuando hablamos de fobia social nos referimos a algo más general, pero ambos factores correlacionan, de tal manera que las personas que tienen fobia social, suelen tener también este tipo de miedo.

Síntomas

Podemos clasificar la sintomatología en tres partes grupos:

Síntomas físicos

El todo aquello que nuestro cuerpo experimenta de manera somática y física cuando llega el momento de exponernos al público, debido a la hiperactividad del sistema nervioso central.  

  • Aumento de la tasa cardiaca y de la respiración
  • Sensación de falta de aire o de asfixia
  • Vértigos o mareos
  • Náuseas y/o vómitos
  • Aumento de la sudoración
  • Temblores
  • Alteraciones gástricas
  • Confusión
  • Desmayos
  • Sensación de irrealidad

Síntomas cognitivos

Todo aquello que pensamos, y esas creencias irracionales y recurrentes que invaden la mente de la persona acerca de las cosas que pueden llegar a pasar cuando esté hablando en público.

  • Ideas intrusivas, involuntarias e incontrolables acerca de los posibles escenarios que se pueden dar mientras la persona habla ante un público.
  • Especulaciones obsesivas acerca la acción temida.
  • Imágenes mentales de naturaleza catastrófica.
  • Miedo a perder el control y no saber gestionar la situación de la manera adecuada.

Síntomas conductuales

Lo que la persona hace como respuesta al estímulo o situación que provoca el miedo y que tiene como finalidad o la evitación de dicha situación o la huida.

Como superar el miedo escénico

  • Enfréntate al problema practicando y ensayando.  El “no” no es una opción, ya te has comprometido y te va a tocar salir al escenario y hacer tu exposición, así que lo primero que hay que hacer es pensar que lo harás bien y empezar a practicar. Cuánto más practiques, más seguro te sentirás. Sigue practicando.
  • Hazte un experto del tema. No da el mismo miedo hablar sobre algo que prácticamente desconocemos, que hacerlo sobre un tema en el que nos consideramos expertos y nos sentimos como “pez en el agua” cuando lo escuchamos a nuestro alrededor ;). Pues para ello, investiga, estudia, busca información, y no seas perezoso, porque a medida que vayas aprendiendo e implicándote, el tema te gustará más y más, ya lo verás. De nuevo sintiéndote así, ganarás seguridad.
  • Relájate y respira. Practica técnicas de relajación y de respiración porque estar nervioso cuando vas a hablar en público es un mal aliado. Toma una o dos respiraciones lentas y profundas antes de situarte en el lugar de exposición y durante el discurso. Esto oxigenará tu cuerpo y relajará diafragma y cuerdas vocales ¡Vamos!
  • Utiliza apoyo audiovisual. ¿Piensas salir ahí “a pelo”? No es lo más recomendable, te lo aseguro, incluso por muy experto en el tema que seas. 😉 Siempre viene bientener diapositivas de PowerPoint o vídeos externos para enriquecer el contenido y que sean una ayuda auxiliar. Eso sí, no todo vale, aquí te dejo algunas tres de las recomendaciones generales que he encontrado investigando por internet:
  • Evita las animaciones.
  • Utiliza una gama de colores limitada.
  • Coloca información de manera puntual
  • Piensa en positivo. Aparta esos pensamientos negativos incapacitantes y absurdos, haz justo lo contrario, piensa e imagínate que todo va a salir bien. Respira varias veces y visualiza tu éxito. Lo vas a hacer bien, el público está encantadísimo y  tu sensación al terminar es maravillosa. ¡Ponte a ello!. Los pensamientos positivos pueden disminuir parte de tu visión negativa sobre tu actuación social y liberar algo de ansiedad.

Tratamiento

Si aún con todo esto, no consigues mejorar, ni superarlo y el miedo escénico te bloquea una y otra vez de manera continua, limitando tu desarrollo laboral, profesional e incapacitando calidad de vida y bienestar emocional, ponle fin solicitando una orientación con uno de nuestros expertos o conoce nuestro curso de hablar en público, donde sabrás cómo sacar partido a tu potencial gracias a tus fortalezas personales, descubrirás cómo manejar y dominar tus pensamientos y aprenderás paso a paso cómo conseguir sentirte mejor y pasar a la acción en situaciones reales.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Nomofobia: Enganchados al móvil

Hace poco, mientras hacia una orientación en el centro de terapia en la delegación de Madrid el IEPP, "Silvia", la chica con la que hablaba…

Claves para Hablar con Seguridad y Confianza

¿Te sientes insegur@ cuando tienes que hablar en público? y/o ¿sientes que te falta confianza en ti mism@ si te toca a exponer un tema…