resiliencia en niños

Resiliencia en niñ@s

Categoría: Desarrollo Personal

Ya nos adentramos hace unos meses en el maravilloso mundo de la resiliencia con nuestro post Resiliencia: Tus cicatrices te hacen únic@.

Hoy de nuevo os voy  hablar de ella y de lo importante que es fomentar la resiliencia en niños y niñas y en educar a los más pequeños para que sean unas personas resilientes.

La resiliencia infantil

Cuando hablamos de resiliencia nos referimos a la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

En el campo de la psicología añadimos al concepto de resiliencia algo más, y es que no sólo gracias a ella somos capaces de afrontar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas, sino que también podemos salir fortalecidos de ellas, convirtiéndonos en personas aún más fuertes de lo que éramos antes.

Por lo tanto la resiliencia es la capacidad que tenemos  los seres humanos de no sólo mostrar un buen funcionamiento tras un trauma o una adversidad, sino incluso transformarse y desarrollar cualidades insospechadas.

Cuando se habla de resiliencia infantil, se trata de la capacidad de los niñ@s de sobreponerse a situaciones traumáticas durante sus primeros años de vida y desarrollar elementos positivos a partir de esas experiencias. Y es que un niño resiliente tendrá más papeletas para tener una buena salud emocional de adulto.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Educar en Positivo

Apúntate y descubre técnicas aprenderás paso a paso cómo incrementar la felicidad y el bienestar de tus alumnos.

¿Cómo desarrollar la resiliencia en los niñ@s?

Un dato clave que se debe tener en cuenta es que la resiliencia no es una capacidad estática, que se adquiere de una vez y para siempre. La resiliencia "se construye en el tiempo, es un proceso, un camino que se cuenta como el relato de una vida", explican los especialistas Victoria Muñoz Garrido y Francisco de Pedro Sotelo en un artículo publicado en la Revista Complutense de Educación. Añaden que la resiliencia "resulta de un proceso dinámico evolutivo, lo cual implica "tener otra mirada sobre la realidad". 

A continuación te vamos a dar varios tips y/o consejos que llevados a la práctica pueden hacer que los más pequeños se conviertan en niñ@s más resilientes.

Fomenta las relaciones sociales y las amistades

Es muy importante enseñar y animar desde bien pequeñitos la importancia de tener amigos. En la escuela infantil y en el colegio es fundamental que los niñ@s sepan relacionarse en grupo y debemos estar atentos al hecho de que ningún niño esté aislado. Las relaciones sociales fortalecen la resiliencia y les aporta apoyo social.

Fomenta la solidaridad y la importancia de ayudar a los demás

Educar en solidaridad es muy importante para que el niño se ponga en la piel del otro y se sienta valorado una vez muestre su ayuda.

Establece una rutina diaria y mantenerla de manera habitual

Las rutinas en los más pequeños son fundamentales, les aportan mucha seguridad y cuando las cumplen sienten que lo están haciendo bien y de esta forma salen reforzados.

Descubre técnicas para que los alumn@s aprendan a manejar sus emociones y que sepan reconocerse en sus puntos fuertes: Curso de Educar en Positivo.

Flexibilizar y rebajar la preocupación

Es importante seguir las rutinas establecidas, pero no ha de ser un drama obsesionarse con ellas. El niño también tiene que aprender que a veces hay momentos para descansar y hacer cosas diferentes y saltarse sus rutinas de vez en cuando.

Enseñar técnicas y herramientas de auto-cuidado

Es imprescindible enseñar desde bien pequeños a los niñ@s a cuidar el cuerpo, la alimentación, el sueño…

Marcar metas y objetivos

Si desde pequeños conseguimos alcanzar metas propuestas, se experimentará el valor del logro, de lo alcanzado y disfrutarán de los elogios. Nos podemos ayudar de fechas muy marcadas e importantes para el niño como el día de su cumpleaños por ejemplo para establecer estas metas, por supuesto sencillas y fáciles de alcanzar.

Trabaja su autoestima

No me cansaré nunca de decirte y de dejarte por escrito que una autoestima sana y fuerte es fundamental desde bien pequeños para lo que el futuro nos depare. Así que ayuda al niño a recordar cómo pudo lidiar satisfactoriamente con dificultades del pasado y que entienda que esos desafíos le ayudarán a desarrollar fortalezas para manejar posibles desafíos futuros.

Ayuda a tu hijo a que se quiera, a que se valore, a que confíe en sus capacidades, a que sea capaz de resolver problemas y tomar las decisiones adecuadas de manera independiente. Enséñale a desarrollar su sentido del humor y la capacidad de reírse de sí mismo.

Educa en el positivismo y en el optimismo

Fomentar una actitud positiva frente a las adversidades ayudará a los niñ@s a enfrentarse a las dificultades con optimismo y positivismo. Enséñales que después de  la tempestad siempre viene la calma y que no hay que desesperarse, tiempos mejores llegarán. El vaso siempre es mejor verlo medio lleno que medio vacío.

Fomenta el autoconocimiento

De todo, absolutamente de todo, se aprende y esto es fundamental que el niño lo adquiera y lo entienda desde muy pequeño. Y no sólo se aprende, sino que también se crece.

Asumir que el cambio es parte de la vida

Un cambio siempre supone incertidumbre, pero hemos de ayudar a los más pequeños a que aprendan que los cambios no son terribles, hemos de enseñarles que estamos en constante movimiento y que por ello cambiar es parte del día a día.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Como Controlar una Crisis de Ansiedad

Ya os hemos hablado en nuestro post “Aprendiendo a Relacionarse con la Ansiedad” de lo que la palabra ansiedad significa, de sus síntomas, causas, prevención…

Efecto Pigmalion, el enorme poder de las expectativas

No es la primera vez que en el blog dedicamos un artículo para explicar en profundidad un sesgo cognitivo psicológico. Ya lo hicimos con el…