sindrome de la cabaña

Síndrome de la cabaña: los síntomas de la incertidumbre

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

12 mayo, 2020

Normalmente estarías acostumbrado a despertarte para ir a trabajar, desayunar como cada día y en tu café de la mañana existirían mil y un pensamientos relacionados con una vida ordinaria.

Y después de ese café no sabías muy bien que te ofrecería el día pero rechazabas las horas punta en las grandes ciudades, no te parabas a pensar que más de cien mil aviones volaban sobre ti al día, en la facilidad de coger un metro, tu coche o la bicicleta, ver un partido de fútbol o reservar en un restaurante, caminar por la calle durante horas: sentir libertad.

Hoy en día a muchos tenemos restringido hasta un abrazo. Tus miedos y preocupaciones han cambiado de forma y de color, ha cambiado tu día a día, se ha ido la prisa y quizá hasta tus prioridades hayan cambiado, las 20:00 ya no es cualquier hora en el reloj, un virus ha venido con fuerza a cambiarnos la vida.

Era impensable que algo así pudiese pasar en la realidad y aceptarlo no es ni será sencillo porque pasar de una vida de lo más “normal” a una reclusión total, no es fácil. La situación por la que estamos pasando, puede llevarnos a consecuencias psicológicas como la ansiedad, el estrés postraumático, la depresión, adicciones o un síndrome conocido como “El síndrome de la cabaña”.

¿Qué es el síndrome de la cabaña?

Su nombre original es “cabin fever”, un concepto que comenzó a utilizarse a principios del siglo XX para describir un tipo de estado mental.

El síndrome de la cabaña no es un trastorno, en un conjunto de síntomas que normalmente se relacionan con algún miedo.

En estos días de confinamiento hemos estado expuestos a una sobre información, un cambio de rutina, un factor externo que amenaza y aún muy desconocido, esto nos lleva a una falta de confianza a nuestro ambiente, ya nada nos parece tan seguro, “¿será bueno salir?”, “¿es mejor quedarme en casa?” si el aburrimiento, la frustración, la irritabilidad o la impaciencia viven en ti probablemente estés experimentando el síndrome de la cabaña.

Este síndrome hace referencia a una inquietud que se experimenta cuando se está atrapado en un lugar durante un período prolongado de tiempo, donde la desconfianza y la inseguridad se vuelven protagonistas y donde salir a la calle o de nuestra zona de confort de estos últimos meses nos provoca pánico.

El síndrome de la Cabaña está directamente relacionado con una falta de seguridad, a su vez, esta, es una necesidad del ser humano, siguiendo a Maslow, en su jerarquía de las necesidades humanas, la seguridad se coloca en el segundo escalón, una vez cumplidas las necesidades básicas (comer, beber, dormir, etc), buscamos las de seguridad, la de tener estabilidad, orden, protección y dependencia, el manejo de nuestra vida, cuando no tenemos cubierta esta necesidad sufrimos el miedo al caos, a la ambigüedad y a la confusión.

Este síndrome está muy relacionado con la agorafobia, que es un trastorno caracterizado por el miedo a los lugares o las situaciones que causan pánico llevan a la indefensión, por lo que se acaba evitando lugares y situaciones.

Practica Mindfulness y Mejora el Manejo Emocional

5 pasos prácticos para iniciarse en la atención plena

Conoce las principales claves del Mindfulness y aumenta el bienestar con sencillos pasos para aplicar en el día a día.

Descargar Guía

Síntomas

  • Somnolencia.
  • Tristeza o depresión.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Falta de paciencia.
  • Los antojos de alimentos.
  • Disminución de la motivación.
  • Dificultad para despertarse.
  • Siestas frecuentes.
  • Desesperación.
  • Miedo a salir a la calle.

Recomendaciones:

  1. El lugar donde has pasado el confinamiento se ha vuelto tu zona segura por ello, es importante forzarte a salir e interactuar directamente con la naturaleza, la investigación ha demostrado que incluso las interacciones breves promueven un mejor funcionamiento cognitivo. La exposición a la luz del día puede ayudar a regular los ciclos naturales del cuerpo.
  2. ¿Qué hacer con los más pequeños? Una solución para mostrarse menos vulnerable ante situaciones que generan incertidumbre, es educar a los niños en los dilemas y en el “no saber”, en que conozcan que existen causas externas ajenas a uno mismo y fuera de nuestro control, ayudarles en la tolerancia a la frustración.
  3. Acércate todo lo que puedas a tu vida de antes: aprovecha para realizarte a través de hacer tareas que puedan ayudarte a tu incorporación profesional una vez acabados los días en casa y fija metas, establece objetivos diarios y semanales
  4. Sigue patrones normales de alimentación: comer bien aumenta nuestros niveles de energía y ya sabemos que ciertos alimentos están directamente relacionados con nuestras emociones, limita aquellos que tengan alto contenido en azúcar y grasas y bebe mucha agua.
  5. Haz ejercicio: vivimos en una época en la que no hay excusa para poder hacer ejercicio en casa, gracias a todo el material que podemos conseguir en internet, sal cuando puedas a dar un paseo, a correr, haz yoga y/o ejercicios de respiración, te ayudará a mantener niveles normales de ansiedad.
4.8 5 votes
Valoración

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
9 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Lilia
Lilia
19 mayo, 2020 4:08 am
Valoración :
     

Excelente me.encantó

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Lilia
19 mayo, 2020 9:54 am

Buenos días Lilia. Muchas gracias por dedicar tiempo a leer nuestro blog, por dejar tu comentario y sobre todo por tu feedback. Nos alegra mucho saber que el contenido te ha resultado interesante. Te animo, si aún no lo has hecho, a brujulear por el resto de artículos que espero te resulten igual de interesantes.
Un abrazo virtual y que tengas una estupendo martes y una feliz nueva semana😉

Geraldine
Geraldine
24 mayo, 2020 6:32 am
Valoración :
     

Muy bueno! 👍😁

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Geraldine
25 mayo, 2020 9:29 am

Buenos días Geraldine. Muchas gracias por tu feedback. Nos alegra mucho y nos empuja a seguir buscando temas y escribiendo artículos como este. Un abrazo virtual y ¡¡feliz semana!!

Conchi
Conchi
24 mayo, 2020 10:27 pm
Valoración :
     

Me encantó.

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Conchi
25 mayo, 2020 9:33 am

Hola Conchi, buenos días. Y a nosotros nos encanta que te encante 😉 Saberlo nos motiva mucho y nos empuja a seguir escribiendo sobre temas interesantes como este. Feliz inicio de semana y un fuerte abrazo viertual!!

José Angulo
José Angulo
24 mayo, 2020 10:36 pm
Valoración :
     

[email protected]

Valeria Michelle
Valeria Michelle
26 junio, 2020 12:56 am
Valoración :
     

Gracias colega !! Le has dado nombre y orden a lo que siento y quiero hacer. Me interesa mucho la psicóloga aplicada, hay algún curso, diplomado o educación continua que ofrezcas en línea o presencial. Gracias

Sonia Castro
Sonia Castro
Admin
Reply to  Valeria Michelle
26 junio, 2020 8:53 am

Buenos días Valeria, muchas gracias por estar ahí detrás y por dejarnos tu comentario, me alegra mucho saber que el contenido del artículo te ha resultado interesante. Te animo a que no dejes de leer el resto de posts ya que me encantará saber tus sensaciones. En relación a tu petición, te invito y te animo a que un compañero te explique sin compromiso todas nuestras formaciones online para ver cuál puede encajar mejor con tu perfil, expectativas y necesidades. Para ello escribe un correo a [email protected] comentando esto mismo. Te envío un fuerte abrazo virtual y te deseo un… Read more »

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…