ayudar persona depresion

Ayudar a una persona con depresión

Dafne CataluñaDafne Cataluña (Psicó[email protected])

"La peor parte de tener una enfermedad mental es que la gente espera que te comportes como si NO la tuvieras”.

Joker

La depresión es una enfermedad como cualquier otra, esa es la cruda realidad. No es específica de los humanos y hoy se sabe que es entre un 30% y 40% genética, y el 60% deriva del entorno. Hay grandes problemas que generan depresión, abandono, abusos en la infancia o circunstancias familiares difíciles. Lo más importante para ayudar a alguien es conocer el Trastorno, como se manifiesta y sus principales síntomas, no serán nunca igual en el niño, adulto o anciano y no solo la edad hace que se manifieste diferente, cada persona es un mundo por lo tanto cada depresión, también. Son personas que tienen su vida normal, que tienen su trabajo, sus estudios, sus salidas sus conversaciones...etc y un día comienzan a mostrar estos síntomas:

  • Sentirse demasiado deprimidos, desanimados, con ganas de llorar sin saber por qué.
  • Perder placer e interés: ya no les apetece ver a amigos o no le gusta realizar actividades que antes le encantaba.
  • Sentimientos de culpa e inutilidad: creen que todo lo hacen mal y han decidido dejar de luchar.
  • Baja autoestima: solo son capaces de ver su parte más negativa, es como si se pusiesen unas gafas de sol muy oscuras y no lograsen ver la luz.
  • Pensamientos suicidas: acompañado de tristeza, inquietud y preocupación constante.
  • Dificultades para pensar, lentitud que dificulta la concentración
  • Obsesiones: ideas persistentes de comprobación.
  • Perturbación del sentido del tiempo, con incapacidad de anticipar acontecimientos positivos en un futuro y con predominio de los sucesos del pasado.
  • Pérdida de energía hasta llegar al punto de no poder levantarse de la cama.
  • Bajada o subida de peso, debido a el aumento o disminución del apetito.
  • Problemas de sueño, existen muchas causas: preocupaciones, pesadillas, etc.
  • Reducción de la libido (deseo sexual).
  • Síntomas fisiológicos: dolores de cabeza, náuseas, calambres, taquicardia...

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

No siempre están todos los síntomas presentes, pero en resumen existen alteraciones en la afectividad: llanto, pesimismo, pérdida de motivación de interés, ansiedad, apatía, alteraciones en el pensamiento, predominando los pensamientos negativos y alteraciones del comportamiento: aislamiento e inhibición: “¿Para qué? si todo lo que haga da igual?” estas alteraciones siempre van acompañadas de los síntomas somáticos (alteración del sueño, de la energía..etc) mencionados anteriormente. Siempre es importante la valoración y el diagnóstico de un especialista en psiquiatría y/o psicología.

Cuanto más precoz es el diagnóstico mejores serán los resultados del tratamiento, así que ante cualquier sospecha o duda de sufrir una depresión, conviene visitar a un especialista.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para aumentar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

Como casi siempre, o casi nunca, no existe una fórmula exacta que haga que ese amigo o familiar vaya a dejar de sentirse así de un día para otro, no hay una respuesta única a esa pregunta. Es importante saber que hoy en día existen muchas posibilidades de mejoría y en la mayoría de los casos esos cambios se notan en pocas semanas:

  • Aumenta tu empatía: cada familiar o amigo lo vivirá de forma distinta, hay muchas personas que no creen en la depresión “ está mal porque quiere” “no pone demasiada voluntad”, esta actitud puede agravar la situación.
  • ¡No le culpabilices! reduce la estimulación que necesita en ese momento, evita frases como “no sirves para nada” “si sigues así, voy a abandonarte” solo servirán para seguir reduciendo su autoestima.
  • No le des la razón siempre: tienes que seguir tu día a día, tu trabajo, tus ocupaciones, tu vida no se puede detener.
  • Haz que se sienta comprendido: comprendido de verdad, haz que entienda que tú sabes que no esta loco que te preocupas por él y que sabes que no es una gripe.
  • El depresivo de por sí ya se siente inútil: no contribuyas a ese sentimiento, esto se traduce a que no actúes de una forma demasiado “maternal”, deja que el se ocupe de tareas domesticas por ejemplo.
  • Habla, habla y habla: conversa con él acerca de sus problemas persistentes y preocupaciones, probablemente no te sientas capacitado para cambiarle esos pensamientos pero el paciente con depresión solo necesita que le escuchen.
  • Ayúdale a llevar una vida sana: a realizar algo de ejercicio físico y a divertirse.
  • Elogia cada uno de sus avances: especialmente al principio y por muy pequeños que sean.
  • Anímale a ser más activo: pero sin forzarlo excesivamente y sin hacerle críticas o reproches, ya que eso puede hacer que las cosas empeoren.
  • Sin cambios drásticos: Recordarle que en épocas de crisis es mejor no hacer grandes cambios y animarle a retrasar cualquier toma de decisiones.
  • Estar alerta a los comentarios o alusiones al suicidio para informar al profesional que le trata y si sospechara la intención, someterle a vigilancia estricta
  • Hablar de ello no facilita el suicidio: más bien al contrario; puede ayudar a la persona a que se desahogue, y así disminuya su angustia.
  • Ayúdale a reconocer las fuentes de estrés: a encontrar la forma más adecuada para hacerle frente. Quizá sea necesaria tu colaboración en la solución de algunos problemas que le preocupan.
  • Es normal que a ti también te lleguen los sentimientos de desconcierto. Culpabilidad y miedo, lo mejor para combatir estas emociones es la buena información.
  • Si se le han recetado fármacos: intenta ayudarle a que cumpla los horarios y a que no deje el tratamiento.

Si estás al cuidado de alguien con depresión grave es fundamental encontrar tiempo para ti sin sentirte mal o culpable. Convivir con un familiar con depresión puede desgastar por lo que es importante cuidarse lo más posible y mantenerse bien psicológicamente.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Histrionismo: En búsqueda de la atención

“Teatro, lo tuyo es puro teatro” La Lupe Seguramente has escuchado en más de una ocasión el término “histrionismo” y la palabra no te resulte…

Estoy de bajón: Cómo levantar el ánimo

Algo importante que debes saber, es que nadie puede mantener un nivel alto de ánimo todo el tiempo, porque no sería humano. La emoción de…