Catarsis: haz lo mismo que Frozen, “suéltalo, suéltalo”

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

26 mayo, 2021

Cuando escucho el término “catarsis” no puedo evitar recordar y que mi memoria vuelva a una obra de teatro que se hizo muy popular y conocida en Madrid hace ya más de 20 años. “La katarsis del tomatazo” se llamaba la obra y lo que hizo que tuviera tanto éxito, y que el público agotara de manera reiterada cada fin de semana las entradas, era que cuando los actores terminaban su actuación y su puesta en escena, el público determinaba su veredicto final, lanzando o no tomates al escenario.

La catarsis para el espectador/a llegaba en el momento final, cuando lanzaba con fuerza, puntería, intensidad y sin ningún tipo de miramientos los tomates a los intérpretes para sentirse liberado y liberada.

La gran Cristina Rota fue la causante de aquel exitazo, que hoy en día, sigue en cartelera. “¿Aplauso o tomatazo?”, cada uno de los números exhibidos son sometidos a la valoración del público: si gusta, recibirá los merecidos aplausos, de lo contrario, una gran lluvia de tomates lanzados por los espectadores caerá sobre el escenario.

Qué es

Catarsis es la liberación de las emociones negativas o desagradables y su término se lo debemos a uno de los grandes representantes y al padre del psicoanálisis, Sigmund Freud.

Teoría Psicoanalítica

Según la teoría psicoanalítica, la catarsis, término que viene del griego y que significa “purificación”, ocurre a través y gracias a la limpieza o la purgación de los problemas, traumas (cosas no resueltas) y los peligros inconscientes.

Esto es, cuando la persona consigue su catarsis emocional y se libera es cuando ya no aguanta más, cuando está agotada y a punto justo del abandono. Al mismo tiempo, en ese momento de catarsis, físicamente hablando, el cuerpo reacciona y responde con malestar, dolor, somatizaciones, síntomas y hasta enfermedades.

Freud habla de Asociación Libre para referirse al método por el que los pacientes, a través de recordar las experiencias traumáticas y dolorosas del pasado, eran capaces de liberar las emociones negativas reprimidas y cohibidas que vivían atrapadas.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Título Superior en Psicología Positiva Aplicada a través de una clase real de nuestra formación

Apúntate y aprende técnicas para mejorar el bienestar psicológico.

Recibir Regalo

Explosión emocional

La explosión emocional es la vía por la que llegar y el camino que hay que seguir para conseguir la catarsis.

Cuando la persona no se permite sentir la emoción, no la expresa, no la gestiona, no deja que fluya, la reprime, no le da su espacio tan necesario y se aguanta y bloquea lo que siente, anulándolo, entonces es ahí cuando se convierten en emociones y sentimientos inconscientes y reprimidos.

Es aquí donde aparece la represión, que siempre es negativa.

Para la salud emocional y el bienestar psicológico de la persona que ocurra la catarsis será necesaria y fundamental.

Por ello la correcta gestión de las emociones es tan importante. Debemos no avergonzarnos por sentir, hay que dejarse llevar, no esconderse, darle permiso a la emoción, hablar de ellas, vivirlas en su máxima expresión.

No hay emociones buenas, ni malas, todas tienen su función y por eso están ahí, son parte de un proceso de aprendizaje, son innatas, automáticas, intrínsecas a nosotros, forman parte de nuestro crecimiento… aprendamos de una vez por todas que vivir es sinónimo de emocionarse.

Cuando entendemos esto, sabemos también la importancia de contar con estrategias que nos ayuden a expresar las emociones de manera correcta y óptima. Porque las expresiones bien controladas y manejadas son terapéuticas y liberadoras.

A esto se le conoce como inteligencia emocional, mira este artículo en el que ya te hablamos de ello.

3 tips que te pueden ayudar a poner en práctica la catarsis en tu día a día

Identifica.

Lo primero de todo es identificar y reconocer lo que sientes, por qué lo sientes y cuándo lo sientes. Aquí tener a mano un diario a modo de autoregistro por columnas te ayudará.

 Anota, escribe, ponlo sobre el papel.

No es nada nuevo recordar el valor tan terapéutico que tiene la escritura. ¡Pues aprovéchalo! Coge papel y bolígrafo u ordenador y teclado y da vía libre a tu imaginación. Plasma esos pensamientos, ideas, miedos que tienes en tu cabeza y así tendrán su propio espacio también fuera de ella.

Reto Bienestar GRATUITO

Aumenta tu bienestar a través de tus fortalezas con 7 sencillos retos diarios.

Me uno al RETO

Practica deporte.

Como ocurre con la escritura, se ha demostrado que el deporte también tiene innumerables beneficios para nuestra salud física y emocional y uno de ellos es precisamente ayudar a despejar nuestra mente. Así que si todavía no has incorporado ninguna actividad física en tu rutina semanal, empieza a hacerlo y verás los resultados.

Si aún con todo esto, quieres que te ayudemos y que te acompañemos en un proceso de terapia individual para sacar esas emociones reprimidas y conseguir tu propia catarsis, lo haremos encantados.

Y es que muchas de las personas que acompañamos en el IEPP llegan a nosotros con problemas que en su base muestran esa incapacidad para expresar lo que sienten.

Ahora que ya lo sabes, no dejes que las emociones que tienes reprimidas y acumuladas incapaciten más tu calidad de vida y te lleven a caer en la desesperación o en un estado de ánimo bajito o difícil de tratar. ¿Hablamos? En el IEPP te escuchamos.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

El psicópata, ¿nace o se hace?...

“¿Han dejado ya de llorar los corderos, Clarice?” Hannibal Lecter. El silencio de los corderos. Novelas como “American Psycho”, “El silencio de los corderos” o…

Maltrato Psicológico: puede que aún no lo notes, pero sufres mucho, sientes miedo, culpa y no pareces tú

Cómo me gustaría no tener que escribir sobre este tema, el maltrato psicológico, pero desgraciadamente no escribo sobre los temas que a mí me gustan…