bienestar psicológico y Inteligencia emocional

Bienestar psicológico: ¿Qué es y cómo conseguirlo?

Aroa Ruiz Aroa Ruiz (Psicólog@)

9 septiembre, 2022

El modelo de bienestar propuesto por Keyes (Keyes et al., 2002), considera que para que las personas experimentemos un bienestar emocional integral es necesario que confluyan dos factores: el bienestar eudaimónico o psicológico y el bienestar hedónico o subjetivo.

Pues bien, hoy vamos a profundizar en el segundo tipo, el bienestar psicológico, relacionado con elementos más “cognitivos”, como el crecimiento personal, la apertura a la experiencia, los propósitos en la vida… etc.

¿Qué es el bienestar psicológico?

La tradición eudaimónica se remonta a la Grecia clásica, donde filósofos como Aristóteles estudiaban el bienestar emocional reflexionando sobre cómo la vida virtuosa o plena podía ser la vía para llegar a él. Sin embargo, en las últimas décadas el modelo de referencia para entender y estudiar el bienestar psicológico es el propuesto por Carol Ryff (1989). 

Esta autora plantea que el bienestar o la plenitud es el reflejo del funcionamiento psicológico óptimo y por lo tanto, a veces puede ser independiente del bienestar hedónico, del balance entre las emociones positivas y negativas. Esto significa, que en momentos de grandes retos pueden predominar las emociones desagradables sin que esto llegue a afectar al bienestar emocional. 

Por ejemplo, una persona que está realizando un examen de oposición podría sentir que está en el camino correcto, que se está desarrollando e incluso que está teniendo un buen rendimiento (elementos propios del bienestar eudaimónico) y aún así no sentirse feliz en un momento concreto del estudio, donde experimenta emociones negativas intensas como la frustración o el cansancio y pocas emociones positivas (Hervás, 2009).

¿Sensación de pérdida de control y poco manejo emocional?
Es fundamental la labor de profesionales que ayuden a incrementar la Inteligencia Emocional
Aprende las herramientas prácticas con aval científico para gestionar las emociones y las situaciones complejas y así potenciar la toma de decisiones, el liderazgo y la confianza.
¿Sensación de pérdida de control y poco manejo emocional?
Es fundamental la labor de profesionales que ayuden a incrementar la Inteligencia Emocional
Aprende las herramientas prácticas con aval científico para gestionar las emociones y las situaciones complejas y así potenciar la toma de decisiones, el liderazgo y la confianza.

Claves del bienestar psicológico

La teoría de Carol Ryff (1989) propone que el bienestar psicológico está compuesto por seis dominios fundamentales:

La autonomía

Capacidad de resistir presiones sociales y autorregulación en las opiniones y en la toma de decisiones

La auto-aceptación

Actitud positiva respecto a uno mismo, reconocimiento y aceptación personal de los aspectos positivos y negativos

El dominio del entorno

Sensación de control y competencia sobre las circunstancias que le rodean

El crecimiento personal

Sensación de percibir que uno evoluciona y progresa de forma continua

Las relaciones positivas

Presencia de relaciones interpersonales íntimas, cálidas con los demás y la preocupación por otras personas

El propósito de vida

Presencia de objetivos vitales, sensación de llevar un rumbo y de que la vida tiene un sentido.  

Bienestar psicológico

¿Cómo conseguir el bienestar psicológico?

Los seis elementos de la teoría de Ryff son ya en sí mismos una guía que podemos llevar a la práctica en nuestra propia vida. Una buena forma de empezar a mejorar tu bienestar psicológico es hacer el siguiente ejercicio de reflexión que te proponemos:

Ejercicio práctico para trabajar el bienestar psicológico

Coge papel y lápiz (o pantalla y teclado, si prefieres lo digital) y, en una escala del 1 al 10, valora cómo percibes en tu vida cada uno de los dominios de la teoría de Ryff: autonomía, autoaceptación, dominio del entorno, crecimiento, relaciones y propósito vital. El 1 significa que careces totalmente de ese elemento, y el 10 que consideras que está muy presente en tu vida. Por supuesto, ten en cuenta los valores intermedios 😉

A continuación, anota para cada uno de ellos:

- ¿Cuál crees que es la causa de que tengan ese valor?
- ¿Qué acciones podrías llevar a cabo para incrementar ese valor y/o mantenerlo?

Te pongo un ejemplo personal: el componente de bienestar que más flaqueaba en mí era el de relaciones positivas. Mi familia y amigos más íntimos viven en otra ciudad, y tras la pandemia, mis relaciones sociales en el lugar donde vivo se han visto mermadas.
Me propuse trabajar a tres niveles: por un lado, dedicar más tiempo de calidad a los seres queridos que tengo más cerca, por otro lado, preocuparme más de los que están más lejos aumentando la frecuencia de llamadas y videollamadas; y por último, abrir mi abanico de relaciones, interesándome más por las personas presentes en mi día a día o compartiendo pequeños momentos, como un café con mis compañeros/as a la salida del trabajo.

Las fortalezas personales también forman parte del bienestar al participar en el desarrollo del potencial de las personas y contribuir al ajuste al medio. Conocerlas y utilizarlas de forma equilibrada te ayudará sin duda a incrementarlo.

Son muchas las investigaciones que demuestran que a mayor nivel de Inteligencia Emocional, mayor bienestar psicológico posee la persona. Por eso es tan importante saber identificar las emociones, comprenderlas y regularlas. De esta manera podremos ser capaces de mantener una mejor perspectiva de la vida y experimentar una mejor salud emocional.

Si crees que lo mejor para manejar de forma correcta y mejorar la Inteligencia Emocional y el bienestar psicológico, es hacerlo con la ayuda de expertos, nosotros estaremos encantados de acompañarte en el proceso. Solicita información sobre nuestro curso en Inteligencia Emocional y descubre cómo mejorar tu bienestar.

REFERENCIAS:

Keyes, C. L., Shmotkin, D., & Ryff, C. D. (2002). Optimizing well-being: the empirical encounter of two traditions. Journal of personality and social psychology, 82(6), 1007.

Ryff, C. (1989). Happiness is everything, or is it? Explorations on the meaning of psychological well-being. Journal of Personality and Social Psychology, 57 (6), 1069-1081.

Hervás, G. (2009). Psicología positiva: una introducción. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, 23(3), 23-41.

Aroa Ruiz
Aroa Ruiz

Licenciada en Psicología, Máster en Coaching e Inteligencia Emocional e Instructora de Mindfulness. Psicóloga, Coach y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Vuelta al cole: Consejos para evitar la ansiedad en niños

Ya hemos hablado de cómo podemos afrontar la vuelta al trabajo de una manera emocionalmente saludable. Pero, ¿y los peques de la casa? ¿Pueden experimentar…

Inteligencias Múltiples de Gardner

“Después de terminar mis estudios universitarios en psicología trabajé con dos tipos de grupos: niños de distintas procedencias y con talentos diversos y pacientes con…