relaciones interpersonales

Relaciones interpersonales…mejor o peor pero ¡relacionémonos!

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

21 enero, 2021

“Si no tienes empatía y relaciones personales efectivas, no importa lo inteligente que seas, no vas a llegar muy lejos”

Daniel Goleman

No es la primera vez que en el blog hablamos derelaciones entre las personas, de relaciones interpersonales, de las relaciones con los demás; ya lo hicimos en nuestro post Las relaciones interpersonales y su influencia en la autoestima y hoy vamos a detallar un poquito más este concepto de relación interpersonal.

Definición

Una relación interpersonal es la interacción recíproca entre dos o más personas. En las relaciones interpersonales el proceso de comunicación es clave y fundamental y estas relaciones se regulan por las leyes e instituciones de la interacción social.

Tipos de relaciones interpersonales

Las relaciones interpersonales pueden ser muy variadas y por ello podemos encontrarnos muchos tipos de ellas. A continuación vamos a ver los tipos más habituales y comunes que conocemos.

Relaciones íntimas o afectivas

Son aquellas relaciones en las que hay una conexión profunda y de intimidad con la otra parte y en las que el afecto está presente aunque sea a diferentes niveles.

Estas relaciones suelen ser estables en el tiempo, la confianza es parte de ellas y se forman y se mantienen ya que aportan bienestar, placer, emociones positivas y satisfacen nuestras necesidades de protección y de pertenencia.

Los dos ejemplos más característicos de estas relaciones son el amor y las relaciones de amistad.  

Relaciones familiares

Su nombre ya nos da muchas pistas. Son las relaciones que se forman entre las personas de nuestra familia, personas que nos acompañan desde que nacimos y con las que nos vincula nuestro árbol genealógico y tenemos un vínculo de sangre.

Estas relaciones también se mantienes en el tiempo y es habitual que se rijan por el principio de autoridad.

Ejemplos de este tipo de relaciones son las que mantenemos con nuestros padres, hermanos, hermanas, abuelos, abuelas y/o hijos entre otras. Escucha este podcast tan bonito de la relación con los abuelos.

Relaciones superficiales

Son aquellas relaciones en las que no hay profundidad, son breves, pasajeras y cortas en el tiempo y en las que el afecto y la intimidad no están presentes y tampoco hay ninguna implicación emocional. Suelen darse en los momentos iniciales en el que se conoce a la otra persona.

Son las relaciones que forjamos con desconocidos, que sabemos que van a ser efímeras y breves en el tiempo.  

Por ejemplo, la compañera de asiento en el avión o el dependiente de un centro comercial a quien casi seguro nunca más volveremos a ver.

Relaciones circunstanciales

Son aquellas relaciones que están a medio camino entre las relaciones superficiales que te acabo de explicar y las relaciones íntimas del inicio.

Estas relaciones se dan entre personas que no son del todo desconocidas, con las que sí pasamos y compartimos tiempo de manera habitual, pero por las que no hay un apego y afecto profundo e intenso.

Ejemplos de ello puede ser las relaciones con los compañeros/as de trabajo o con los vecinos/as de urbanización.

Relaciones de rivalidad

Aquí el nombre también nos da la clave, y es que este tipo de relaciones parten de la enemistad, de la competencia o incluso del odio y del rencor. Si quieres profundizar en el rencor, no dejes de leer este post en el que profundizamos sobre las personas rencorosas.

Ejemplo aquí es la relación que podemos tener con algún enemigo/a del pasado.

Cómo mantener buenas relaciones interpersonales

Aunque es verdad que hay personas que de manera innata tienen mejores habilidades sociales que otras y se les da mejor establecer y mantener unas buenas relaciones interpersonales, también podemos aprender a desarrollar esta habilidad.

Así que presta mucha atención a estos cinco puntos que te dejo aquí abajo y con los que podrás mejorar este aspecto. ¡Ponlos en práctica!

Evita el conflicto siempre que puedas

No sé si a ti que me estás leyendo te pasa, pero es habitual que nos alejemos y que no queramos estar mucho tiempo cerca de esas personas que todos reconocemos como conflictivas…

Y es que para mantener buenas relaciones interpersonales el conflicto no nos va ayudar. Es inevitable discutir en contadas ocasiones, y que en ocasiones surjan desacuerdos, pero de manera puntual. Así que intenta mostrarte cordial y colaborador y evita los conflictos innecesarios.

Aprende a aceptar las diferencias

Otra característica importante que acompaña a las buenas relaciones interpersonales es aceptar la diversidad.

Y es que entre el blanco y el negro hay una escala infinita y maravillosa de grises que tenemos que aceptar. Las diferencias, la diversidad es algo muy positivo.

Sé flexible, abre tu mente, di ¡no! a la rigidez y acostúmbrate a convivir con la diversidad.

Muéstrate abierto/abierta a las relaciones y a la interacción

Para que las relaciones interpersonales se den, lo primero que ha de pasar es que la persona se muestre abierta a esa relación.

Aunque seas una persona algo más introvertida intenta hacer un esfuerzo para que esto no te incapacite.

Simplemente intenta no aislarte en exceso, saluda cuando llegas a los sitios, despídete cuando te marches, y mantén la conversación cuando se dirijan a ti.

Pide ayuda cuando lo necesites

No sé si lo sabías ya, pero solicitar ayuda refuerza las relaciones interpersonales, principalmente en el trabajo, es una manera muy óptima de acercarse a alguien.

Déjate aconsejar por los expertos en la materia, aprende de él o de ella, esto acerca a las personas.

Muéstrate empático/empática

Utilizar la empatía también es otra manera de mostrar que estás ahí para ayudar. Ponerse en el lugar de los demás mejora la confianza y por ello se mejoran también las relaciones interpersonales.

No dejes de escuchar también nuestro podcast #41 si hay empatía, hay esperanza.

Ahora que ya sabes algo más sobre el mundo de las relaciones interpersonales y de su presencia y bienestar en nuestro día a día, no te cierres a ellas, somos seres sociales y como tal, relacionarnos está en nuestra esencia. ¡Relacionémonos pues!

5 1 vote
Valoración

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
2 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Terapia de habilidades sociales
Terapia de habilidades sociales
17 marzo, 2021 11:41 am
Valoración :
     

Muy interesante todo lo que comentas! Somos seres sociales y necesitamos relacionarnos con los demás. Hemos vivido un año muy complicado (y seguimos en él) y hemos tenido que aprender a relacionarnos de nuevo.

También te puede interesar

Propósitos de Año Nuevo: 15 puntos Clave

“Un año, 12 meses, 52 semanas, 365 días, 8760 horas, 525600 minutos, 31536000 segundos…”  Índice1 Año nuevo, vida nueva2 Cómo realizar los propósitos de Año…

Inseguridad: cuando la duda y la indecisión se vuelven mis mejores amigas

“La desconfianza es la madre de la inseguridad” Aristófenes En nuestro blog ya os hemos hablado con detalle de la Inseguridad laboral pues bien, hoy…