ser un buen líder

Cómo Ser un Buen Líder

Categoría: Coaching

El pesimista se queja del viento. El optimista espera que cambie. El líder arregla las velas.

John Maxwell

No sé tú, pero yo no dejo de escuchar y leer continuamente frases del tipo: llegar a ser el mejor líder, ser el líder perfecto, aprender a ser líder, como conseguir el éxito siendo un buen líder… y es que a día de hoy lo que sí está claro es que el papel del clásico jefe autoritario y directivo ha sido sustituido por el del buen líder que acompaña a su equipo en busca de un objetivo común.

Pero ¿qué cualidades ha de tener una persona para convertirse en líder?, ¿se nace siendo líder o un buen líder se hace?, ¿qué he de hacer y qué no he de hacer para sentirme líder? Estas y otras preguntas las vamos a contestar en este post, así que si el liderazgo y cómo ser un buen líder te interesa, quédate con nosotros hasta el final del artículo.

¿Qué es ser un buen líder?

Pensar que un líder tiene que ser un “superhombre” o una “supermujer” para tener éxito es un error que muestra una gran falta de realismo. Y es que según un estudio mundial de Gallup, los mejores líderes del mundo pueden ser bastante “todoterreno”, pero pocas veces lo tienen “todo”. Lo que sí hacen los mejores líderes es siempre construir su aportación sobre sus fortalezas personales.

¿Recuerdas a varios líderes famosos de nuestra historia? Si te fijas en ellos te darás cuenta de que todos son muy diferentes. No todos hacen lo mismo, ni tienen estilos parecidos, ni son perfectos en todo lo que hacen. Para nada.

Lo que sí extraemos de ellos, es que cada uno de ellos ha aprovechado un talento claro y lo ha desarrollado hasta convertirlo en una ventaja competitiva personal. Y a partir de esa ventaja han construido su influencia y su éxito.

Por tanto, liderar no consiste en copiar a un supuesto líder perfecto, liderar es encontrar cuál es o cuáles son tus fortalezas personales auténticas, existentes y utilizarlas para conseguir tus objetivos profesionales. 😉

Claves principales para ser un buen líder

Una vez explicado qué es lo que le lleva a un líder a serlo, a continuación te dejamos diversas claves, puntos y tips que sabemos que todo líder posee y lleva a cabo en su trabajo diario. Todas son importantes, así que no te dejes ninguna, intenta llevar a la práctica todas y cada una de ellas 😉

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es un factor clave y está relacionada con percibir las necesidades del equipo, entender las emociones de sus miembros (así como sus fortalezas, limitaciones y potencial) y canalizarlas en favor del proyecto y la organización.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso Coaching de Fortalezas

Sabrás cómo sacar partido al potencial gracias a las fortalezas personales. Aprende paso a paso a conseguir un mejor desarrollo profesional.

Recibir Regalo

Sé experto y domina tu área 

Un buen líder ha de ser experto en su materia y tener la suficiente experiencia previa en ese sector para hacer proyecciones, compartir su conocimiento con su equipo y anticiparse a los posibles problemas que puedan acontecer. Debe saber aportar soluciones cuando sea necesario y guiar a su equipo para obtenerlas. ¿Te imaginas a un líder de un equipo comercial que nunca antes ha vendido absolutamente nada, ni ha sido nunca antes comercial, ni ha trabajado en ventas? Complicado ¿verdad?

Da ejemplo

Esta característica es de las más valoradas por el equipo. Si el líder exige cosas que nunca antes ha hecho y que no le han visto hacer pierde muchísima autoridad. Por lo tanto el líder ha de dar ejemplo en todo momento. ¿Quieres que tus trabajadores no lleguen tarde a su puesto de trabajo? Haz tú exactamente lo mismo, llega pronto y ell@s también lo harán. De esta forma el líder se integra en el equipo y los trabajadores al verlo, lo sentirán como un igual, ganándose su confianza de manera más sencilla y natural.

No es lo mismo ser jefe que ser líder

El jefe manda, pide, exige de manera más directiva y autoritaria desde la distancia, sin estar al lado y desde su rol de superior. Los jefes planifican, organizan, dirigen, coordinan y comparan los resultados con lo planificado. Mientras que el líder acompaña en las tareas solicitadas, estando presente, de igual a igual, desde la confianza, la empatía y la humildad. El líder trata el manejo del cambio e intenta establecer una visión de futuro, influye, motiva y delega. ¿Ves la diferencia?

Comunícate

¿Cómo inspira y motiva un buen líder a su equipo? Siempre, siempre, siempre lo hace a través de la comunicación. Comunicación bidireccional: hablo y escucho, escucho y dejo hablar. El líder tiene que estar dispuesto a escuchar nuevas ideas, aceptar críticas y/o comentarios y ha de tener la habilidad de trasmitir de manera clara su visión, sus enfoques, sus ideas y las de la organización a la que pertenece.

Gestiona de manera eficiente y óptima los tiempos y las tareas

Es fundamental que el líder sepa emplear y organizar su tiempo y el de su equipo de manera óptima. ¿Cuánto tiempo tardo yo en realizar esta tarea?, y ¿cuánto tiempo necesita mi trabajador para terminarla a tiempo? El buen líder aprende con la práctica y después enseña a los demás a optimizar el tiempo.

Trabaja en equipo

El líder ha de ser consciente de sus debilidades, de sus limitaciones, de lo que peor se le da y/o de lo que sencillamente no le gusta hacer, de esta forma se rodeará de un equipo que le complemente y equilibre. Así pues, el buen líder pide ayuda y consejo cuando la necesita y nunca trabaja sólo. Sabe perfectamente cuando necesita ayuda y no titubeará en pedir a otra persona que le eche una mano o dos si es necesario 😉 ¿Lideras un equipo pero se te da mal y pierdes mucho tiempo haciendo tablas de Excel? No pasa nada, búscate a alguien a quien se le dé bien y disfrute haciéndolas y esa tarea saldrá adelante 😉

Delega, comparte responsabilidades, éxitos y logros

 Los buenos líderes saben que delegar responsabilidades no representa una amenaza para ellos. Al contrario, saben que es importante delegar, empoderar a sus empleados y celebrar juntos los éxitos logrados.

Carisma

Un buen líder no necesita hacer uso de su autoridad para actuar sobre su equipo. El buen líder desprende un carisma innato que le hace atractivo e influye de cara al resto. Los demás quieren seguirle porque gusta  y no porque sienten que “deben” hacerlo. ¿Tienes cerca a alguien que desprende carisma? Eso es un privilegio, dale responsabilidad y no dejes que se escape 😉

Confianza

Un buen líder se gana la confianza de su equipo, ¿cómo? Demostrando día a día empatía hacia su equipo, poniéndose en el lugar del otro, demostrando consistencia en sus actos, coherencia en sus pensamientos y acciones, actuando con ética, de manera justa, con respeto y con integridad. Si tu equipo confía en ti, te seguirán y te apoyarán sin necesidad de pedirlo.

Sé empático

Ponte siempre en el lugar del trabajador y es que todo líder ha de pensar en su equipo para sentirse cerca de ellos y uno más. ¿Qué te gustaría que tu jefe te dijera si tuvieras fiebre en el trabajo? Ahí lo tienes, eso mismo hazlo con tu empleado si tiene fiebre. ¿Te gusta que te feliciten en tu cumpleaños? Al trabajador le pasa exactamente igual. ¿Sientes que te mereces una recompensa de forma puntual cuando has hecho un esfuerzo extra sin que te lo pidieran? Eso mismo está sintiendo tu equipo. ¿Recuerdas cuando te equivocaste aquella vez y nadie te culpó por ello? Haz lo mismo ante los errores de tu equipo. ¿Te gusta que te hablen de manera educada y que te escuchen cuando tienes algo importante que decir? A tu trabajador le gusta exactamente lo mismo que a ti. ¿Te sientes realizado y contento con tu paga extra en verano o en Navidad? Tus trabajadores se sentirán igual de bien al recibirla 😉

Sé flexible

La rigidez es incompatible con liderar. El líder debe ser muy flexible para modificar la forma de trabajo y las estrategias a utilizar cuando sea necesario. Es muy habitual adaptarse en cada momento a cambios que puedan acontecer sin previo aviso y de manera sorpresiva.

Pensamiento estratégico y plan de acción

El buen líder piensa más allá, tiene la vista puesta en el presente, pero también en el futuro. Esto le permite anticiparse a lo que pueda venir y prever futuros retos o inconvenientes que se puedan presentar. El buen líder tiene la capacidad de armar un plan y establecer estrategias para alcanzar los objetivos.

Compromiso y pasión

Un líder eficaz debe saber transmitir el compromiso con la organización y el proyecto, siendo ejemplo para todos los miembros del equipo. Un líder comprometido es aquel que inspira y contagia su entusiasmo y pasión haciendo que sus subordinad.

Mente inquieta

Los líderes suelen tener muchas inquietudes culturales y de aprendizaje constante. Es habitual que les guste aprender cosas nuevas a diario. Tienen una mente muy abierta a las posibles tareas que se le puedan plantear. Dan prioridad a las diferentes posibilidades. Nunca están quietos. Sus cabezas darán vueltas y vueltas hasta dar con la solución adecuada a cualquier problema que se le pueda plantear.

¿Has escuchado ya nuestro decimotercer podcast “Liderazgo basado en Fortalezas”?

En nuestro apartado de podcast de la web lo puedes encontrar, en él, nuestra experta en liderazgo, Eva Herber, nos dio las claves para poder llevarlo a la práctica. Y es que según ella, los líderes que trabajan desde sus fortalezas se caracterizan por cuatro claves:

  • Conocen sus fortalezas y saben cómo ponerlas en uso.
  • Utilizan esas fortalezas de forma óptima para alcanzar sus objetivos.
  • Reconocen e invierten en las fortalezas de su equipo.
  • Usan las fortalezas de formas nuevas y diferentes según las demandas diferentes de cada contexto.

No siempre es fácil seguir ese camino, porque la tendencia de querer arreglar lo que no funciona antes que potenciar nuestra ventaja personal es fuerte y muy arraigada en nuestra cultura e historia filogenética.

Todo es empezar. Aquí te proponemos tres simples pasos que puedes poner en práctica para empezar a liderar desde las fortalezas hoy mismo:

  • Identifica una o varias fortalezas que te permitan rendir a un alto nivel y además te hagan sentir bien contigo mism@.
  • Aclara el objetivo que quieres conseguir en tu rol.
  • Identifica diferentes vías para utilizar las fortalezas identificadas y alcanzar tu objetivo.

¡A practicar! 😉

Podcast: Liderazgo basado en Fortalezas

Si aun así quieres saber más sobre el liderazgo y las fortalezas que con él se relacionan, y/o crees que necesitas el apoyo de un profesional experto en el tema, no dejes de solicitar una orientación gratuita con nosotros y juntos podemos empezar un proceso de coaching que haga que te sientas mucho mejor y más preparado para liderar a tu equipo.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Comunicación Efectiva

Hemos hablado ya en el blog de las bases de una buena oratoria y de cómo superar el miedo a hablar en público. Pues bien,…

Crisis Existencial

“¿Quién soy?, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?” Ya os hemos hablado en el blog de qué hacer cuando llega un cambio de vida, en…