psicologia perinatal

Psicología Perinatal

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicó[email protected])

26 abril, 2022

Quizá acabas de estrenarte en el maravilloso mundo de la maternidad y la paternidad, o puede que lleves algún tiempo en búsqueda de un bebé para aumentar la familia, o también cabe la posibilidad de que desgraciadamente estés pasando por un proceso de duelo como consecuencia de la pérdida de tu hijo/a… sea cuál sea tu situación personal, la psicología perinatal te puede ayudar mucho y acompañar justo en ese período tan importante de la vida. 

Y es que si tuviéramos que elegir una época o etapa en la vida de la mujer en la que se viven las emociones a flor de piel y de manera muy intensa y en la que la salud emocional necesita un refuerzo extra, sin duda, la maternidad es una de ellas. 

Cambios hormonales, cambios fisiológicos, cambios físicos, visitas habituales al médico, toma de vitaminas, baja laboral, análisis, muchas ecografías, nueva organización en casa, compras inevitables y necesarias… y así muuuuchasss experiencias nuevas (en caso de los primerizos) y menos nuevas, pero igual de intensas, para los no primerizos que suceden en un período de 10 meses. 

¿No sabes lo que hace exactamente un psicólogo/a perinatal? No levantes la vista de este post y quédate por aquí, porque hoy nos acercamos a la psicología en el embarazo. 

Qué es

La psicología perinatal es una rama de la psicología que se centra en el cuidado de la salud mental de la mamá, papá y familia durante todo el proceso de la maternidad, esto es, desde el primer momento de la concepción, pasando por el embarazo, hasta el postparto. 

La psicología perinatal puede trabajar en prevención y promoción, diagnóstico, cuidado  e intervención. 

Áreas de Intervención 

Preconcepción y concepción

La maternidad y la paternidad pueden llegar de manera sorpresiva e inesperada o puede llegar después de muchas decisiones, ilusiones, tratamientos de fertilidad y tras mucho tiempo en su búsqueda. 

Da igual como llegue, de cualquiera de las maneras, una vez que la noticia es oficial, la mentalidad de los futuros papás empezará a cambiar rápidamente y la vida familiar dará un giro de 180º como consecuencia de todos los nuevos cambios a los que se van a tener que acostumbrar. 

Cuando el camino se alarga, si tras varios meses de búsqueda, la tan deseada noticia no llega, es normal que el estado de ánimo se vea afectado y es posible también que los miedos y la ansiedad invada a la futura mamá. 

En este punto, es donde la psicología perinatal entra en juego para ayudar a las familias a manejar de manera correcta esas emociones, disminuir la ansiedad y el estrés que pueda estar afectando a la fertilidad y conseguir cierto nivel de calma. 

Para aprender más sobre la ansiedad, mira este post en el que hablamos de ella:

Gestación y embarazo

Una vez que la mujer se ha quedado definitivamente embarazada, a lo largo de los 3 trimestres o 40 semanas que dura el embarazo, las emociones y los sentimientos que se experimentan, debido en gran parte al vaivén hormonal constante, serán muy variadas… desde alegría, incertidumbre, miedos, cansancio extremo… 

Aquí la psicología perinatal puede trabajar esos miedos relacionados con el parto, o miedos irracionales relacionados con posibles enfermedades futuras del bebé. 

También otra área de intervención en esta etapa de la maternidad es la prevención de la aparición de problemas emocionales o psicológicos. 

Parto

Momento cumbre para una embarazada donde los haya. Emociones a flor de piel, incertidumbre total y muchos imprevistos con los que no se contaban pueden aparecer (complicaciones en la salud del bebé, cesárea urgente, necesidad de fórceps, etc.)  

Los expertos en psicología perinatal en esta fase suelen trabajar las consecuencias emocionales que pueden quedar en los papás tras un parto traumático. El trastorno de estrés postraumático es un ejemplo de ello. 

Postparto 

Una de las enfermedades más conocidas y que hoy en día sabemos que es más frecuente de lo habitual, (en torno a un 15%-20% de las mamás tras dar a luz la sufren) es la depresión postparto, es fundamental su abordaje por parte de un profesional lo antes posible, para que esa mamá se recomponga y pueda cuidar bien de su bebé. 

Si quieres profundizar algo más en la depresión postparto, mira este artículo en el que ya hablamos de ella en nuestro blog:

El duelo perinatal es otro de los aspectos importantes a trabajar por la psicología perinatal, y es que la pérdida de un bebé es una experiencia traumática muy dolorosa para la que el ser humano nunca está preparado. 

Tras la maternidad y tras dar a luz el cuerpo de la mujer sufre cambios físicos llamativos y de manera muy rápida que en ocasiones pueden no ser aceptados por la persona que no se reconoce al mirarse al espejo. Estos cambios tan rápidos pueden derivar en trastornos de la conducta alimentaria que se trabajarán con un experto en terapia. 

Sobre los trastornos de la conducta alimentaria también hemos hablado en el blog, puedes leerlo aquí:

Puerperio

Qué difícil es muchas veces esa conexión o vínculo mamá-bebé que se entiende por todos y todas como instantánea e inmediata, pero que a veces tarda en llegar, provocando sentimientos de culpa y de mucha tristeza en la mamá. Para eso los psicólogos perinatales también están formados y ayudan mucho a establecer ese vínculo sano

La lactancia materna y todas las complicaciones relacionadas con ella pueden recibir también un acompañamiento personalizado. Y es que es realmente muy duro y cansado para la mamá dar el pecho (aunque a priori ni se imagine). 

Con la llegada del nuevo miembro de la familia, las discusiones y el aumento en los problemas de pareja o de familia pueden aflorar. Es normal ante tanto estímulo, discutir más, no estar de acuerdo en ciertos aspectos y/o que el deseo sexual y las ganas de tener un momento íntimo con tu pareja, brille por su ausencia. Aquí, de nuevo el psicólogo perinatal puede tener las claves.

Cuándo acudir a una especialista en psicología perinatal

Si has tomado la decisión de ser mamá o estás embarazada y notas que tu calidad de vida se está viendo afectada o si solamente quieres prevenir fututas complicaciones, puede ser un buen momento para acudir al especialista en psicología perinatal. 

Y, ¿qué puede hacer que la calidad de vida se resienta en esta etapa? Mira estos puntos: 

  • Miedos irracionales e incapacitantes en relación al parto.
  • Ansiedad  elevada y estrés intenso que acompaña a todo lo que vendrá después de dar a luz.
  • Inseguridades relacionadas con la futura crianza del bebé. 
  • Creencias distorsionadas acerca del embarazo, del parto y de la crianza.
  • Aparición de pensamientos obsesivos y/o ataques de pánico.  
  • Pesadillas, insomnio, alteraciones del sueño derivados de la ansiedad o miedos incapacitantes. 

Ahora bien, no queremos ser alarmistas, ni asustar al lector, está claro que la maternidad y la paternidad se trata de una etapa ilusionante, única y muy especial dentro de la vida de una persona, y no siempre se ha de necesitar un acompañamiento externo. 

Si estás en pleno proceso, disfruta de la experiencia, y que sepas que no estáis solos en caso de necesitar una ayuda extra, porque no podemos olvidar que para cuidar del bebé y que se sienta protegido, sano y arropado, la primera persona que ha de sentirse bien y feliz es su madre.

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Test FORTE

Sobre el test FORTE os hemos hablado un montón de veces en el blog, también en nuestros podcast y lo tenemos presente en cada una…

Autocontrol y Autorregulación

"Hace algo menos de un mes, sucedió algo en mi vida que me hizo perder el control sobre mí misma en varios sentidos. Sin apenas…