amarse a uno mismo

Quererse a uno mismo

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

9 enero, 2020

“Amarse a sí mismo es el inicio de una aventura que durará toda la vida, el único amor fiel, comprensivo, que todo lo puede que nunca nos defrauda y que siempre nos acompaña es el amor propio”

Oscar Wilde.

¿Qué es quererse a uno mismo?

Si sabes contestar a esta pregunta probablemente estés en el buen camino para aprender a quererte o ya lo estés haciendo.

Quererse a uno mismo tiene que ver con el autoconocimiento, el autodescubrimiento, y la autoestima. No puedes pretender tener un buen autoconcepto si no te conoces en absoluto: tus fortalezas, tus debilidades y tus emociones.

Desarrolla tu crecimiento personal con la que podrás encontrarte mejor contigo [email protected] con nuestro curso de autoestima.

¿Quién eres?

¿Te gusta ser quién eres? Si no estás conforme contigo mismo, con quién eres, si tu opinión acerca ti es mala, te tratarás sin amor y te llevará a una acumulación de pensamientos negativos, que derivarán en culpa y en el “no me merezco que me pase nada bueno”. Si por el contrario mantienes una relación saludable contigo mismo, si eres capaz de quererte sin condiciones, entonces, te sentirás merecedor de todo lo bueno.

Louise Hay , escritora, en su libro Usted puede sanar su vida, plantea que la causa de todos nuestros problemas, de todo tipo, tienen su raíz en la falta de amor hacia nosotros mismos.

Nadie te enseña a quererte, el amor hacia ti mismo surge de la imitación, de cuanto te sentiste valorado en la infancia, de cómo construiste tu mundo y de tu autoconcepto. A través no solo de tus padres sino también de amigos de la infancia, profesores, otros familiares, la sociedad...etc. Si creciste en un ambiente donde el miedo o la frustración eran las emociones protagonistas de tu día a día o si la exigencia de tus padres era demasiada, es probable que desarrollases un bajo nivel de amor hacia ti mismo.

¿Cómo aprender a quererte a ti mismo?

  • Conócete: para responder a la pregunta de ¿quién eres?, tomaté tu tiempo y se observador de tu propia vida, conecta con lo que crees, con lo que piensas y con lo que sientes. Independientemente de lo que esperen los demás de ti.
  • Rompe con el pasado: probablemente has tenido experiencias, entre ellas, muy malas, quedarte en esas situaciones tan dolorosas no te permitirá avanzar porque te hará refugiarte en el victimismo.
  • Trabaja en tu fortaleza emocional: es un mecanismo de adaptación que ayudará a liberarte, a reconocer tus fortalezas, tu talento.
  • Interpreta adecuadamente tu estado emocional: ¿Qué estoy sintiendo? ¿por qué? ¿Conoces el mindfulness? Te ayudará a mejorar la gestión emocional.
  • Consigue pensar de forma libre: el pensamiento independiente te ayudará a vivir de manera más consciente, intenta no dejarte influirte por los juicios de los demás.
  • Compite contigo mismo, busca nuevos retos y supéralos.
  • Activa tu creatividad.
  • Busca calidad en tus relaciones: respeta las diferencias y elige bien tus compañías.
  • No dependas de motivaciones externas: depende de ti, de tus capacidades y de tus límites.
  • Gestiona la adversidad: desarrolla resiliencia.
  • Acepta tu autenticidad: acéptate con tus defectos y con tus virtudes.
  • No te infravalores: tampoco te sobrevalores.
  • Trabaja en la tolerancia: escucha otros puntos de vista, no los descartes sin analizarlos, aprende de las personas que te rodean, dialogando, debatiendo, escuchando y analizando.
  • No eres el centro de la tierra: no eres la causa de todo lo que pasa, contextualiza y relativiza.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Mindfulness y Gestión Emocional

Apúntate y descubre técnicas para trabajar la inteligencia emocional y la atención plena.

Recibir Regalo

El amor propio, egoísmo y amor a los demás

La persona egoísta solo se interesa por sí misma, no siente placer en dar sino únicamente en recibir. El egoísmo y el amor propio son totalmente opuestos, las personas egoístas son incapaces de amar a los demás pero tampoco pueden quererse a sí mismas. Parecen centradas en el yo, en realidad sólo es un intento de disimular y compensar la incapacidad que tiene de cuidar de su verdadero ser. Amarse a uno mismo no solamente es el punto de referencia para saber cuánto se debe amar a los demás, sino que parece actuar como un factor de protección para los trastornos psicológicos, un elemento que genera bienestar y calidad de vida.

“Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre... autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es... autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama... madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es... respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama... amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé que eso es... simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la... humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama... plenitud.

Charles Chaplin

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Distimia: ver la vida en blanco y negro

Índice1 ¿Qué es?2 Síntomas3 Causas4 Consecuencias 5 Tratamiento ¿Qué es? La distimia o depresión persistente es un trastorno del estado de ánimo, poco conocido pero…

Tipos de depresión

Es habitual que una persona diagnosticada de depresión pueda pasar por diferentes fases y que sean diferentes entre ellas: Índice1 Episodio Depresivo2 Distimia o trastorno…