tipos de manipulacion

Tipos de Manipulación

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicólog@)

12 agosto, 2022

Hoy seguimos hablando y escribiendo sobre la manipulación, en concreto, en este post vamos a detallar los tipos de manipulación más frecuentes y habituales que conocemos.

Luz de gas o Gaslighting

Ya en el artículo del blog, llamado luz de gas profundizamos sobre este tipo o forma de manipular y de maltrato en el que la víctima poco a poco va a creer que su realidad y lo que vive es mentira, falso y que esa distorsión que percibe es consecuencia de su memoria y/o de su propia mente.

Pero luz de gas no es la única forma de manipular, no, hay muchas más. Así que si te interesa y te llama la atención esta temática, quédate leyendo este artículo hasta el final.

¿Te falta confianza y autoestima?IEPP sonrisa azul
¿Conoces muy bien tus debilidades pero te cuesta listar tus fortalezas?
Descubrir y potenciar los puntos fuertes de las personas tiene un impacto directo en su bienestar y felicidad
Accede al reto del bienestar y aprende a detectar tus fortalezas para conseguirlo
confianza psicología positiva
¿Te falta confianza y autoestima?IEPP sonrisa azul
¿Conoces muy bien tus debilidades pero te cuesta listar tus fortalezas?
Descubrir y potenciar los puntos fuertes de las personas tiene un impacto directo en su bienestar y felicidad
Accede al reto del bienestar y aprende a detectar tus fortalezas para conseguirlo
confianza psicología positiva

Miedo

Otra de las estrategias y tipos más comunes para manipular es hacerlo a través del miedo. El miedo es una emoción básica, y la podemos clasificar como desagradable, pero que inevitablemente se activa con ciertos estímulos.

Provocar miedo, infundir miedo, asustar y generar miedo en la víctima es eficaz a la hora de tener a esa persona manipulada con el objetivo de que se comporte, actúe y haga lo que el manipulador desea y quiere y así la víctima evita experimentar temor y esos miedos.

Culpa

Algo parecido a lo que pasa con el miedo, puede ocurrir y de hecho ocurre también con la culpa.

La culpa, al igual que el miedo, es otra emoción que los seres humanos experimentamos de manera bastante frecuente y que no es positiva, ni nada agradable. De hecho, cuando nos sentimos culpables, no sentimos realmente mal, inquietos, preocupados, en desequilibrio y en muchas ocasiones no sabemos bien cómo gestionarla, llegando a incapacitar mucho el día a día de la persona y su forma de relacionarse socialmente.

Sabiendo esto, poder provocar y conseguir que la víctima se sienta culpable, hará que sea más voluble, sumisa y manipulable.

Con frases sencillas, pero directas del tipo… “si me dejas, no lo voy a superar nunca y te acordaras de mi de por vida…” la persona manipuladora podrá casi de manera instantánea, activar ese sentimiento, sensación o emoción de culpa en la víctima y conseguir así manipular sus actos, conductas y comportamientos.

¿El verdadero objetivo de la persona que manipula? Conseguir su propio beneficio.

No dejes de escuchar nuestro podcast #98 en el que abordamos junto a Dafne Cataluña y Juan Nieto el apasionante tema del peso de la culpa.

Castigo

De la técnica y práctica del castigo también hemos hablado anteriormente en nuestro blog del IEPP, principalmente en los artículos relacionados con los más pequeños de la casa y adolescentes, mira nuestro artículo de disciplina positiva.

Y también en los post en los que profundizamos acerca del condicionamiento clásico e instrumental y el condicionamiento operante.

Pues bien, en las personas adultas, el castigo también puede ser eficaz y muy útil a la hora de manipular. Humillaciones verbales en público, ignorar a la persona, emplear el sarcasmo, y la violencia psicológica o emocional también son, por supuesto, tipos de castigos empleados para manipular y tener el control de la víctima y de sus actos.

Chantaje emocional

Este tipo de manipulación está muy extendida entre la población y seguro que si te paras a pensar… tú, yo y cualquiera de nuestros lectores hemos podido caer en él o incluso llevarlo a la práctica y ejercerlo, sin apenas darnos cuenta de ello.

Dafne Cataluña ya nos habló del chantaje en nuestro blog, mira su artículo chantaje emocional, una manipulación común.

Frases o comentarios del tipo “tú sabrás lo que haces…” o “si me quisieras tanto como dices, no lo harías…” son claramente ejemplos de chantaje emocional.

Pena

Dar pena, provocar compasión, añadir tristeza… remover y provocarla, de la misma forma que he explicado más arriba con la culpa y con el miedo, es habitual entre las estrategias o tipos de manipulación para conseguir lo que uno desea.

Víctima

Hacerse la víctima y explotar continuamente ese papel… ¿quién no recuerda a alguien comportándose así?

Muchas personas manipuladoras se esconden y se escudan tras ese papel de víctima y se aprovechan de ciertas situaciones que no les favorecen (sean reales o no) para conseguir de la otra parte su objetivo y beneficio. Digamos que estiran el chicle o rizan el rizo porque han aprendido y saben que haciéndolo así, consiguen lo que quieren.

Mentira

Un básico entre los básicos: tergiversar, inventar, falsear, exagerar, engañar, no decir claramente la verdad…y mentir directamente es súper común y habitual a la hora de manipular.

¡Ojo! si la persona que tengo a mi vera y de la que puedo sospechar da mil vueltas y muchos rodeos a la hora de contestarme, es muy fantasiosa o le he pillado ya en varias mentiras o renuncios previos 😉

En nuestro podcast #129 intentamos dar la respuesta a la eterna pregunta ¿por qué mentimos? Muy interesante. ¡Escúchalo aquí!

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

La Importancia de la Salud mental

Índice1 Importancia de la salud mental2 Cómo cuidarla3 Deporte y salud mental Importancia de la salud mental El término salud mental, tras todo lo ocurrido…

Efecto Mandela, falsos recuerdos que consideramos reales

Si lees o escuchas el término Efecto Mandela, lo normal es que te venga a la mente la figura tan destacada e importante de Nelson…