duelo perinatal

Duelo perinatal

Rebeca Gómez Rebeca Gómez (Psicólog@)

7 febrero, 2024

En nuestro blog del IEPP ya hemos abordado con anterioridad el tema del duelo de manera más global y también le dedicamos un artículo a la Psicología Perinatal, aquella que se encarga del cuidado de la salud mental de la mamá o mamás, papá o papás y familia durante el inicio del proceso de la crianza. 

Pues enlazando con este tema  la historia que nos ocupa hoy va de estrellas, esas que nos alumbran y guían desde lo más alto. 

“…Fueron unos meses preciosos, una época brillante y de mucha luz. Con varios sobrinos recién nacidos y otra pequeña en camino, soñábamos con ver crecer a todos los primos juntos. Hasta que Uriel se paró dentro de mí en la semana 39, sin ninguna razón que la medicina conozca, llevándose con él mi alegría.”

Virginia del Río

Pero antes de seguir escribiendo, si tú que nos lees ahora mismo, al igual que Virginia, tienes una estrella guiándote, siéntete acompañada/o, no estás sola/o, respira hondo y continua…

¿Qué es el duelo perinatal?

Antes de entrar a definir y a explicar qué es el duelo perinatal primero toca aclarar el concepto de pérdida o muerte perinatal. Es como se denomina a la pérdida que se produce desde el momento de la gestación hasta el primer mes de vida del bebé nacido.

Las estadísticas hablan y, aunque en comparación con años anteriores las cifras van disminuyendo, la pérdida perinatal sigue estando ahí, por ejemplo en el año 2021 el dato que muestra el Instituto Nacional de Estadística (INE) es de 4 pérdidas de este tipo por cada 1000 nacimientos. 

Hablamos de duelo perinatal cuando aparece y se produce como consecuencia de la pérdida perinatal y se trata de una de las experiencias más devastadoras que pueden sufrir los padres y madres y para la que no solemos estar preparados, ya que no se nos enseña a sobrevivir a nuestros hijos e hijas.

Realidad que muchísimas veces se “sobrevive” en silencio y a escondidas por las familias, lo que podríamos denominar el tabú del duelo perinatal. 

Características del duelo perinatal

El duelo perinatal es bastante complejo porque implica ciertas características particulares que no se dan en otros tipos de duelo. Vamos a verlas.

  • Diagnóstico inesperado
  • Shock emocional para la familia
  • Duelos intrínsecos inherentes, representando múltiples pérdidas para los padres y madres como: la pérdida de ese rol si es el primer hijo/a, la confianza en la seguridad de otros/as hijos/as, la inocencia respecto al embarazo y el parto, el sentimiento de pérdida de amistades y familiares que no estuvieron a la altura y negaron la relevancia de la pérdida, el contacto y la posibilidad de crear recuerdos, expectativas truncadas…
Certifícate como Experto en Psicología Positiva para ayudar a las personas
Con nuestro título incorporarás nuevas herramientas para potenciar el bienestar a través del trabajo con cada una de las fortalezas personales.
Certifícate como Experto en Psicología Positiva para ayudar a las personas
Con nuestro título incorporarás nuevas herramientas para potenciar el bienestar a través del trabajo con cada una de las fortalezas personales.

Fases del duelo perinatal

No es fácil establecer unas fases o un tiempo determinado cuando hablamos de duelo perinatal, ya que se trata de un proceso duro, costoso, difícil de elaborar y con un recorrido muy a largo plazo. 

Cada duelo será diferente y cada familia lo sufrirá (y digo “sufrirá” porque el sufrimiento que acompaña y que sienten es muy intenso) de diversas maneras. Además también va a estar condicionado por variables culturales, religiosas y sociales y con consecuencias bio, psico, sociales y espirituales. 

Aún esto, varios autores/as expertos/as en el tema exponen varias fases o etapas similares entre ellas, aquí exponemos cuatro momentos clave (Payás, 2010).

¡Importante! No todas las personas atraviesan todas las etapas, ni lo hacen en el mismo orden. Cada etapa no empieza y termina de una forma lineal.

  • Fase inicial. Aturdimiento y choque: es el momento del impacto, fase durísima en la que con mucha intensidad se experimentan emociones como la tristeza, desesperación, agresividad, aturdimiento e incredulidad.
  • Evitación y negación: segundo momento en el que tras el primer impacto de la noticia la persona puede negar la realidad, evitar pensar en lo ocurrido e incluso puede darse la minimización de la importancia de la pérdida. En este segundo momento la búsqueda de una causa y de explicaciones que justifiquen lo ocurrido y la culpa pueden estar también muy presentes. 
  • Conexión e integración: en esta tercera fase ya no hay tanta resistencia u oposición a la hora de expresar las emociones en relación a la pérdida perinatal de manera abierta. La culpa deja de estar tan presente y surgen y aparecen acciones de conexión que mostrarían el avance hacia un duelo sano: ceremonias como aniversario de la pérdida, visitar los restos…
  • Crecimiento y transformación: se trata de la última fase en la que se integra lo sucedido dentro de la realidad familiar y se aprende a vivir con la nueva realidad. 

En ocasiones el duelo perinatal se puede complicar y que torne a un duelo patológico o disfuncional. Los factores de riesgo que conocemos para el duelo disfuncional son:

  • Antecedentes de depresión/ansiedad
  • Antecedentes de drogadicción
  • Antecedentes de intento autolítico 

Conoce más información acerca del suicidio pinchando AQUÍ.

  • Ausencia de una red de apoyo
  • Conflictos con la pareja actual

Descubre AQUÍ mucho más acerca de los problemas de pareja.

  • No tener hijos/as previos/as
  • Historia de infertilidad
  • Haber tenido otra/s muerte/s perinatal/es o fallecimiento de hijos o hijas
  • Nacimiento múltiple
  • Muerte inesperada
  • Embarazo avanzado
  • Ausencia de rituales de despedida

Posibles consecuencias 

Como he comentado más arriba si el duelo no se elabora de una manera sana, la situación puede empeorar y la persona que está en el proceso de duelo puede empezar a sentirse peor y sin notar apenas mejoría. 

  • Trastornos psicológicos como depresión o ansiedad.

Conoce y aprende pinchando AQUÍ más cosas acerca de la depresión.  

  • Irritabilidad
  • Ansiedad ante la muerte
  • Preocupación excesiva en los siguientes embarazos 
  • Duelo patológico que se complica

Si esto ocurre lo más recomendable siempre es buscar ayuda profesional. Cada vez hay más preocupación y formación específica por parte de profesionales de la salud mental en ofrecer un acompañamiento personalizado en el duelo perinatal.

Ahora bien, si tú que nos lees, eres psicólogo/a y lo que te está interesando ahora mismo es la psicología positiva y el mundo de las fortalezas personales para trabajarlas en el acompañamiento en el duelo perinatal, en ese caso, te puede interesar nuestra formación del Título Experto Online en Psicología Positiva. Esta formación complementará tus conocimientos y te aportará nuevas y poderosas habilidades y herramientas para aplicar la psicología positiva en tu día a día profesional. 

Y por supuesto en el IEPP nos encantará ayudarte, aquí nos tienes, vuelvo a repetirte que puedes actuar si te sientes sola/o.

Fuentes de datos:

  • Soldado. O (2022). Protocolo de Atención Profesional al Duelo Perinatal. 
  • Vargas, C., & García, S. (2019). Duelo Perinatal. Revisión Sistemática.
  • https://tengounaestrella.com/

Rebeca Gómez
Rebeca Gómez

Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Positiva. Psicóloga del Equipo Técnico en Juzgado de Menores del Ministerio de Justicia. Psicóloga y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Amaxofobia o miedo a conducir. ¡Precaución, amigo conductor!

Amaxofobia, vaya palabreja… Es probable que leído así no te suene, pero si te digo miedo o fobia a conducir, igual la cosa cambia… En…

Brote Psicótico, cuando me desconecto (sin saberlo) de la realidad

Hoy nos ponemos un poquito más serios de lo habitual en el blog para hablar de un tema, que, aunque para una servidora puede resultar…