ninfomania

Ninfomanía, cuando el sexo deja de ser placer y se convierte en un problema

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

2 octubre, 2020

“Sé comunicarme mejor con mi cuerpo que con palabras. Con una caricia descubro cosas que me hacen sentir más viva

Frase del libro Diario de una ninfómana

Aún hoy si cierro los ojos soy capaz de recordar perfectamente varias escenas del libro “Diario de una ninfómana” que devoré en pocos días, cuando mi amiga Carmina me lo recomendó hace ya unos añitos. También recuerdo ir por la mañana al trabajo en el metro de Madrid leyendo el libro y tener que soportar muchas miradas curiosas por la imagen en blanco y negro algo explícita de su portada… Ninfómana, ninfomanía, sexo, mujeres

Y es que ahora este término es algo más habitual que en el 2003, año en el que se publicó la novela, pero todavía la gente de la calle no profesional no tiene muy claro qué es exactamente y surgen muchas dudas… Pues precisamente para aclarar y poner luz a la ninfomanía es el artículo de hoy. ¡[email protected]!

Qué es

La ninfomanía o hipersexualidad se trata de una adicción al sexo en las mujeres que parecen ser insaciables en lo que a sexo se refiere y que como toda adicción y dependencia puede incapacitar y afectar la calidad de vida de la persona.

Es importante recalcar que la ninfomanía es una enfermedad, se trata de un trastorno sexual y no un simple aumento del deseo sexual y de las ganas de practicar sexo de la mujer.

Síntomas, ¿cómo puedo saber si soy ninfómana?

Vamos a detallar varios de los síntomas que nos pueden indicar y dar una pista si tú o alguien de tu entorno cercano puede ser ninfómana. Presta mucha atención.

  • Sentir un deseo sexual demasiado intenso, incansable e insaciable. Deseo que se tiene que satisfacer a través de la búsqueda continua de relaciones sexuales, a través del acto sexual, la masturbación o incluso la pornografía.
  • Pensamientos recurrentes y obsesivos relacionados con el sexo. Estos pensamientos o fantasías sexuales son no deseados, involuntarios y provocan malestar e incapacidad para poder prestar atención y mantener la concentración en otras cosas.
  • Vida sexual aparentemente plena, pero con una sensación de insatisfacción sexual constante por parte de la mujer.
  • Dedicar más tiempo de lo habitual en experiencias sexuales, lo que conlleva a relegar a un segundo plano el tiempo dedicado a la vida laboral, familiar, amistades y otros hobbies y/o aficiones. De esta manera el sexo pasa a ser lo más importante de todo.   
  • Sentimiento de vergüenza y arrepentimiento al finalizar las conductas sexuales, pero incapacidad para poder frenarlas y decir “NO” en las siguientes ocasiones y oportunidades.

Origen y Causas

De la misma manera que ocurre con otros muchos trastornos psicológicos, no hay una sola causa que lleve a que la mujer padezca ninfomanía. Hay varios factores que sí pueden influir.

  • Haber pasado por situaciones estresantes e incluso traumáticas que desencadenan la obsesión.
  • Haber sido víctima de abusos sexuales en la infancia.
  • Baja autoestima, cuando esto pasa, la mujer busca ganar seguridad y reconocimiento a través de sus conductas sexuales. Sólo el mero hecho de sentirse deseada hace que ella se sienta mejor, se sienta valorada y pone así un parche equivocado a sus problemas de autoestima, confianza en ella misma y vacío emocional.
  • Reciente ruptura de pareja. El sentimiento de soledad y la falta de afecto provocada por la ruptura la busca en sus comportamientos sexuales.
  • Componente biológico, de la misma manera que pasa en el Trastorno Obsesivo Compulsivo, en la ninfomanía no se descarta que pueda existir un desequilibrio en los neurotransmisores a nivel cerebral y también actividad epiléptica en el lóbulo temporal, área que, junto al lóbulo frontal, desempeña una labor imprescindible en el control y regulación del deseo sexual.

Consecuencias

  • Disminución de la atención y de la concentración, lo que interfiere en la productividad laboral y/o rendimiento académico. Y es que a través de los pensamientos obsesivos, la mujer sólo piensa en sexo, sexo y más sexo.
  • Conflictos en las relaciones sociales interpersonales. Se alejan de sus amistades, se aíslan, aumento de las discusiones familiares…  
  • Conductas sexuales de riesgo, esto es, practicar sexo sin ningún tipo de protección con desconocidos, promiscuidad, lo que lleva a una alta probabilidad de embarazos no deseados y el riesgo a poder contraer enfermedades de trasmisión sexual: VIH, HPV…
  • Depresión y problemas del estado de ánimo.

Tratamiento

En ocasiones lo habitual es llevar a cabo un tratamiento combinado de medicación prescrita por un médico (ansiolíticos y/o antidepresivos) junto a la terapia psicológica.

En relación a la terapia con un psicólogo es fundamental llevarla a cabo para trabajar la autoestima, el manejo de los pensamientos obsesivos invasivos incapacitantes, reconducir las rutinas sexuales habituales, mejorar las relaciones sociales que se hayan visto dañadas y abordar el sentimiento de culpa entre otros.

Preguntas Frecuentes

¿Tienes claro que tu relación con el sexo no es sana, pero no eres capaz de dar el primer paso?, ¿hace poco que has salido de una relación de pareja y te encuentras manteniendo de manera habitual relaciones esporádicas sexuales insatisfactorias?, ¿te estás obsesionando con el sexo y no eres capaz de quitártelo de la cabeza?, ¿tus amigas más cercanas te han avisado que lo que haces puede ser en cierta medida adictivo y te estás alejando de ellas?, ¿tienes mucho miedo a estar sola y ese miedo a la soledad hace que busques de forma compulsiva la satisfacción sexual?, ¿crees que necesitas ayuda por un tercero para atajar un posible trastorno de ninfomanía?... Si tras leer estas preguntas te has sentido identificada con alguna de ellas o con varias, quédate tranquila, no te asustes, pide ayuda ya a uno de nuestros psicólogos expertos para que te acompañen y te ayuden en el camino, no esperes más tiempo, en el IEPP lo hacemos de manera habitual, solicita una primera orientación con uno de nuestros psicólogos online en la que de manera online y de forma cercana, sencilla y profesional te guiaremos en ese proceso buscando que tu calidad de vida mejore y consiguiendo que te sientas mucho mejor.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…