Satiriasis, la adicción al sexo en los hombres

Aroa Ruiz Aroa Ruiz (Psicólog@)

31 enero, 2023

¿Últimamente no dejas de pensar en tener relaciones sexuales de manera constante?

¿Ha aumentado el número de veces que te masturbas a la semana?

¿Sólo quieres salir el fin de semana para practicar sexo?

¿Pasas de una relación sexual a otra en bucle y sin profundizar?

¿Tus amistades te dicen que pareces cambiado y que estás mucho menos accesible que antes?

Hace ya algún tiempo que escribimos un artículo en nuestro blog (y con muy buena acogida por cierto) acerca de la adicción al sexo en las mujeres, trastorno popularmente conocido como ninfomanía.

Pues bien, después de recibir un montón de comentarios, muchas preguntas y alguna que otra sugerencia en nuestras redes sociales sobre este trastorno en el sexo masculino, hoy nos centramos en ello.

¿Te suena el término satiriasis? Tanto si tu respuesta es afirmativa como si no lo es, no levantes la mirada del texto, porque hoy en este post te lo vamos a detallar.

¿ESTRÉS Y/O ANSIEDAD?
La ansiedad y el estrés son un problema mundial
Certifícate como Experto en Mindfulness para enseñar a meditar y potenciar el manejo emocional
¿ESTRÉS Y/O ANSIEDAD?
La ansiedad y el estrés son un problema mundial
Certifícate como Experto en Mindfulness para eneseñar a metidar y potenciar el manejo emocional

Qué es

La satiriasis hace referencia a la hipersexualidad, esto es, la adicción al sexo en los hombres. Y de la misma manera que ocurre con las mujeres, no se trata de hombres más activos, sexualmente hablando, no, es algo que va mucho más allá, es un problema de autocontrol que interfiere de manera directa y negativa en la calidad de vida de quien la padece y principalmente en sus relaciones íntimas y personales.

Acerca de la hipersexualidad tenemos que actualizar que no es considerado trastorno como tal en el DSM-V y que lo incluyen dentro y como parte de los trastornos de adicciones.

Síntomas

Si quieres conocer, comprobar y hacer una check list de los principales síntomas de este problema real, a continuación te los detallamos.

  • Pensamientos recurrentes, repetitivos, intrusivos, no voluntarios y continuados relacionados con el sexo y/o deseos constantes de mantener relaciones sexuales a todas horas y en todo momento.
  • Mucha dificultad para reducir o detener esos pensamientos y deseos que le invaden de manera continua.
  • Poco a nulo autocontrol relacionado con la conducta sexual.
  • Utilizar el sexo como vía de escape y como una posible solución y salida frente a emociones o situaciones estresantes concretas.

Si quieres saber más sobre el estrés, no dejes de leer nuestro artículo acerca de este trastorno cada vez más habitual.

  • Las fantasías sexuales y el comportamiento sexual va ocupando cada vez más tiempo y el día a día de la persona que lo padece, dejándole sin apenas horas para practicar otras actividades. Como consecuencia de ello, la calidad de la vida familiar, laboral y social se ven muy afectadas.
  • Exceso de masturbación, consumo exagerado de pornografía durante el día y la noche y conductas sexuales arriesgadas.
  • Poca estabilidad en las parejas sexuales, lo que conlleva a la no implicación afectiva. De hecho para los hombres que padecen satiriasis es habitual practicar sexo con varias personas desconocidas incluso en un mismo día.
  • Problemas de ansiedad o de depresión.
  • Sentimientos de culpa y de vergüenza tras practicar actos sexuales.
  • La búsqueda de placer o sentir satisfacción nunca es el fin último de la relación sexual.

¿Cómo lo detectan los/as expertos/as?

Lo habitual es que la persona cuando nota o puede creer que tiene una relación algo insana con el sexo y adictiva acuda y se ponga en manos de una persona profesional de la psicología para trabajarlo conjuntamente.

Una vez en consulta, la persona experta en salud mental, tratará de evaluar los diferentes aspectos y parcelas de la vida del paciente con el objetivo de encontrar y detectar qué es lo más incapacitante, qué lo puede estar manteniendo y poder así acompañarle en su proceso de cambio.

¿Y qué es lo que llevará al profesional a pensar en un problema de satiriasis?

Principalmente la falta de autocontrol, la no satisfacción relacionada con la vida sexual, una disminución en el rendimiento y la conducta más adictiva que placentera.

Tratamiento

De la misma forma que ocurre con la llamada ninfomanía y que ya te explicamos en ese post, una vez detectado el problema, lo habitual y lo más recomendable para estos pacientes es que la persona reciba tratamiento farmacológico a la par que psicológico, esto es, combinar medicación para la ansiedad y/o depresión junto con una terapia psicológica.

¿Y cómo puede ayudar un/una psicóloga en estos casos? Pues de muchas maneras y es que la intervención psicológica  es fundamental y más que necesario para trabajar, por ejemplo:

  • posibles problemas de autoestima asociados
  • aprender a manejar y mantener a raya los pensamientos recurrentes incapacitantes
  • trabajar el manejo y el control emocional
  • acompañar a la persona si su estado de ánimo está muy afectado
  • enseñarle técnicas de Mindfulness para poder sobrellevar estados y momentos de ansiedad que pudieran aparecer
  • etc.

Si te interesa y te estás planteando como profesional profundizar y trabajar desde la Psicología Positiva, no dejes de pedir información de nuestro Título Experto en Mindfulness.

Ahora bien, si tras contestar las preguntas del inicio y después de leer nuestro artículo consideras que pueda ser que padezcas satiriasis o un trastorno de hipersexualización, tranquilo, que sepas que es más habitual de lo que seguro piensas y que estás en muy buenas manos.

No te asustes, no tengas miedo, ni vergüenza y pide cita ya para que, de manera online o de forma presencial, en nuestros centros puedas explicarle y contarle en una orientación sin compromiso a uno/a de nuestros/as compañeros/as terapeutas psicólogos/as tu situación y conoce cómo desde la Psicología Positiva te pueden ayudar y acompañar y tu calidad de vida se verá beneficiada y te sentirás mucho mejor.

En el IEPP podemos ayudarte, ¡no esperes más!

Aroa Ruiz
Aroa Ruiz

Licenciada en Psicología, Máster en Coaching e Inteligencia Emocional e Instructora de Mindfulness. Psicóloga, Coach y Docente en el Instituto Europeo de Psicología Positiva.

0 0 votes
Valoración
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Mindfulness en el embarazo

Hoy en el blog del IEPP volvemos a hablar de Mindfulness, si eres un lector y seguidor habitual de nuestros posts sabrás que ya le…

Mindfulness para parejas

Ya hemos dedicado varios de nuestros artículos a profundizar sobre el Mindfulness, sus beneficios y su aplicación en diferentes contextos.  En el post de hoy…