Personas Tóxicas

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

13 julio, 2020

En el blog ya os hemos hablado de las relaciones tóxicas, también de la dependencia emocional y os hemos dado pautas para poder salir de una relación tóxica. Hoy vamos a centrarnos en las personas que nos hacen sentir así y en sus características.

Y es que este tema produce muchísimo interés y curiosidad y es súper frecuente en las consultas de los terapeutas y ya no sólo en las consultas de psicología, sino también en la vida cotidiana. Porque muchas veces, muchos de nosotros hemos sentido que al tener cerca esa persona de nuestro entorno (amigo, compañero de trabajo, familiar…) fuera como si nos chupara la energía, y el mero hecho de su cercanía nos llenara de sensaciones nada positivas… seguro que sí es algo que te ha ocurrido, lo reconocerás en seguida… pues bien ¡cuidado! porque es posible que se trate de una persona tóxica.

Características de las personas tóxicas

Aquí vamos a detallar ciertos rasgos o características que son habituales encontrar en este tipo de personas. El género no influye: hombres, mujeres, cualquiera puede ser gente tóxica.

Es un listado que no siempre se va a cumplir, pero ¡ojo! porque si una mayoría de ellas sí aparecen en esa persona, ya te puede estar indicando algo y te puede ayudar a identificar a una persona tóxica.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Psicología Positiva

Apúntate y aprende técnicas para mejorar el bienestar psicológico.

Recibir Regalo

Provocan emociones desagradables en nosotros

Es posible que no sepamos muy bien por qué ocurre esto, pero lo que sí está claro es que no nos sentimos tranquilos en su compañía. Su presencia nos incomoda, nos cohíbe, no nos mostramos 100% naturales ante ellos, y en la mayoría de las ocasiones preferiríamos no interactuar con ellos.

Se quejan de la mayoría de las cosas

están continuamente molestos por cosas que no pueden hacer y ni siquiera han probado a intentarlo. Su foco suele estar centrado en el problema y rumian de manera constante sobre ello.

Son muy negativos

Lo ven todo desde el punto de vista negativo y nunca desde una realidad más positiva. Para ellos el vaso siempre está “medio vacío” y no “medio lleno”.   

Se muestran como víctimas

Ellos no tienen nunca la culpa de nada y nada es su responsabilidad. Atribución externa de todo lo malo. Sus problemas o preocupaciones siempre están por encima de las del resto y obligan a los demás a atender todas sus necesidades, aunque estas sean irreales, insignificantes y/o banales.

Son pasivos

No arriesgan nunca por miedo, por vergüenza, no intentan nada diferente, nunca son fuente de inspiración, no prueban nuevas experiencias y pareciese que les molestase cuando los otros sí lo hacen. Su vida es “sota, caballo y rey”.

La envidia está muy presente

Les cuesta mostrarse agradecidos con lo que tienen y han logrado y además suelen criticar y envidiar lo que los otros sí han alcanzado. No pueden evitar anhelar y desear lo que otros tienen.   

Siempre están hablando de lo mal que lo han pasado

De lo duro que fue aquella experiencia, de lo complicado de sus vidas, y pareciese que en su vida no hubieran pasado nunca cosas positivas y buenas. Viven anclados en “su dolor.”

Se sienten bien y se les nota más contentos y relajados cuando las personas que les rodean se unen a ellos y comparten sus quejas.

Son personas egocéntricas

El “yo” está muy presente en sus discursos. Al hablar se marcan monólogos muy extensos en los que suelen hablar continuamente de ellos mismos, alimentando así su propio ego. Yo, yo y más yo.

Por naturaleza cotillas y critican muchísimo a los demás

Creando y dando vida a posibles rumores.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios

Se muestran en muchas ocasiones arrogantes y prepotentes

Al escucharles   pareciese que lo saben todo y muchas veces se sienten superiores a otros.

Tergiversan la realidad, ocultan y mienten.

Tienden a juzgan a los demás nada más conocerlos y desde un inicio

Sin saber, sin tener información objetiva, basándose en sus propios prejuicios, ideas preconcebidas e intereses propios.

Les gusta manipular

Para satisfacer sus propias necesidades.

Son saboteadores natos

Son capaces de decirte de manera directa que esto no lo vas a conseguir, que esa persona no es para ti… sabotean ilusiones, planes, objetivos que ellos ni de lejos se plantean.

Cero autocrítica

Les cuesta mucho, muchísimo asumir sus errores, o reconocer que se han equivocado, nunca se paran a analizar las situaciones que muchísimas veces ellos mismos han provocado.

Son infelices

Se percibe en ellos un aura de infelicidad. Les cuesta disfrutar de las pequeñas cosas, se frustran fácilmente, la envidia no les deja pasar página, están constantemente pendiente de los otros, tratan de aparentar, se comparan, juzgan, critican, les falta ese tacto y empatía que su propio ego no deja salir.

Si quieres leer más sobre la felicidad, mira este artículo sobre cómo puedes sentirte más feliz y disfrutar más.

Si tras leer el listado, has identificado que esa persona podría tratarse de una persona tóxica, ya lo sabes. Toma medidas y no dejes de leer también nuestros artículos sobre cómo saber si de verdad estás en una relación tóxica y los tipos de relaciones tóxicas que podemos encontrar.

Y como siempre os aconsejamos, si crees que tu calidad de vida está viéndose afectada por gente tóxica y crees que ha llegado el momento de pedir ayuda, te aconsejamos que acudas a un profesional. Desde el IEPP estaremos encantados de acompañarte en el camino.

3.5 2 votes
Valoración

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
4 Comments
Oldest
Newest
Inline Feedbacks
View all comments
Criss
Criss
23 julio, 2020 4:50 pm
Valoración :
     

Me encanto mucho este article ya que no’s enseña como indentificarnos a nosotros mismo

Pepi
Pepi
3 agosto, 2020 11:58 pm
Valoración :
     

Tengo a mi hija, k es una persona tóxica. Es una pena. He intentado ayudarla pero, no sé deja.. Ya no sé k más puedo hacer. Soy el foco de todas sus irás,

También te puede interesar

Estrés Crónico

En nuestro post acerca del estrés, ya os explicamos de forma general su definición, los síntomas comunes que provocan, las posibles causas que lo originan,…

Agorafobia, cuando salir de casa se torna imposible

"María seguía un tratamiento farmacológico desde hacía cinco años por problemas de ansiedad. En el momento en que acudió a terapia para recibir tratamiento tenía…