caracteristicas relaciones toxicas

¿Cómo puedo saber si estoy en una relación tóxica?

Sonia CastroSonia Castro (Psicólog@)

Veamos el ejemplo de un caso real

“Jamás pensé que podría pasarme a mí. Siempre me he considerado una mujer con cierta inteligencia emocional y con una buena autoestima, y es que todo cambió cuando conocí a Alejandro al cumplir 32 años.

Lo conocí en el trabajo. Fue un flechazo, en la primera junta, lo vi entrar a la oficina y mi corazón dio un vuelco. Para mi buena suerte, Alejandro y yo estábamos en el mismo equipo.

 Era un trabajo demandante, bajo mucha presión, pero pasaba muchas horas a su lado y viajábamos juntos por todo el país. Lo admiraba, me hacía reír, coqueteábamos todo el rato y, a las pocas semanas, pasamos nuestra primera noche juntos.

 Descubrí que él era muy intenso y desde los primeros días de la relación, se mostró algo celoso y posesivo. Me decía: “eres mía y te quiero sólo para mí”. Al principio me parecía romántico, pero de pronto, él cumplió su palabra. Sin darme cuenta, comencé a alejarme de todos mis amigos y también de mi familia.

 No me dejaba salir sola con nadie y se las ingeniaba para que no fuera a eventos sociales sin que él estuviera a mi lado agarrándome de la mano. Era común que me hiciera cierto chantaje emocional afirmando que no entendía que estuviera igual de bien sin que estuviera en su compañía.

 Aunado a esto, a los pocos meses me dijo que no estaba contento ni satisfecho con la forma y el tamaño de mi pecho y que quería que me operara para aumentarlos. No le di importancia a su propuesta, pero cada vez que le era posible, lo sacaba como tema de conversación.

 Cuando quería, era un persona encantadora. Con lágrimas en los ojos, después de tener relaciones sexuales, me decía “te amo”. Me  llenaba de halagos. Me colmaba de regalos. Me invitaba de viaje a lugares hermosos. Me cuidaba. Pero otras veces, un simple mensaje en mi móvil, podía desatar su furia.

 Al año de estar juntos, decidí terminar la relación ya que me enteré de que Alejandro había tenido otras relaciones con otras mujeres paralelas a la nuestra.

Cuando se lo dije, Alejandro lloró mucho. No me pidió disculpas, me pidió ayuda. En lugar de justificarse, aceptó que había sido un mal hombre. Me contó que eso lo había aprendido de su padre y que se odiaba por hacer lo mismo. Me suplicó una y otra vez que no lo dejara, que quería cambiar y quería hacerlo por él y para no perderme, porque realmente estaba enamorado de mí y quería formar una familia conmigo.

 Me sorprendió su reacción y finalmente le di una segunda oportunidad. Las primeras semanas después de esa conversación, él era un príncipe azul. Yo le insistía que fuera a terapia, pero nunca lo hizo.

Mientras tanto, yo veía cómo su comportamiento era otro y creía que era posible amarlo de manera sana, pero a los pocos meses se acabó.

Regresaron los celos, la posesión, la agresividad, sus humillaciones, sus infidelidades, los chantajes, la manipulación.

Entonces me di cuenta de que había dejado mi vida de lado por Alejandro. Estaba cansada de su posesividad y de todas las escenas vergonzosas debido a sus celos constantes.

Me molestaba su agresividad y no entendía sus chantajes y manipulaciones. Me revisaba el móvil y el portátil.

No era feliz y yo no quería una relación así, pero cada vez que decidía terminar, Alejandro lloraba y regresaba a su discurso de estar harto de ser un mal hombre. Lo perdonaba de nuevo. Yo caía una y otra vez, cegada, creyendo que, muy en el fondo, era un buen hombre y tenía intención de cambiar…”

Escuchar que una persona está inmersa en una relación tóxica o leer información acerca de este tipo de relaciones, últimamente parece que es bastante habitual. No es la primera vez que nosotros hablamos sobre este tema y es que por desgracia es más común de lo que debería.

En nuestro podcast número 32 profundizamos sobre ello y también en artículos de Cómo superar la Dependencia Emocional y Dependencia Emocional no es Amor, hoy vamos a centrarnos es los síntomas que suelen darse en este tipo de relaciones y cómo saber si una relación es tóxica o no. 

Características para Identificar una relación tóxica

Ahora presta mucha atención a los siete puntos que detallamos en este apartado ya que si sientes que están presentes en algunas de tus relaciones, quizá deberías pararte a pensar si esa relación es tóxica o no.

Sientes que nunca haces nada bien y que continuamente te equivocas

Te has acostumbrado a recibir ciertas burlas y humillaciones por parte de la otra persona y a sentir que no haces las cosas como deberías y además te avergüenzas muchas veces por ello.

Tienes la sensación de que todo gira en torno a la otra persona y nunca sobre ti

La otra persona no te presta la atención necesaria, no se centra en tus sentimientos, apenas tenéis conversaciones reales, de verdad, cara a cara en la que se consideren tus puntos de vista y tus opiniones.  En lugar de ello, siempre terminas cediendo y aceptando todo lo que la otra parte piensa.

Pocos momentos en los que de verdad disfrutáis juntos  

Cada día es una sorpresa y un desafío diferente. No te atreves a proponer ciertas actividades de ocio por miedo a que no sean del agrado de la otra persona, y esto se vuelva en tu contra y no en una oportunidad de disfrute.

No te muestras natural, ni eres 100% de verdad

Cerca de esa persona, no te sientes libre para decir lo que de verdad piensas, para hacer lo que de verdad te apetece hacer, ni para sentir de una manera libre. Te cohíbes, interpretas, actúas.

Llega un momento en el que no te reconoces, es como si fueras un reflejo de lo que a la otra persona le gusta o cree que le gusta y de esto también se han dado cuenta otras personas cercanas a ti que llevan tiempo avisándote.

Te sientes anclad@, estancad@ y sin capacidad de crecer

Cuando has tenido ganas de cambiar o de mejorar algo personal (retomar antiguos estudios, apuntarte al gimnasio, aprender un tercer idioma…), la otra persona no se ilusiona e incluso le molesta que lo hagas. Nunca te muestra su apoyo y puede insistir en que desistas en la idea de mejora.

Te sientes una propiedad y en exclusividad

A la otra persona le molesta, te lo dice abiertamente o incluso te prohíbe quedar y salir con otras personas, amigos o familiares y fuese como si únicamente pudieras estar junto a él o junto a ella.

Sientes que te chupan la energía

Percibes que a lo largo del día, según van pasando las horas, la energía con la que te levantas, tus ganas y tu optimismo va disminuyendo y es como si esa persona te dejara si batería y sin fuerza.

Estos son sólo siete puntos que pueden darse en las relaciones tóxicas, pero por supuesto que hay más.

Si ya has entendido y aceptado que eres parte de una relación de este tipo, el primer paso ya lo has dado, ahora toca ponerse manos a la obra para cambiarlo. Si no haces nada y dejas que pase el tiempo, la cosa empeorará y será mucho más difícil superarlo y salir de esta relación. 

Si las dos partes estáis de acuerdo y hay un compromiso de cambio, la terapia de pareja es un método muy efectivo para trabajarlo, puede ser que la relación no tenga arreglo, que el  vínculo se haya terminado y lo que necesites sea un proceso terapéutico individual y personalizado para trabajar tu autoestima y aprender ciertas cosas importantes de cara a mantener futuras relaciones.

Sea cual sea tu necesidad, si no te sientes feliz, satisfech@, plen@ en tu relación, solicita ayuda de un profesional. En el IEPP ponemos a tu disposición a nuestro equipo de psicólogos expertos online a través de nuestra entrevista inicial gratuita para ayudarte en cualquiera de tus necesidades.

No lo pienses más y solicita ya una orientación sin compromiso. Anímate a dar el paso y deja que la Psicología Positiva entre en tu vida para mejorarla.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Tipos de Soledad

No es lo mismo decir “me siento solo” (loneliness) que “estoy solo” (alone), tampoco es lo mismo sentirse solo siempre que hacerlo puntualmente, es diferente…

Personas con Alta Sensibilidad: PAS

“No le digas nada, que ya sabes que con lo sensible que es, le va a afectar muchísimo…” Índice1 Definición2 Características3 ¿Cómo actuar ante una…