sindrome de estar quemado

Síndrome de Burnout: Síndrome de estar quemado

Sonia Castro Sonia Castro (Psicó[email protected])

6 octubre, 2020

En este artículo vamos a detallar qué es y en qué consiste lo que se conoce como Síndrome de Burnout, sus síntomas principales, cómo prevenirlo y qué se puede hacer si esto está pasando y la persona busca un cambio.

“7:00. AM. Suena el despertador, otra vez igual, cero ganas de ducharme y de empezar el día, si pudiera quedarme un ratito más en la cama, es que estoy tan cansada…

Total, si no voy al trabajo, seguro que casi nadie lo nota… tras 15 años en la empresa, parezco invisible, eso sí cuando toca pedir un favor bien que acuden a mí, y yo como soy incapaz de negarme, pues voy y lo hago…¿ y realmente valoran mi esfuerzo? Por supuesto que no.

Si es que da igual lo que haga o lo que diga… Es imposible cambiar, y así ¿¿cómo pretenden que me sienta motivada?? Si llevo 3 meses sin hablar y sin tomarme un café con mi superior, si no se ha enterado que mi madre sigue muy malita, si todo lo que me dijeron en la última reunión no se ha cumplido, si me entero de los nuevos proyectos por terceras personas…

Parece mentira, con la ilusión con la que empecé, con las ganas de promocionar que tenía… y mírame ahora, haciendo horas sin parar, con la cara de seta todo el día, con estas ganas de llorar cuando me preguntan si me siento contenta con mi trabajo…

Si me tocara la lotería… a la mierda la empresa! Vaya losa, vaya carga… no puedo más... “

¿Qué es?

El Síndrome de Burnout es la sensación de estar desmotivado en tu trabajo, sin ganas, sin ninguna motivación, sin ilusión, sin energía al empezar la jornada laboral, con la idea de que lo que la persona hace no sirve para nada y sin ninguna esperanza de que la situación pueda cambiar.  

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso en Mindfulness y Gestión Emocional

Apúntate y descubre técnicas para trabajar la inteligencia emocional y la atención plena.

Recibir Regalo

Causas y Síntomas

Así pues los síntomas y las causas más habituales y comunes que encontramos en las personas que padecen el Síndrome del Quemado son:

  • Dedicarse a profesiones con una clara tendencia a la vocación: enseñanza, profesionales sanitarios…
  • Mala y escasa organización de las tareas a realizar: Desorden de prioridades, falta de protocolos, falta de información, mala comunicación interna…
  • Falta de apoyo externo: ausencia de una persona ajena y neutral a la que acudir en caso de dudas, incidencias, problemas, bloqueos, conflictos…
  • Sensación de soledad y de aislamiento por parte del trabajador: No hay trabajo en equipo. Individualismo.
  • Sobrecarga de tareas: Muchas cosas que hacer en poco tiempo. Darle prioridad a la cantidad que a la calidad.
  • Asumir tareas y funciones que a priori no te corresponden: Decir siempre que “si” a todo.
  • Clima laboral rígido y duro: La persona se siente encorsetada, sin poder mostrarse de manera natural y relajada.
  • Baja percepción de autonomía y de toma de decisiones: Mi opinión no cuenta para nada y lo que hago me viene impuesto, independientemente de lo que yo pueda considerar.
  • Pérdida de control interno, falsa creencia de que mi vida laboral no depende de mí, ni de lo que yo haga: La persona termina creyendo y aceptando que su trabajo siempre viene determinado por factores externos imposibles de cambiar.
  • Baja autoestima.
  • Estado de ánimo depresivo.
  • Poco espacio para el humor: para la risa, para el descanso y para la creatividad en el entorno laboral.
  • Trabajo monótono: rutinario, sin cambios ni nada espontáneo.
  • Agotamiento y cansancio excesivo físico y mental: La persona se siente realmente destrozada al terminar el día.
  • Sufrir ansiedad por las mañanas: de manera constante y habitual todos los días.
  • Mala gestión emocional: la persona siente que salta a la mínima, que tiene reacciones desproporcionadas de enfado, de ira…
  • Alto nivel de estrés laboral.

¿Quieres conseguir manejar mejor las emociones y aprender a limpiar la mente de tanto ruido? Descubre más sobre nuestro curso de mindfulness.

Tratamiento  

Como siempre os decimos, antes de hablar de tratamiento, lo primero, primerísimo de todo es que la persona que lo sufre sea consciente de ello y que de una vez por todas reconozca y acepte lo que le está pasando.

Una vez aceptado e identificado al trabajador quemado lo más recomendable es que se acuda a un profesional para trabajar, a través de un proceso de terapia, diferentes objetivos terapéuticos tales como:

  • Recuperar el control interno en relación a qué quiere hacer y conseguir la persona en su vida laboral y profesional.
  • Valorar diferentes alternativas y otras posibilidades que puedan darse y que no se han planteado todavía dentro o incluso fuera de su empresa. 
  • Mejorar la autoestima, ganar seguridad en uno mismo y reforzar la autoconfianza.
  • Trabajar la asertividad para poder expresar libremente lo que la persona piensa, cree y siente y también para poner límites claros y aprender a decir que no.
  • Abordar miedos incapacitantes relacionados con el futuro, con la pérdida del empleo, con la incertidumbre…
  • Mejorar la gestión emocional.
  • Trabajar las habilidades sociales.
  • Trabajar la expectativas desajustadas y la posible idealización del trabajo deseado
  • Fomentar la búsqueda y potenciación de emociones positivas en otras facetas que no sean la laboral: relaciones sociales, vida en pareja, aficiones personales, hobbies, vida familiar…

Practica Mindfulness y Mejora el Manejo Emocional

5 pasos prácticos para iniciarse en la atención plena

Conoce las principales claves del Mindfulness y aumenta el bienestar con sencillos pasos para aplicar en el día a día.

Descargar Guía

Prevención

Si crees que como trabajador puedes llegar a caer en el Burnout o si eres empresario y quieres que tus trabajadores y empleados no caigan en él,  hay ciertas estrategias que puedes llevar a cabo en tu rutina diaria de cara a su prevención. Y es que como dice la conocida frase “Más vale prevenir, que curar…” Toma nota:  

  • Cuidar y arropar el talento
  • Comunicación bidireccional, hablar, dialogar con todos (todos sin excepción) los trabajadores… y sobe todo ES-CU-CHAR.
  • Comprender a través del diálogo y de la comunicación por qué esa persona se siente así y tratar de entender de dónde viene su comportamiento… y es que siempre hay una causa, hay dedicar tiempo a encontrar la causa, los por qué…
  • Claridad y transparencia total en relación al crecimiento y desarrollo individual y a la promoción de la persona.

Aumenta la confianza y seguridad en ti [email protected]

Descubre y aprende herramientas prácticas en una clase de nuestro programa formativo

Ver Clase (Gratuita)

Si tras leer nuestro post te has sentido totalmente identificado, tranquilo, tranquila, este Síndrome es muy habitual, más de lo que seguramente te imaginas, lo trabajamos muchísimo en consulta y por supuesto que sí hay una solución.

Así que si quieres hacerlo, no esperes más y solicita una orientación con nuestros expertos para empezar a buscar juntos otras alternativas y poder sentirte un poquito mejor y dejar de vivir quemado o quemada.

¿Curamos las quemaduras? En el IEPP nuestros profesionales expertos, gracias al MÉTODO FORTE, te aportarán todo lo que necesitas.

Sonia Castro
Sonia Castro

Licenciada en Psicología por la UAM. Especialidad clínica y de la salud. Centrada en el campo de las relaciones personales. Compagino mi vida profesional con mi gran afición, la escritura, redactando para distintos blogs y con dos libros publicados. Actualmente orientadora/responsable de atención al alumno en el IEPP.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…