destimia

Distimia: ver la vida en blanco y negro

Dafne Cataluña Dafne Cataluña (Psicó[email protected])

11 septiembre, 2020

¿Qué es?

La distimia o depresión persistente es un trastorno del estado de ánimo, poco conocido pero muy frecuente y aunque sus síntomas son leves pueden prolongarse mucho en el tiempo.

El término dysthymia fue empleado por primera vez por James Kocsis en los años 70, también llamado “neurosis depresiva” o “depresión neurótica”. Las personas que sufren distimia han considerado la tristeza constante como parte de la vida, se pasan mínimo dos años con un vacío y sensación de que algo le falta, no hay colores en su vida, solo blanco y negro, y a menudo todo tiende a ser del color oscuro.

A veces confundimos la distimia con características de la personalidad: “No, él es así” “ es un amargado” “no le gusta salir y divertirse” pero en muchas ocasiones puede estar escondida una depresión persitente que si no tratamos a tiempo llega a convertirse en trastornos más graves como un trastorno depresivo mayor u otros trastornos de ansiedad.

Síntomas

Las principales características de este trastorno son:

  • Pobre conciencia del estado de ánimo.
  • Baja autoestima.
  • Irritabilidad permanete.
  • Incapacidad para ver el lado bueno de las cosas.
  • Darle vuelta a todo (rumiación).
  • Falta de concentración.
  • Desinterés por las personas, por lo social.
  • Incapacidad para identificar emociones.
  • Apatía.
  • Abulia (ausencia de ganas para hacer actividades).
  • Anhedonia (incapacidad para experimentar placer).
  • Desesperanza para el futuro.
  • Desilusión con su estilo de visa.
  • Hipersomnia o Insomnio.
  • Hipersensibilidad al rechazo.
  • Ansiedad por comer: llegando a comer compulsivamente o falta de apetito.
  • Sentimientos de culpa.
  • Somatizaciones: problemas digestivos o fatiga crónica.

Causas

  • Factores psicosociales: pérdida de empleo, rupturas de relaciones, fallecimiento de un ser querido u otras pérdidas emocionales, cuidados negligentes o falta de afecto en la infancia.
  • Factores genéticos: deficiencia de “ la hormona de la felicidad”: serotonina y también de dopamina y noradrenalina en el sistema nervioso central.
  • Sufrimiento de adicciones.
  • Enfermedades crónicas, por ejemplo la fibromialgía.

Consecuencias

Las personas con distima normalmente están durante años sin ser tratados por la baja intensidad de los síntomas y esto hace que derive en otros problemas:

  • Mala calidad de vida: dormir y comes a deshoras, no entender una rutina.
  • Abuso de sustancias o alcohol
  • Trastorno Depresivo Mayor: es otro trastorno del estado anímico pero con síntomas mucho más graves como la incapacidad de salir de la cama en todo el día.
  • Ideas suicidas.
  • Problemas en el trabajo o en la escuela: baja productividad.
  • Dificultad para mantener relaciones y conflictos familiares
  • Trastornos de la personalidad.

Aumenta la confianza y seguridad en ti [email protected]

Descubre y aprende herramientas prácticas en una clase de nuestro programa formativo

Ver Clase (Gratuita)

Tratamiento

En el caso de la distimia, la mejor formula de tratamiento es principalmente la psicoterapia acompañada si llega a ser necesario de un tratamiento psicofarmacológico, prinncipalmente con inhibidores selectivos de serotonina (ISRS) dependerá siempre de distintos factores como la gravedad de los síntoma o el deseo de abordar problemas emocionales.

En niños y adolescentes como primer tratamiento es altamente recomendable solo la psicoterapia (terapia del habla) o conciencia plena (Mindfulness. La distimia es un trastorno que engloba distintas problemáticas: deterioro del funcionamiento físico, estigmas sociales, baja autoestima, cambios en la perspectiva temporal, imagen corporal alterada, pensamiento negativo, etc.

En el mindfulness, Coffey y Hartman (2008) describen elementos importantes para lidiar con la distimia:

  • Autorregulación emocional: genera una apertura y conciencia emocional, el objetivo es observar la experiencia que nos indica la emoción, de modo que las emociones como la ira no cieguen ni limiten nuestra conciencia plena de lo que está aconteciendo.
  • Desapego: se basa en el desprendimiento, en no aferrarse, en dejar ir. Tiene lugar en una mentalidad ecuánime, donde no exista división, sino que se genere respeto y amor hacia todos los seres.
  • Rumiación cognitiva: Es un elemento que predomina no solo en la depresión sino también en la ansiedad o el trastorno obsesivo-compulsivo (entre otros). Existe evidencia de que la práctica de la atención plena disminuye la rumiación en los pacientes, lo que conlleva una mejora significativa y facilita la recuperación.
  • Intencionalidad: poner atención en el presente es una facultad natural del ser humano, es necesario que exista intención para que la práctica pueda desarrollarse.
  • Inconsciencia: cuando nos encontramos en total ausencia de Mindfulness entramos en lo que se denomina como inconsciencia. Esta puede verse reforzada por mecanismos de defensa, como cuando nos negamos a atender a una emoción o pensamientos que nos resultan incómodos.
  • Piloto automático: momentos de la vida donde no somos conscientes de lo que está sucediendo a cada instante, la mente divaga sobre el pasado o el futuro. Desde el mindfulness se resalta la importancia de dejar el piloto automático para que podamos controlar nuestra vida desde el presento y siempre atentos a lo que ocurra a cada instante.

En resumen para la distimia es importante buscar ayuda de familiares y amigos, especialmente en momentos de crisis, buscar tratamiento ante el primer signo de un problema para ayudar a evitar que los síntomas empeoren y pensar en la posibilidad de obtener tratamiento de mantenimiento a largo plazo, pata evitar una recaída de síntomas.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Acatisia: el motor interno

“Las piernas se me mueven cuando estoy sentado en el trabajo, incluso durmiendo, siento un cosquilleo y la única forma de pararlo es moverlas, moverlas…

Venganza: “ojo por ojo”

Es un sentimiento o emoción que nos ha perseguido a través de la literatura o del cine: Alejandro Dumas en el Conde de Montecristo que…