tipos de soledad

Tipos de Soledad

Dafne CataluñaDafne Cataluña (Psicólog@)

No es lo mismo decir “me siento solo” (loneliness) que “estoy solo” (alone), tampoco es lo mismo sentirse solo siempre que hacerlo puntualmente, es diferente cuando buscamos la soledad que cuando ella nos encuentra, también puedes sentirte solo en una relación de pareja pero no estarlo en otras relaciones de familia o amigos, puedes estar atravesando una época de soledad o llevar años sintiéndote así.

La soledad es un concepto muy amplio por eso es importante su clasificación:

Soledad Existencial

“¿Qué somos? aparte de un nombre, de una forma, de una probable cuenta bancaria, de una destreza, aparte de todo eso ¿Qué somos? ¿Hay temor? ¿Hay ansiedad, codicia, envidia? ¿Adoramos alguna imagen creada por el pensamiento? ¿Nos estamos aferrando a algún concepto?  Nuestros hábitos, nuestras insensateces, la cháchara interminable  que tiene lugar en nuestra mente, todo eso somos” 

Krisnamurti

La soledad existencial hace referencia a una sensación de vacío, de no tener nada, no es exactamente la desesperación sino, una sensación de vacuidad y frustración, seguramente conoces este sentimiento, pues todos hemos pasado por él  en algún momento y ocurre porque, cuando naces vas a adoptando unos valores y creencias impuestas, muchas veces no eres libre de elegir tu pensamiento, por ello llega un momento que este tipo de soledad puede invadirte. Se trata de una emoción que se mezcla con la duda existencial de para que vives y que es exactamente lo que te conecta con otras personas.

“Lo fascinante de cualquier forma de arte, ya sea el resultado bueno, mediocre o terrible, es que nunca será perfecta. Al acabar estás empujado a intentarlo de nuevo”. La vida misma es así: siempre volver a empezar”

Woody Allen

Soledad Emocional

Es aquella que surge al proyectar en otros grandes apegos, altas expectativas y esperanzas y el resultado es un sentimiento de vacío en esas relaciones. Puedes sentir soledad por la ausencia física de una pareja, de un padre o de un hijo pero también puedes experimentar esta falta aún teniendo a esas personas cerca: puedes estar acompañado y sentirte solo, un ejemplo de soledad emocional es llevar en una relación de pareja meses o años y no encontrar apoyo ni compromiso, este tipo de soledad abarca mucho más que una sensación de vacío existencial.

Es una soledad no elegida, no parte de ti mismo, y la palabra “comprensión” se vuelve relevante para entender esta soledad, es sentir que no te falta nada y al mismo tiempo todo. La causa del origen de una soledad emocional puede ser desde estar en una relación de pareja donde tu pareja realmente te hace sentirte así por sus actitudes y comportamientos  o porque está en ti, en tus inseguridades y en tu falta de autoestima  y otra causa puede ser porque la insatisfacción se ha instaurado en ti y todo te parece poco y mal.

Sea cual sea la causa, la realidad es que el amor se ha sustituido por el dolor, y la relación difícilmente podrá ser buena, lo más importante es que conozcas su origen y trabajes en ello cambiando conductas y/o pensamientos.

Soledad Positiva

Sólo se puede ser uno mismo mientras se está solo: quien, por tanto, quien no ama la soledad tampoco ama la libertad; pues únicamente si se está solo se es libre” 

Arthur Schopenhauer

Hablamos de soledad positiva cuando te reencuentras contigo mismo, cuando no hay carencia ni ausencia de algo, cuando estás solo pero te sientes completo. Es aquella que te permite descubrir quien eres, la soledad voluntaria, la que eliges.

El International Journal of Ageing and Later Life, publicó un artículo donde existía  una sección, titulada “La posibilidad de la soledad positiva”, argumentó que la soledad, el silencio y la privacidad pueden verse como requisitos necesarios para numerosos beneficios: recuperar energía, conectarte con tus emociones, volverte más productivo, desarrollar independencia y disfrutar de las relaciones sociales.

Aislarte ocasionalmente puede ser saludable, convivir contigo mismo te da la oportunidad de conocerte, da rienda suelta a la creatividad, potencia tus fortalezas y trabaja en tus debilidades. El autoconocimiento te da seguridad, fuerza y por lo tanto, tu autoestima sube, tener esos momentos contigo mismo hace que tus relaciones se vuelvan sanas, fuertes y duraderas.

Soledad Transitoria

“La novedad es un nuevo tipo de soledad” 

Wendell Berry

Es normal que te sientas solo cuando has acabado una relación, cuando te has mudado a otro país o cuando acabas de comenzar un nuevo trabajo, a esto llamamos soledad transitoria, a un estado de ánimo esperable ante algún acontecimiento, es de naturaleza temporal y sus causas están en el ambiente. No es positiva porque no te hace sentirte bien ni encontrarte, sino que deseas no sentirte así y sufres por ello. Los investigadores del Departamento de Psquiatría de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) analizaron que la soledad transitoria puede provocar efectos dañinos en la salud.

Para que este sentimiento no se cronifique es importante adoptar conductas hacia el mismo, por ejemplo descubrir nuevas aficiones o retomar antiguas, apuntarse a algún deporte o a actividades que te motiven, desarrollar habilidades sociales mediante esfuerzo hasta que se llegue a la creación de nuevas relaciones y esta sensación desaparezca.

Soledad Crónica

“Las soledad es un buen lugar para encontrarse, pero uno muy malo para quedarse”

Este tipo de soledad se caracteriza porque no depende de un contexto ni de una situación  concreta sino que  la soledad se ha adueñado de ti. Esto ocurre cuando tienes la incapacidad de conectarte con otras personas en un nivel profundo, cuando además siempre tienes presente un sentimiento muy grande de aislamiento independientemente de donde estés y con quien estés, por ejemplo estás en una cena, rodeado de gente pero te sientes solo, en el trabajo tampoco encuentras la conexión con nadie, es como si vivieses en una burbuja y que nadie pudiese acceder a ella. Esta soledad deriva en síntomas como cansancio o fatiga que pueden volverse perjudiciales para la salud.

Este tipo de aislamiento se perpetúa en el tiempo, manteniéndose en diferentes ámbitos de tu vida, no significa que no vaya a desaparecer nunca ni que no puedas hacer nada para que se desaparezca dadas las condiciones adecuadas, puede ir debilitándose hasta desaparecer, pero esto cuesta más que en otras clases de soledad más circunstanciales.

Las personas que padecen esta soledad, descrita como el “síndrome de la soledad crónica” eligen el aislamiento como escape, no quieren involucrarse en situaciones sociales, se aislamiento solo les conduce a mas soledad por lo tanto se vuelve un círculo del que se requerirá la ayuda de un profesional para salir de él, trabajando principalmente en el desarrollo de las habilidades sociales y en el autoconcepto.

Dafne Cataluña
Dafne Cataluña

Licenciada en psicología y fundadora del IEPP en el año 2010. Desde entonces ha formado a cientos de profesionales en Psicología Positiva Aplicada, ha impartido conferencias y realizado actividades de divulgación como coordinadora del grupo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

Comentarios

avatar

También te puede interesar

Personas con Alta Sensibilidad: PAS

“No le digas nada, que ya sabes que con lo sensible que es, le va a afectar muchísimo…” Índice1 Definición2 Características3 ¿Cómo actuar ante una…

Problemas de Pareja: “Houston, Houston, mi relación se tambalea”

Hoy sigo escribiendo sobre un tema para mi tremendamente apasionante y en el que he estado mucho tiempo muy involucrada debido a mi experiencia trabajando…